Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 DEPORTES DOMINGO, 23 DE JUNIO DE 2013 abc. es deportes ABC La destitución, el final de la aventura china de Camacho La Federación prescinde del técnico español, muy criticado después de una humillante derrota ante Tailandia Los almerienses celebran su primer gol, marcado por Aleix Vidal EFE PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL EN PEKÍN PLAY OFF DE ASCENSO El Almería vuelve a Primera J. A. M. El Almería logró ayer el tercer ascenso de su historia a Primera división al ganar al Girona (3- 0) en el partido de vuelta de la final del play off, triunfo que desató la fiesta de su afición hasta altas horas de la madrugada. El conjunto entrenado por Javi Gracia, que ya había cobrado ventaja en el duelo de ida (0- 1) dominó el encuentro y sentenció la eliminatoria con los goles de Aleix Vidal y Charles, dos partida doble. Dos temporadas después de abandonar la máxima categoría, los almerienses rubricaron el regreso y acompañarán en la élite a Elche y Villarreal, los dos primeros clasificados en la liga regular. Un éxito deportivo que tendrá el próximo curso una importante repercusión económica para la ciudad andaluza, estimado por los empresarios en 25 millones de euros. Tras casi dos años en el cargo, José Antonio Camacho ha sido destituido como seleccionador de China por una racha de malos resultados que han colmado la paciencia de los aficionados y la prensa. Según informó la televisión estatal CCTV, la Asociación China de Fútbol discutió el viernes por la noche la resolución del contrato con el técnico español, que aceptó la decisión y estaría negociando ahora una indemnización. El finiquito ha sido, precisamente, lo que ha retrasado el despido de Camacho y su equipo técnico tras la humillante derrota de la semana pasada ante Tailandia, por 5- 1 y en casa. A tenor del periódico en inglés China Daily Camacho fue fichado en 2011 por tres años con un sueldo de 2,8 millones de euros anuales, más 1,5 millones de euros para su equipo técnico. Por lo que queda hasta el fin de su contrato en verano de 2014, la Asociación China de Fútbol debe abonarle cinco millones de euros a Camacho y a su cuerpo de preparadores, así como pagar 2,2 millones de euros en impuestos. El técnico murciano, que había entrenado antes al Español, Osasuna, Real Madrid y a la selección española, llegó a China con el objetivo de clasificar a su equipo para el Mundial del próximo año en Brasil. Kamaqiao como se le conoce en mandarín, no sólo ha fracasado en el intento, sino que, además, China ha descendido desde entonces 26 puestos en la clasificación de la FIFA, del 95 al 109 que ocupaba en marzo, su posición más baja de la historia. Con él en el banquillo, el equipo nacional ha perdido once de los 20 partidos disputados, ganando sólo siete y empatando dos. Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido la goleada que una débil selección tailandesa, compues- ta por suplentes y juveniles, le endosó la semana pasada ante 20.000 espectadores en el estadio de Hefei, en la provincia de Anhui. Aunque el encuentro era amistoso, cientos de seguidores se plantaron ante las puertas del campo en una rara muestra de rabia colectiva en este país, donde la Policía reprime al momento cualquier manifestación. Pidiendo a gritos la dimisión de Kamaqiao hostigaron el autobús de la selección nacional al tiempo que coreaban su disolución. Para colmo, tan dolorosa derrota coincidió con el cumpleaños del presidente Xi Jinping, un reconocido forofo. Camacho no dudó en asumir toda la responsabilidad de la derrota mientras los medios y aficionados pedían su cabeza. José Antonio Camacho, en un entrenamiento con China FELIPE GUZMÁN