Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 24 DE JUNIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 ARTÍCULO DE ESPERANZA AGUIRRE JOSÉ MARÍA OLAZÁBAL Olazábal, con su trayectoria y sus triunfos, ha sido, en suma, el mejor heredero de los éxitos de Seve, y su ejemplo es un acicate para los estupendos jugadores españoles que hoy quieren emularles A José María Olazábal acaban de concederle el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, y todos los aficionados a los deportes en general y al golf en particular lo hemos celebrado con auténtica alegría. Y a mí, como aficionada y como jugadora de golf, me ha alegrado especialmente este premio a Olazábal porque sé el mérito que tiene conseguir todo lo que Chema ha logrado en su extraordinaria carrera como jugador de golf. Su palmarés es sencillamente apabullante. Ha ganado dos veces (1994 y 1999) el Masters de Augusta, que es uno de los cuatro grandes. Con el mérito de haber tenido que superar, entre una y otra victoria, una gravísima lesión que le puso al borde de la retirada y que le impidió jugar en 1996 y en casi todo 1997. Además, ha ganado seis torneos del Circuito PGA y 23 en el Circuito Europeo (es el octavo jugador que más torneos europeos ha ganado en toda la historia) Como amateur, con 20 años, ganó el British amateur. Ha ganado cuatro Ryder Cups como jugador del equipo europeo, y a la pareja que formaba con su gran amigo Severiano Ballesteros la llamaron en todo el mundo la Spanish Armada sólo que en este caso sí que resultó una armada invencible de verdad, porque todavía tiene el récord de victorias en la Ryder. A todo esto hay que sumar su extraordinaria actuación como capitán del equipo europeo en la edición de la Ryder 2012, la de la prodigiosa remontada en el campo de Medinah, en Chicago. Al empezar la última jornada Estados Unidos dominaba con un contundente 106. Pues bien, los europeos, capitaneados y espoleados por nuestro Chema, no se amilanaron, dieron la vuelta al marcador y se impusieron por un 14,5- 13,5 final. Chema nunca perdió la fe en la victoria, a pesar de la enorme ventaja que llegaron a tener los estadounidenses, y en todo momento dio muestras de su proverbial fortaleza mental, CARBAJO ROJO de su espíritu competitivo y de su capacidad de recuperación para transmitírselos a los jugadores, que gracias a él no cayeron en el desánimo, pese a llevar un marcador tan adverso. Y, además, tuvo el emocionante gesto de declarar que el que le había inspirado su manera de dirigir al equipo había sido Severiano Ballesteros, que había fallecido el año anterior, al que le dedicó la victoria. Olazábal, con su trayectoria y sus triunfos, ha sido, en suma, el mejor heredero de los éxitos de Seve, y su ejemplo es un acicate para los estupendos jugadores españoles que hoy quieren emularles. El golf es una magnífica escuela de vida por muchísimas razones. Una de ellas, y no la menos importante, es porque en un campo de golf se aprende a ser humilde. Es tan difícil jugar bien y depende de tantos factores, que nunca puedes estar seguro de obtener buenos resultados. Los aficionados estamos acostumbrados a ver cómo jugadores de la primera fila mundial pueden cometer en un hoyo errores de principiante. Y si eso les pasa a las primeras figuras, ¡qué no nos pasará a los demás! De manera que es muy difícil encontrar a un buen jugador de golf que no sepa que en su deporte, como en la vida, la humildad es una virtud imprescindible. Por eso todos los grandes jugadores de golf son siempre unas personalidades extraordinarias. Y entre estos grandes jugadores está, Un campeón Chema es muy vasco. Y como buen vasco siempre ha estado orgulloso de representar a España en todos los campos del mundo por derecho propio, José María Olazábal. Y las características que lo convierten en una persona extraordinaria nada tienen que ver con las que normalmente se asocian a los divos y a las grandes estrellas, aunque él sea uno de los más grandes. Al contrario. Chema es sencillo, sensible, gran amigo de sus amigos, luchador, perfeccionista, trabajador, constante y siempre agradecido a todos los que le ayudan y le han ayudado. Chema es muy vasco y tiene todas las virtudes que tradicionalmente se han asociado a los mejores vascos: es serio, discreto, noble, leal, amante de los suyos y de lo suyo. Y como buen vasco siempre ha estado orgulloso de representar a España en todos los campos del mundo. Fue muy emocionante escucharle hablar en vascuence a sus padres en las inteligentes y sentidas palabras que pronunció el día de 2009 en que ingresó en el Hall of Fame del Golf, ese sanctasanctórum donde sólo están los mejores de entre los mejores. Su caballerosidad en los campos es proverbial y es considerado por todos sus colegas como un tipo elegante, educado, amable y siempre de fiar. Eso es decir mucho en un medio donde abundan los grandes divos, que son tratados con infinita admiración por los millones de aficionados que tiene su deporte. Su fortaleza mental, su afán de superación y su espíritu de lucha fueron la clave para recuperarse de sus graves lesiones, que le amenazaron no sólo con no volver a jugar, sino incluso con quedarse con dificultades para andar. Mis felicitaciones a Chema Olazábal por este merecidísimo premio, mi agradecimiento por todas las satisfacciones que nos ha proporcionado a los aficionados españoles y mi admiración por todos sus éxitos deportivos y por su manera de ser, que es un modelo para todos. ESPERANZA AGUIRRE PRESIDENTA DEL PP DE MADRID