Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA El fraude de los ERE La investigación judicial OPERACIÓN HERACLES VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es españa ABC Lanzas no podrá pagar aún su fianza para quedar en libertad M. B. SEVILLA Embargado, desembargado y vuelto a embargar. Así estuvo durante el día de ayer el exsindicalista Juan Lanzas, uno de los conseguidores de los ERE fraudulentos, que por el momento no podrá salir de prisión. El jueves, la Audiencia de Sevilla declaró nulo el embargo de todas las cuentas del conseguidor- -alguna, a nombre de sus padres- -y de su cuñado, Ismael Sierra, por entender que la juez Alaya no había motivado suficientemente el bloqueo del dinero y que, por tanto, se podían estar vulnerando derechos fundamentales. Sin embargo, y pese a esa decisión de la Audiencia de Sevilla, que abría la puerta a que Lanzas viese desbloqueadas las cuentas y pudiese pagar la fianza de 450.000 euros para salir de prisión, Alaya contestó de inmediato volviendo a decretar el bloqueo en cuestión horas. Según el sumario, Lanzas y su esposa movieron entre 2001 y 2012 sumas por valor de casi tres millones de euros cada uno. Consta que se compró hasta 16 viviendas, algunas de ellas pagadas en metálico. En el sumario consta también la afirmación de los padres de Lanzas a la Guardia Civil durante un registro: Mi hijo tiene dinero como para asar una vaca Juan Lanzas, a la puerta de los juzgados KAKO RANGEL Un abogado revela que los problemas de los ERE se arreglaban almorzando con Zarrías Carlos Leal, imputado por siete delitos, declaró ayer que Lanzas asistía a las comidas en la sede de la Junta andaluza MERCEDES BENÍTEZ SEVILLA Griñán: Cuando yo me vaya los pájaros seguirán cantando El presidente de Andalucía proclamó ayer que no va a apoyar a ningún candidato a su sucesión ni pública ni privadamente para no influir en las primarias. Cuando me vaya los pájaros seguirán cantando y, por lo tanto, cerraré la puerta y no condicionaré para nada el futuro subrayó en Málaga, parafraseando a Juan Ramón Jimánez. Es de dominio general la sintonía con su consejera Susana Díaz, para quien se entiende que Griñán ha diseñado a la carte este relevo exprés. No obstante, el presidente dijo que él no es quien para decidir algo así y que 40.000 personas se equivocan menos que una sola por muy importante que ésta sea La táctica que ayer empleó el abogado Carlos Leal- -imputado por siete delitos en relación con la trama de los ERE fraudulentos pagados por la Junta de Andalucía- -durante su larga declaración ante la juez Mercedes Alaya fue la de tirar hacia arriba. Y es que el abogado, al que la magistrada interrogó durante todo el día, aseguró que el que fuera consejero de la Presidencia y hoy actual diputado en el Congreso, Gaspar Zarrías, era quien solucionaba los problemas con las subvenciones. Durante su largo interrogatorio, en el que negó que por sus manos hubiera pasado dinero público, demostró llevar preparada su estrategia, pero también tener un gran conocimiento de lo que hacía el conseguidor Juan Lanzas (exalto cargo de UGT) Aunque, eso sí, quiso dejar claro que no tenía nada que ver con las tropelías de éste. Sin embargo, si llamativa fue la estrategia de Leal, más aún lo fue el interés demostrado por la juez en la su- puesta implicación del en su día todopoderoso consejero de la Junta. De hecho, la magistrada, que esta misma semana dictó el auto en el que imputaba a la exconsejera de Hacienda, Magdalena Álvarez y a diecinueve altos cargos y exaltos cargos de la Junta de Andalucía, preguntó directamente a Leal por la participación de Gaspar Zarrías en los expedientes de varias empresas. Y el imputado fue contundente al asegurar que el conseguidor Juan Lanzas siempre le decía que los problemas con las subvenciones se solucionaban con él. En la sede de la Junta En este sentido, el abogado sevillano llegó a hablar- -según explicaron fuentes judiciales presentes ayer en la comparecencia- -de que Juan Lanzas admitió que varias veces participó en comidas en la Casa Rosa (la antigua sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía) con Gaspar Zarrías y el empresario José María Ruiz- Mateos, un hijo de éste y algún conseje- ro más del Ejecutivo andaluz. En esos almuerzos supuestamente se solucionaron problemas de la empresa Dhul (que recibió posteriormente más de seis millones de euros de la Junta de Andalucía) y otras sociedades como Proasego (que obtuvo un incentivo de más de nueve millones de euros) o Primayor (antigua Cárnicas Molina) Leal señaló la participación del exconsejero y hoy diputado en el Congreso en los expedientes de estas compañías después de que la juez le preguntara por ello. Pero esta no es la primera vez que el nombre de Zarrías (diputado y que, por tanto, debería ser encausado por el Tribunal Supremo si hay indicios de delito contra él) aparece en el sumario. De hecho, cuando hace semanas se levantó el secreto del sumario se conoció que el chófer de la coca Juan Francisco Algarín, aseguró que Zarrías llamó en varias ocasiones al exdirector general de Trabajo, Francisco Javier Guerrero, para incluir intrusos en las prejubilaciones. En cualquier caso, en uno de sus informes la Guardia Civil decía que la relación de Lanzas con Zarrías era de difícil definición Sobre Ruiz- ateos, el imputado apuntó que cree que el empresario era quien cogía el dinero de las subvenciones para meterlo en un depósito a plazo fijo. Sin embargo, el le-