Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA DOMINGO, 23 DE JUNIO DE 2013 abc. es españa ABC Francisco Pérez de los Cobos Presidente del Tribunal Constitucional Entre leyes y versos PERFIL De perfil conservador, este murciano reparte su tiempo entre sentencias y la lectura de San Juan de la Cruz, Julio Camba, Baudelaire o Pascal NATI VILLANUEVA MADRID Se cuenta de Stendhal que, antes de coger la pluma, solía leer unas páginas del Código Civil francés para coger tono y despojar su estilo de adherencias inútiles. Hubo al parecer un tiempo en que el Derecho, o al menos parte de él, podía leerse con placer literario. No es desde luego el nuestro. Las leyes hoy están llenas de verborrea y uno las lee por obligación, no por placer. Se trata, a menudo, de una lectura enojosa, pero importantísima porque la ley siempre nace con el propósito de conformar la realidad social y regirnos la vida Pocos imaginan que tras el semblante serio del noveno presidente del Tribunal Constitucional, catedrático de Derecho del Trabajo y con más de un centenar de publicaciones en su haber, hay un poeta, autor de libros de aforismos y cuentos para niños. Y sobre todo, un hombre con mucho sentido del humor. Francisco Pérez de los Cobos (Yecla, Murcia, 1961) es a la literatura lo que el fiscal general del Estado, Eduardo Torres- Dulce, es al cine. Siente por ella auténtica pasión, aunque su llegada al Tribunal Constitucional, en diciembre de 2010, a propuesta del PP en la renovación que correspondía al Senado, le ha hecho cambiar los poemas por leyes y aparcar una de sus mayores aficiones, que comparte con otras como viajar o visitar museos o la lectura. Su autor de cabecera es San Juan de la Cruz, aunque su abanico de lecturas es amplio: desde Julio Camba hasta María Zambrano pasando por Fray Luis de León. Pero su verdadera pasión es la literatura francesa e italiana, que además lee en su lengua vernácula. Baudelaire, Villon, Pascal, La Fontaine, Flaubert... Dice que la lectura de Proust es una de las grandes experiencias que uno puede tener en la vida Y es que algo de experiencias sabe este magistrado que, tras doctorarse en dos ocasiones por las universidades de Valencia y Bolonia, fue profesor e investigador en París y en Milán. De la literatura italiana contemporánea se queda con su sentido del humor: con Italo Calvino, Brancati o Pirandello. El humor italiano parte de la aceptación de nuestra frágil condición humana Cree que el humor nuestro es más duro: A menudo demasiado duro Tras esta faceta, para muchos desconocida, de Pérez de los Cobos, está el jurista, cuya carrera en el Tribunal Constitucional ha sido meteórica: después de dos años y medio como magistrado, fue elegido el miércoles presidente en sustitución de Pascual Sala, cuyo mandato venció el 9 de junio. No llegó de cualquier forma. Lo hizo por unanimidad, una decisión con la que el Pleno quiso escenificar que la unidad institucional está (o al menos debe estar) por encima de bloques ideológicos. Habrá que ver si siguen en pie los cimientos de esa declaración de intenciones cuando el Pleno estudie asuntos tan polémicos como la declaración soberanista, los recortes del Gobierno, el aborto, la supresión de la paga extra, el euro por receta, las tasas judiciales, la condena a Arnaldo Otegi por pertenencia a ETA o la reforma laboral del Gobierno, su especialidad. Sus compañeros del TC, tanto los que lo conocen por haber compartido con él estos últimos años como los cuatro que acaban de aterrizar, comparten la opinión de que Pérez de los Cobos, hijo de un pediatra ultraconservador, será un buen presidente. Ante todo es un hombre dialogante y moderado, del que destacan su capacidad de trabajo y coherencia con sus ideales. Prueba de ello es que no ha tenido reparos en votar con el bloque más progresista a favor de la unión entre personas del mismo sexo. Tampoco ha tenido impedimento alguno para reconocer que es crítico con el nacionalismo la única ideología capaz de seguir produciendo pesadillas Conoce de cerca Cataluña por el tiempo en que vivió en Barcelona, y es capaz de leer a Josep Pla en catalán, pero no comulga con un nacionalismo que en sus escritos ha llegado a tildar de onanista Reforma insuficiente Vocal del Consejo Económico y Social entre el grupo de expertos designados por el Gobierno, ha dirigido estudios en materia laboral, su especialidad, encargados por distintas Administraciones. En uno de ellos, publicado en 2009, Pérez de los Cobos proponía una reforma para evitar la temporalidad del empleo. En junio de 2010, cuando Zapatero ya había puesto en marcha su reforma laboral, Pérez de los Cobos la consideró un pequeño paso, insuficiente, aunque en la buena dirección Ahora, tres años después, tendrá que estudiar el recurso contra la reforma laboral del Gobierno Rajoy. Un duro frente a Bildu La opinión de Francisco Pérez de los Cobos respecto al nacionalismo vasco quedó reflejada en su voto particular contrario a la sentencia del 26 de abril de 2012 que dio luz verde a que las selecciones vascas participen en las competiciones internacionales donde no lo haga el equipo español. Consideró que el TC había rebasado con creces el principio de interpretación conforme pues al decir el artículo recurrido que la federación vasca de cada modalidad será la única representante está regulando materias del deporte que afectan al Estado. Además, se opuso a la presencia de Bildu en las instituciones, que el TC avaló en mayo de 2011. En su voto particular llega a decir que es un cauce simulado y fraudulento para soslayar la ilegalización del brazo político de ETA Un año después vendría Sortu, cuya inscripción como partido hicieron posible seis magistrados con sus votos frente a los cinco discrepantes. También en esta ocasión estuvo en el segundo grupo. IVÁN MATA