Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 5 DE JULIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 El Rey, flanqueado por la ministra Báñez y Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social, órgano con el que ayer se reunió Don Juan Carlos EFE La transparencia de la Casa del Rey Cosas que hay que saber ÁLVARO MARTÍNEZ La Zarzuela sigue abriendo puertas y ventanas... Y conviene recordar, sucintamente, las zancadas a favor de la transparencia que la Corona lleva avanzando, ya va para tres años, sin que alcance el eco merecido en quienes prefieren los susurros y los zascandileos a la contra. Y no hablamos de incienso, hablamos de información relevante. Primero fue la designación de un interventor, que la Casa no estaba obligada a tener. Seguidamente, y también por voluntad propia, se hicieron públicos los sueldos del Rey y del Príncipe, a disposición de todos los españoles en la página web oficial. Sin solución de continuidad, y tras dar a conocer lo que ganan el jefe del Estado y el Heredero, se daba asimismo audiencia pública, partida a partida, a los presupuestos totales de La Zarzuela. Y por último, hasta el momento, el empeño motu proprio de someterse a una Ley de Transparecia (a la que no está sujeta ni una sola de las monarquías europeas) que permitirá el conocimiento de todos y cada uno de los gastos de la Casa del Rey. Del más liviano al más oneroso. Todos. Ayer mismo, y tras el felón intento de utilizar la filtración del testamento de Don Juan para enturbiar el presente, se dieron más explicaciones sobre esa herencia y los dineros en el exterior (y su extinción) de un gran español que acompañó a su augusto padre al exilio en 1931. Como es sabido, los postres, como la traición, se despachan fríos; y a veces lo hacen antiguos sirvientes. En este caso, veinte años después del fallecimiento del Conde de Barcelona. Y, naturalmente, la explicación no convenció ni a los felones, ni a IU, ni a ERC, ni al BNG ni a UPyD, vanguardia del neo- republicanismo ibérico, o de recebo: 20 de 350 escaños, de entre los que ayer se pronunciaron. Echen cuentas, que estas son cosas que también hay que saber. ESPAÑA