Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 TOROS DOMINGO, 23 DE JUNIO DE 2013 abc. es toros ABC La saga torera de los Manzanares El matador alicantino corta tres orejas y abre la puerta grande en su décimo aniversario de alternativa FERIA DE HOGUERAS PLAZA DE TOROS DE ALICANTE. Sábado, 22 de junio de 2013. Segunda corrida de feria. Lleno. Un toro de Carmen Lorenzo (1 y otro de San Pelayo (4 para rejones. Cuatro toros para la lidia a pie de Victoriano del Río, muy manejables. MANUEL MANZANARES, rejón trasero y descabello (saludos tras petición insuficiente) En el cuarto, rejón y descabello (oreja) ENRIQUE PONCE, de grana y oro. Estocada (oreja) En el quinto, pinchazo y estocada baja (ovación) JOSÉ MARÍA MANZANARES, de sangre de toro y azabache. Estocada corta fulminante (dos orejas) En el sexto, estocada en la suerte de recibir (oreja con petición de la segunda) Salió a hombros. José María Manzanares entusiasmó a la afición de su tierra y se marchó de la plaza en volandas le permiten festejar el aniversario saliendo a hombros. Participa en la fiesta familiar el joven rejoneador Manuel Manzanares, discípulo de Pablo Hermoso de Mendoza. El primero sale barbeando tablas pero no presenta luego graves dificultades. Se luce el caballero en recortes, quiebros y carruseles; arriesga en las cortas, en tablas. Rejonazo trasero: petición insuficiente. El cuarto se aquerencia en tablas y ha de emplearse a fondo para sacarlo de allí. Muestra clasicismo e ilusión juvenil. Rejón y descabello: oreja. Todo queda en la familia... FOTOS: EFE ANDRÉS AMORÓS ALICANTE T N: nCWN oda esta Feria de Hogueras, desde su cartel, gira en torno a José María Manzanares: esta tarde celebra los diez años de su alternativa, en esta misma Plaza. Es el tercer eslabón abuelo, padre e hijos de una importante dinastía taurina alicantina, caracterizada por el buen gusto, la elegancia natural y el empaque. Ha triunfado en todos los cosos pero todavía no había cuajado plenamente un toro, en su tierra. Esta tarde, con lleno total y público entregado, las reses de Victoriano del Río, muy manejables, Emotivo brindis Ponce brindó su primera faena a los Manzanares: al abuelo Pepe, a José María padre e hijo y a Manuel los defectos, aguanta coladas. No cabe hacer más. Mata mal. No merece José María Manzanares el apellido de un solo río sino de toda una confederación hidrográfica, apuntaba con su habitual ingenio el maestro Antonio Burgos. Lancea con gusto al tercero, un bonito burraco, que se mueve con alegría, transmite emoción. Se luce, como siempre, su gran cuadrilla. Brinda al público. José María lo aprovecha a modo: series templadas, elegantes, con ligazón y armonía, en esa línea clara (Luis Alberto de Cuenca) mediterránea, hasta que el toro quiere rajarse e improvisa dos molinetes de rodillas. Estocada corta fulminante: dos orejas. Lancea con empaque al sexto, que flojea, sale suelto. Buen puyazo de Cho- Magistral padrino En su dorada madurez, Enrique Ponce sigue pleno de afición, busca cuando los toros se lo permiten depurar cada vez más su estética. Fue padrino de alternativa de José María, siente por él especial estima. (Manzanares padre le dijo una vez a Ponce: Si tuviera un hijo torero, me gustaría que fuera como tú Recibe al segundo con buenas verónicas. Brinda Enrique a los cuatro Manzanares (abuelo, padre y dos hijos) con toda la Plaza puesta en pie: una escena emocionante. Lo recibe rodilla en tierra, traza limpios derechazos. Mejora al natural, con su gran facilidad, aunque el toro protesta. Lo cuida y le saca todo lo que tiene y más: labor magistral, deslucida sólo por la escasa fuerza del toro. Estocada: oreja. También flaquea el quinto, lo cuida Ponce con el capote. Brinda al público pero el toro es incierto, no se entrega, va a peor. Con su gran técnica, Ponce le tapa Yz 1 h 3 CFz 1 bhhFYYh y zVz! 3 RN N 1 YM CnN H ZZf Y 3 h RFTFYYh p Yhu bh? bh yz z h 1 YF bR T hF RHb 0 GX 0 0 GXT U O j GG wy Gt G z f O9 (X 39 9 (3 f OOOV! rlN 1 rV! 0.0 0. 0 54 1 3 122 O Y 3 h 1 RF b FRR bh bh colate. Quita por chicuelinas el sobresaliente Iván Pérez. Brinda José María a la Peña Tauro Joven de Alicante, que él está apoyando. Lo va metiendo en la muleta, dándole pausas; cuando el toro se entrega, borda el toreo a cámara lenta, por los dos lados, con gran facilidad y estética. Se raja a tablas y allí, hábilmente, enlaza elegantes circulares. Este toro ha tenido menos transmisión que el anterior pero el diestro ha estado también a gran nivel, en otra clave. En la suerte de recibir, deja un espadazo suficiente: otra oreja, con petición de la segunda (acierta el presidente al medir el premio) Da la vuelta al ruedo, con un niño torero de los tendidos de sol, en comunión absoluta con sus paisanos. Mientras José María, feliz, sale a hombros de su Plaza, me fijo en su abuelo, Pepe Manzanares, con gorrilla a cuadros: un bohemio del toreo, amenísimo conversador. Para un loco por los toros, ¡qué doble satisfacción, que su hijo y su nieto sean tan buenos toreros! Podrá él repetir con orgullo los versos del romance del Cid: Si no vencí reyes moros engendré quien los venciera Y en sus ojos, traviesos y melancólicos, asomará la alegría porque se ha hecho realidad lo que él, tantas veces, ha soñado: los Manzanares, una saga de grandes toreros. El cartel de hoy Toros de Alcurrucén para Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Daniel Luque