Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 abc. es españa ABC Los principales partidos no quieren cambiar el sistema JAVIER ARENAS VICESECRETARIO PP RAMÓN JÁUREGUI EJECUTIVA PSOE PEDRO AZPIAZU DIPUTADO DEL PNV Los fueros tienen dos grandes avales: el histórico y el de la Constitución El problema no es el cupo, sino el pacto Zapatero- ERC, que derivó en diferencias de financiación per cápita entre autonomías Acabar con el Concierto no es sensato ni responde a una necesidad del sistema de financiación autonómica, máxime cuando acabamos de dejar atrás una historia trágica de treinta años de violencia Se habla con desconocimiento de lo que supone el Concierto. Este sistema ha sido ratificado por la UE en su singularidad y además regula también la relación política del País Vasco con el resto del Estado PP y PSOE defienden los conciertos vasco y navarro como parte del pacto constitucional El PNV avisa de que no solo regula dinero, sino la relación política con el resto de España GABRIEL SANZ MADRID Los dos principales partidos de gobierno, PP y PSOE, no parecen dispuestos a eliminar el Concierto económico del País Vasco y el Convenio con el Reino de Navarra, porque consideran que, además de regular la relación económica, ambos marcos también regulan la relación política de esos dos territorios con el resto de España. El PP cree que el problema de las otras 15 comunidades no viene del sistema foral, mientras que el PSOE está dispuesto a analizar el cupo anual que pagan ambas comunidades al Estado por las competencias no traspasadas (Casa Real, Exteriores, defensa o infraestructuras) cuya no actualización está en el origen del agravio que denunció recientemente el primer secretario del PSC, Pere Navarro. ABC publicaba ayer un informe en el que se pone de manifiesto que en los dos últimos años la foralidad ha deparado al País Vasco un 40 más de recursos por habitante que la media del resto de España, y en el caso de Navarra llega al 70 más. Si se extendiera el sistema de concierto a las otras quince comunidades autónomas, tal y como se ha aplicado en estos 30 años, el Estado quebraría porque tendría que buscar 60.000 millones más al año para financiarse. El vicesecretario de Política Autonómica del PP, Javier Arenas, señaló ayer a ABC que cuestionar el Concierto económico vasco y el Convenio Navarro no es conveniente ni oportuno porque tienen dos grandes avales; uno, la propia Historia de España, y otro, que forman parte del consenso constitucional de 1978 Arenas dijo que el problema del resto de comunidades no viene del concierto sino del sistema de financiación autonómica que José Luis Rodríguez Zapatero pactó en 2007 con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) que ha derivado en diferencias de Producto Interior Bruto (PIB) por habitante entre las 17 comunidades autónomas. Ojalá señala, haya un nuevo acuerdo de financiación a finales de este año. Jáuregui y el final de ETA Por su parte, el miembro de la Ejecutiva del PSOE Ramón Jáuregui señaló a este periódico que quitar el sistema foral no es sensato ni razonable ni responde a una necesidad del sistema financiero autonómico máxime cuando acabamos de dejar atrás una historia trágica de 30 años de violencia A su juicio, el Concierto vasco y el Convenio navarro son un sistema histórico de relación con el Estado que incluso estuvo vigente durante el franquismo para Álava y Navarra y que la UE ha avalado en su singularidad por lo cual su eliminación es una línea roja que España no debería traspasar. Otra cosa añade, es perfeccionar el cupo anual y evitar que haya una competencia fiscal entre Navarra y el País Vasco con las comunidades limítrofes. Informe de ABC El cupo da al País Vasco un 40 por ciento más de financiación, y a Navarra un 70 por ciento Desde el PNV, el diputado Pedro Azpiazu señaló a ABC que el Concierto y el Convenio son bastante desconocidos y todo el mundo habla de oídas Azpiazu defiende un sistema de relación que viene del siglo XIX, que ha sido reconocido por la propia Unión Europea y que regula no solo los aspectos económicos sino también la relación política con el resto del Estado Azpiazu señaló que lejos del trato privilegiado a los vascos que se presume deriva del Concierto, lo que ha habido desde los años 80 es un olvido presupuestario del Estado respecto al País Vasco Si se aparta la inversión en la Y ferroviaria de los últimos cinco años, señala, que ya veremos cuando acaba la inversión del Estado en esta comunidad ha sido cercana al cero, no ha llegado al uno por ciento anual CHISPAS CURRI VALENZUELA CONCIERTO DE TODOS Cataluña tendría un régimen como el vasco si Pujol no lo hubiera rechazado ataluña disfrutaría hoy de un concierto económico similar al vasco si Jordi Pujol no lo hubiera rechazado; el sistema por el cual los vascos disfrutan de Hacienda propia y privilegios vedados al resto se incluyó en la Constitución gracias a C Jaime Mayor Oreja; la última renovación del Cupo, la que estableció que esa Comunidad aporte al Estado la mitad de lo que le correspondería, lleva la firma de José María Aznar presidente del Gobierno. Así que si ahora todos quienes cuestionan tamaña desigualdad entre regiones se ponen a buscar culpables, van a encontrarlos donde menos se lo esperan. Cuando los ponentes de la Constitución alcanzaron el acuerdo de reconocer el Concierto económico a País Vasco y Navarra se ofreció lo mismo al representante de CiU, Miguel Roca, pero cuando lo consultó con el máximo responsable de su partido, Pujol rechazó esa posibilidad. Pensó, por lo visto, que resultaba arriesgado comprometerse a financiar Cataluña solo con lo que recaudara su Hacienda. Pero de eso no hablan los nacionalistas catalanes cuando 35 años después reclaman un Pacto Fiscal que viene a ser lo mismo que el Concierto, otro capítulo más de una amnesia que ha excluido de los libros de Historia el dato de que Cataluña fue la Comunidad donde la Constitución se aprobó por mayor porcentaje de votos. Recuerdan también los ponentes de la Constitución la insistencia del PNV por reconocer los derechos históricos de sus tres territorios después de que Franco solo los mantuviera para Álava. Y se sabe que Adolfo Suárez no era partidario de plasmar en el Concierto esos derechos. Fue convencido por dos diputados de UCD: Jaime Mayor Oreja y Agustín Rodríguez Sahagún. En cuanto al Cupo, que establece los porcentajes que el País Vasco envía al Estado para financiar las competencias no transferidas, su gran renovación se plasmó en 2002 en un acuerdo que estableció esa cantidad en 1.035 millones de euros anuales. De haberse aplicado el Concierto de forma estricta, tendría que haberse fijado en 2.000 millones.