Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABCdelDEPORTE Atletismo LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 abc. es deportes ABC Ryan Hall, durante el maratón de Nueva York ZUMAPRESS Ryan Hall vuelve a tener entrenador tras trabajar solo, guiado por pistas extraídas de la Biblia; la mayoría de los deportistas creen imprescindible un técnico físico para poder mejorar cesitas de alguien que te conozca, que dialogue contigo para que te lleve al límite aun cuando tú no quieras. Si lo consigue con Dios, enhorabuena, pero no conozco a ningún olímpico que se entrene solo, ni siquiera con un entrenador compartido El atleta que despidió a Dios LAURA MARTA MADRID Guías, aun en la distancia Porque radica en ese diálogo un factor único e indispensable. La confianza. Cuando no puedes más, te cohíbes, y es el entrenador el que te va a dar el impulso necesario, el que va a creer en ti cuando tú no lo haces. No sé cómo lo hará Hall, pero para mí es imprescindible. No tendría una medalla sin él asegura Maider Unda, bronce en Londres en lucha libre. Y ocurre en todas las disciplinas deportivas. Aunque Severiano Ballesteros aprendiera a golpear la pelota por trabajar en el campo como caddy, ya no existe golfista sin mentor, alguien que le indica ejercicios y le asesora sobre su técnica. A un nivel mucho más alto, hay gurús que cobran por dar un par de consejos para retocar algo, y en el circuito lo normal es que los de más arriba aconsejen a los de un nivel inferior o a sus propios compañeros. También en el ciclismo, deporte en el que a la competición se va como equipo, pero se entrena de forma independiente durante el año, los ciclistas reciben indicaciones de los kilómetros y de la mejor programación para equilibrar el calendario de carreras. Consejos o directrices que, aun en la distancia, intentan mejorar la carga de trabajo y el rendimiento del deportista. Quizá por todo esto, Hall recibió un último mensaje de Dios: Sentí que me decía que debía aprender y trabajar con un nuevo entrenador. Y por su sistema y metodología de entrenamientos contraté a Renato Canova T ras finalizar el maratón de Boston de 2011 con un tiempo de 2 h 4: 58, Ryan Hall se hizo el control antidopaje y rellenó la hoja con sus datos y con el nombre de su entrenador: Dios El atleta norteamericano había encontrado entre los No matarás, no robarás, honrarás a tu padre y a tu madre, santificarás las fiestas un de este modo correrás un maratón De los versículos, Hall entresacaba la fe necesaria para que los kilómetros le fueran más livianos, y de sus conversaciones con Dios, un plan de entrenamiento. Realmente lo necesitaba. Me despertaba por las mañanas, me ponía de rodillas y decía Dios, necesito tu ayuda. No sé qué hacer Y sus métodos, ortodoxos o no, le sirvieron para bajar en cuatro minutos su marca personal en apenas un año. Conversaciones espirituales, y mucha fuerza de voluntad es lo que necesitas para lograr algo así. Es algo sobrehumano que puedas crear y seguir tus pautas en soledad, aunque en tu cabeza hables con Dios dice Rafa Muñoz, acostumbrado a sesiones maratonianas en la piscina que, reconoce, no podría hacer solo. Tampoco Nicolás García, plata en taekwondo en Londres 2012: El ser humano siempre busca lo fácil. Sin tener un motivador que no sea tu cabeza, por naturaleza, deja de esforzarse. A un cierto nivel puedes hacerlo, pero ¿en la élite? ¿Y conseguir buenos resultados? Dudo Muy pocos son los ejemplos de deportistas que prefieren entrenarse solos, escasísimos los que lograron avanzar: Frank Shorter- -oro en maratón de los Juegos de Múnich 72- Joan Benoit Samuelson- -medallista olímpica en Seúl 84- -o Hendrick Ramaala- -ganador del maratón de Nueva York de 2004- -figuran entre estos elegidos. En la actualidad destaca el japonés Yuki Kawauchi, que se entrena en solitario un par de horas antes de empezar su jornada laboral como administrativo en el instituto de Kasukabe en la Prefectura de Saitama. En 2012 corrió diez maratones, y ganó seis de ellos; tres, en apenas mes y medio. Entrenarme por mi cuenta me da libertad, aunque tenga que asumir toda la responsabilidad. Voy a mi propio ritmo, sin presiones reconocía el atleta de 25 años, que logró en el maratón de Seúl de marzo su mejor marca personal, 2 h 08: 14. Raras avis que no necesitan de los ojos objetivos de un entrenador para saber si caminan en progresión o en retroceso. El atleta tiene una predisposición a cuidarse y a entrenarse, pero si quiere hacer modificaciones necesita de alguien para ajustarse. Incluso alguien tan experimentado como Chema Martínez, que lo sabe todo sobre su cuerpo y sobre el atletismo, busca un guía, un maestro que le muestre cómo se ve desde fuera explica Antonio Serrano, entrenador de Martínez, Pablo Villalobos o Alessandra Aguilar. Le acompaña en su afirmación Suso Morlán, entrenador del piragüista David Cal, cinco veces medallista olímpico: Es como ir a clase sin maestro. Puede que tengas los conocimientos, pero no los entiendes. Ne- Rafa Muñoz (nadador) Se necesita mucha fuerza de voluntad para entrenarte tú solo, aunque en tu cabeza hables con Dios. No podría