Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 abc. es deportes ABCdelDEPORTE 41 Copa Confederaciones Fútbol LA BOTA DE PANENKA Víctor Valdés se mostró muy seguró en sus salidas DAVID ÁLVAREZ INIESTA ES DE TAHITÍ Juega al fútbol como quien, habitante del paraíso, sabe que nada puede perder equivocándose Meriel, portero de Tahití, detiene un penalti a Scotti REUTERS L SU PORTERO DETUVO UN PENALTI Brasil despide a Tahití con todos los honores URUGUAY TAHITÍ ABC RECIFE 8 0 Tahití se siente campeona de la Copa Confederaciones pese a recibir 24 goles en tres partidos. Ayer, ante Uruguay, perdió por 8- 0, pero ha vivido los días más importantes para el país, orgulloso equipo que ha defendido al fútbol amateur en Brasil. Se despide, además, con otra gesta ya que su portero Meriel detuvo un penalti lanzado por Scotti y se festejó como si fuera un tí- tulo. En cierto modo lo era, al igual que el tanto que marcaron a Nigeria en el primer encuentro de este conjunto en una fase final. La selección oceánica se ha ganado la simpatía de todos los brasileños y del resto del planeta. Han ofrecido imágenes inolvidables como la celebración, precisamente, del único gol que han marcado en el campeonato o bien los regalos y collares que entregaban a sus rivales en cada encuentro. Con Uruguay, que se clasifica como segunda de grupo y se enfrentará el miércoles a Brasil, mantuvieron el tipo pese a irse al descanso con 4- 0. Abel Hernández, con cuatro tantos, fue el mejor de los sudamericanos. El camino hacia el título Semifinal Miércoles 26 Belo Horizonte. 21.00 h, Telecinco Semifinal Jueves 27 Fortaleza. 21.00 h, Telecinco España Jordi Alba, bigoleador Es la primera vez que meto dos goles. No es excusa, pero el calor era increíble y se ha notado a lo largo del partido Sin temor a los italianos Nunca hay que tener miedo a Italia y menos ahora. Hay que darle valor a volver a estar en una semifinal afirma Iniesta Agredecimiento de Valdés Del Bosque nos hace sentirnos importantes a los tres porteros. Me siento un privilegiado por poder estar aquí Brasil Uruguay Final Domingo 30 Maracaná. 00.00 h, Telecinco Italia ABC GRUPO B 16- 06- 13 17- 06- 12 20- 06- 12 20- 06- 12 23- 06- 12 23- 06- 12 España- Uruguay Tahití- Nigeria España- Tahití Nigeria- Uruguay Nigeria- España Uruguay- Tahití PT 9 6 3 0 PG 3 2 1 0 PE 0 0 0 0 PP 0 1 2 3 2- 1 1- 6 10- 0 1- 2 0- 3 8- 0 GF GC 15 1 11 3 7 6 1 24 GRUPO A 15- 06- 13 16- 06- 12 19- 06- 12 19- 06- 12 22- 06- 12 22- 06- 12 Brasil Italia México Japón Brasil- Japón México- Italia Brasil- México Italia- Japón Japón- México Italia- Brasil PT 9 6 3 0 PG 3 2 1 0 PE 0 0 0 0 PP 0 1 2 3 3- 0 1- 2 2- 0 4- 3 1- 2 2- 4 GF GC 9 2 8 8 3 5 4 9 España Uruguay Nigeria Tahití o realmente memorable del arrollador paso de España por esta Copa Confederaciones será Tahití. Desde que se supo que España jugaría contra ellos en Maracaná, empezó a escucharse y leerse algo que sonaba como una especie de consuelo: la selección volverá luego allí para una final contra Brasil, se decía. ¿Volver para qué? España ya estaba regresando a Maracaná aquel día contra los polinesios, 63 años después del Mundial que aguó una fabulosa fiesta en un templo gigantesco. ¿Volver después de la vuelta? La selección se plantaba de nuevo sobre el césped de una leyenda reconstruida, y en realidad no había mejor oponente para recordarlo luego todo. No resulta fácil encontrar muchos rivales tan a la altura como Tahití, recién aterrizados del paraíso. Bastó ver ayer a Andrés Iniesta tres minutos en el partido contra Nigeria. Estaba dentro del área, en un costado, cercado como acostumbra, y decidió acercarse un poco más a la portería a través de las piernas de un defensa. Duró lo que duran las cosas en una partida con la consola cuando se aprietan a la vez todos los botones a la desesperada. Pasó y hubo que ver las repeticiones para saber cómo había sido. Al verlo de nuevo, antes que interesarse por cómo lo ha hecho en realidad, uno se pregunta cómo es que lo ha intentado. Ahí es donde España se cruza con Tahití. Iniesta todavía juega como un niño, es decir, como quien, habitante del paraíso, sabe que nada puede perder equivocándose. En eso, y no en las fotografías de embarcaderos que terminan en aguas esmeralda, consiste el exotismo de Tahití. Lloraron el primer día que escucharon el himno en el estadio. Guiñaron a la cámara el segundo, el de Maracaná. Repartieron guirnaldas. Hicieron cola a la puerta del vestuario de España para pedir camisetas. Disfrutaron el fútbol. Como niños. Como Iniesta. Como España, que en muchos de sus ratos desprende la certeza de estar viviendo en un paraíso, el futbolístico, extraño para quienes crecimos con el codazo de Tasotti y el lamento por Al- Ghandour. Un lugar sólo al alcance de la gente de Tahití. Como Iniesta.