Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID JUEVES, 20 DE JUNIO DE 2013 abc. es madrid ABC Orden de alejamiento del Metro para tres carteristas con 174 antecedentes Es el tercer caso este año en el que los jueces prohíben el acceso de rateros a la red por la alarma social y la reincidencia M. J. ÁLVAREZ MADRID Las líneas más calientes del suburbano 1. Área de actuación del iraquí. Líneas 2, 3 y 10 e intercambiadores Alcobendas Hospital Infanta Sofía S. S. de los Reyes Metro Línea 1 Línea 2 Línea 3 Línea 5 Línea 6 Línea 8 Línea 10 Intercambiadores 2 2. Lugares donde trabajan los rumanos: 2, 3 y 10 e intercambiadores Pitis Herrera Oria 1 Las Tablas Aeropuerto T 4 Pinar de Chamartín H a vuelto a ocurrir. Tres juzgados de Madrid han dictado desde febrero pasado una medida cautelar prohibiendo el acceso a la red de Metro a expertos carteristas. Esta vez se trata de tres rateros que acumulan 174 antecedentes. El motivo no es otro que la alarma social que generan sus hechos delictivos, así como su acreditada multirreincidencia por lo que ven proporcional y necesaria esta decisión para evitar que vuelvan a delinquir La primera vez que se impuso esta novedosa medida fue en febrero pasado a la banda de las bosnias que acumula más de 330 detenciones. Sin embargo, la Audiencia Provincial revocó dicha decisión en mayo tras el recurso de las delincuentes. En esta ocasión, la orden de alejamiento la han dictado los titulados de los Juzgados de Instrucción n 52 y 15. El primer afectado es el ciudadano iraquí Sadek Isassi, de 47 años, con 73 antecedentes desde 2009. Los otros dos son una pareja rumana integrada por Vasile Pavel y Bianca Avahabacescu, de 21 y 22 años, respectivamente, con 20 y 81 reseñas desde la misma fecha: 2009. Isassi está considerado por la Policía uno de los más profesionales y habilidosos carteristas del metropolitano Solía actuar en solitario, aunque en ocasiones se apoyaba en un ciudadano suramericano. Elegía tres de las estaciones más calientes para delinquir: la 2, la 3 y la 10. Plaza de Castilla Pozuelo de Alarcón Nuevos Ministerios Av. América Moncloa 3 4 Alameda de Osuna 3 Coslada Boadilla del Monte Príncipe Pío Casa de 4 Campo 1 Sol 2 4 La Elipa Hospital del Henares 4. El clan de las bosnias Actúan en las líneas 1, 6, 8 y 10 3 4 La Fortuna 1 Atocha Plaza Elíptica 2 Villaverde Alto Valdecarros Rivas Urbanizaciones Puerta del Sur Alcorcón Móstoles Leganés 3. Los Chinaores y su territorio. Getafe Roban a sus víctimas mientras duermen en las líneas 1, 6 y 5 e intercambiadores P. S. ABC Fuenlabrada Arganda del Rey Metro o 1 El habilidoso iraquí Se llama Sadek Isassi, tiene 47 años y es iraquí. Cuenta con 73 antecedentes desde 2009, tras hacer del carterismo su único modo de vida. La Policía le considera uno de los mejores profesionales del hurto. Es tan rápido que roba en el vagón cuando llega el tren a la estación y le da tiempo a salir antes de que arranque. Un 40 de delitos menos Empleaba la técnica de la muleta con un periódico o chaqueta tapaba el bolso o el objeto elegido y con la otra lo sustraía, siempre dentro del vagón, tras elegir a su víctima en el andén o en el interior. Era tan rápido que solía salir del tren antes de que arrancara de la estación. Fue detenido la semana pasada, con las manos en la masa, por la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid como presunto autor de un delito de hurto. Por su parte, el modus operandi de los rumanos arrestados hace unos días era distinto. Su territorio lo forma- ban las escaleras mecánicas y sus víctimas siempre eran turistas cargados de bultos. Mientras les ayudaban a transportar su equipaje, uno de ellos se apoderaba del botín. Incluso, paraban las escaleras para optimizar su trabajo Los carteristas no roban por necesidad: es su modo de vida. Son exper- tos en la legislación, por ello, el valor de lo sustraído no suele superar los 400 euros. El titular del Juzgado de Instrucción número 52, el encargado de vetar el acceso al Metro del iraquí, justifica su prohibición y niega que el acusado no tenga medios alternativos de trans- porte público. En su opinión no es creíble que utilice el Metro para ir a su vivienda o a trabajar, ya que reside en España ilegalmente y no trabaja No obstante, contra estas medidas judiciales cabe presentar recurso, como hicieron las cinco integrantes del clan de las bosnias tras la medida del Juz-