Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 20 DE JUNIO DE 2013 abc. es internacional INTERNACIONAL 39 Putin rechaza la oferta de desarme Rusia es muy celosa de unos arsenales que le garantizan su papel de superpotencia RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL EN MOSCÚ Obama y Merkel, tras el discurso junto a la Puerta de Brandenburgo chim Gauck en el Palacio Bellevue. Tras lo que se entrevistó con la canciller Merkel y celebró una rueda de prensa conjunta en la que se tocaron varios temas conflictivos, pero más bien con la firme voluntad de escapar por la tangente: el ciberespionaje, sobre el que Obama dio todo tipo de garantías y aseguró que ha servido para impedir decenas REUTERS de atentados terroristas. la guerra en Afganistán, la posibilidad de armar a los rebeldes sirios, la política económica extremadamente austera de Berlín. A la doble pregunta de un periodista, Merkel ha respondido mirando a Obama: Sobre los drones y Guantánamo deberías hablar tú Y Obama habló... para eludir hábilmente la cuestión. Antes incluso de que Obama expresase su oferta de reducir en un tercio los arsenales nucleares, el presidente ruso, Vladímir Putin, ya la había rechazado. Putin insistió en que no se puede romper el actual equilibrio y vinculó cualquier negociación sobre armas nucleares con el proyecto norteamericano de desplegar un escudo antimisiles. Subrayó a este respecto que el escudo es un factor a tener muy en cuenta, ya que reduce la eficacia de las armas atómicas rusas y vulnera el equilibrio estratégico. No podemos permitir que se altere el equilibrio del sistema de disuasión estratégica o que se reduzca la capacidad de nuestra fuerzas nucleares advirtió Putin en San Petersburgo en una reunión dedicada a cuestiones de Defensa, y celebrada poco antes de que Obama iniciase su intervención. Putin señaló que las nuevas armas de alta precisión como el escudo antimisiles, alcanzan en la práctica el nivel disuasorio y la capacidad de ataque de las armas nucleares estratégicas Lo que significa, a juicio del jefe del Kremlin, que tales dispositivos podrían romper el actual equilibrio de fuerzas y los países que los poseen incrementar notablemente su potencial ofensivo En su opinión, la industria militar rusa tiene ante sí la tarea inmediata de crear su propio paraguas de protección antimisiles. Previamente, el presidente había subrayado que solo renunciaremos a las armas nucleares cuando dispongamos de otro armamento capaz de suplantarlas: ni un día antes Las autoridades rusas hace tiempo que vienen hablando de la necesidad de mantener la actual paridad estratégica y de evitar que se rompa esta con la creación de armas, como el escudo, que puedan llegar a reducir la efectividad de los arsenales atómicos. Rusia, en todo caso, se mantiene muy celosa de su arsenal nuclear, uno de los últimos factores que le garantizan un cierto papel de superpotencia mundial. Por su parte, el viceprimer ministro ruso de industria militar, Dmitri Rogozin, declaró que el escudo antimisiles supone un serio impedimento para acometer cualquier plan de desarme. ¿Cómo podemos tomar en serio la propuesta de reducir las armas nucleares si EE. UU. incrementa su capacidad para interceptar esas mismas armas? lanzó ayer Rogozin. Por su parte, el consejero presidencial Yuri Ushakov, cree que cualquier tipo de acuerdo de desarme nuclear debe hacerse extensivo a otros países, más allá de Rusia y EEUU. Tel. 91 357 91 45 www. levitt. es