Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Países firmantes del NTP Número de ojivas nucleares Países no firmantes del NTP Países con supuestos programas nucleares clandestinos JUEVES, 20 DE JUNIO DE 2013 abc. es internacional ABC Las armas nucleares en el mundo Reino Unido 150- 200 Francia Rusia 2.800- 3.000 Corea del Norte 200- 300 Estados Unidos Israel No reconocidas Irán 5- 10 China 2.200 200 India Pakistán Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares Fuente: Le Figaro y Boletín Científico Atómico 60- 100 60- 100 ABC Obama insta a Rusia a eliminar un tercio de los arsenales nucleares Cuando se cumplen 50 años del histórico discurso de Kennedy en Berlín, el presidente de EE. UU. pide proseguir la lucha por la libertad JOSÉ PABLO JOFRÉ CORRESPONSAL EN BERLÍN Se desclasificará información del programa Prisma El presidente estadounidense, Barack Obama, también anunció ayer en Berlín que sacará a la luz parte del programa de espionaje masivo Prisma, empleado por sus servicios de inteligencia. El objetivo de esta nueva medida es mejorar la transparencia y compartir con la ciudadanía cierta información sobre cómo, dónde y para qué se han almacenado sus datos privados. Tenemos que encontrar el equilibrio privado y ser cautos en asuntos de inteligencia dijo el mandatario norteamericano durante su encuentro con la canciller alemana en Berlín. Angela Merkel respaldó sus declaraciones y añadió que la clave del asunto se centra en una cuestión de equilibrio entre seguridad y privacidad. Obama también explicó que va a intensificar su cooperación con sus socios alemanes para que los ciudadanos germanos, quienes dan gran importancia a la privacidad de datos, sepan que no se han cometido abusos ot yet! ¡todavía no! le dice Angela Merkel a Barack Obama cuando este hace el gesto de levantarse para encaminarse hacie el podio. La canciller alemana aún no ha terminado de hablar, pero el presidente de EE. UU. ya arde en deseos de comenzar su discurso. Un discurso para la historia. Fue en la simbólica ciudad de Berlín, donde hace cincuenta años John F. Kennedy pronunció su histórico discurso en el que se comprometió con la libertad y la democracia en Europa frente a la amenaza de la Unión Soviética. En la histórica Puerta de Brandenburgo, Obama hizo votos por ampliar la lucha por la libertad ya no a Europa, sino al mundo entero. Y por superar de una vez por todas la Guerra Fría. Y para materializar sus buenos propósitos, lanzó la oferta de reducir en un tercio los arsenales nucleares. Propuso reducir el número de cabezas atómicas de Rusia y Estados Unidos de las 1.550, previstas en el úl- N timo acuerdo START a 1.000. El presidente norteamericano propuso también celebrar dos cumbres especiales centradas en el desarme nuclear. Merkel se ha esforzado por recibir con despliegue de simpatía a un Obama desde hace tiempo esperado por los alemanes. A su último discurso en 2008 asistieron más de 200.000 eufóricos germanos, entusiastas de aquel Obama que prometía cambiar el mundo. El presidente norteamericano aún hoy es más querido que Merkel en Alemania. La canciller está en campaña electoral, y resulta que, según una encuesta del Die Zeit uno de cada tres alemanes votaría por Obama: una popularidad que ya la quisiera para sí Angela Merkel. Así que la canciller se olvidó rápidamente de las más bien tormentosas relaciones mantenidas hasta ahora con el presidente norteamericano, a quien recibió con dos besos y no dándole la mano como es costumbre en este país. La imagen de un matrimonio por conveniencia en su mejor momento. En julio de 2008, en plena campaña presidencial norteamericana, Obama quiso dar un discurso en la Puerta de Brandeburgo. Pero Merkel se lo impidió porque su candidato era el republicano John McCain, a quien demostró una fuerte fidelidad. Ayer la canciller desplegó todas sus dotes y simpatía que también la tiene para hacer olvidar aquellos días. Cinco años después, Merkel invitó a Obama a tomar la palabra con un Querido Barack, estás entre amigos, bienvenido A lo que el presidente estadounidense respondió con un Hello, Berlín tras lo que se disculpó porque no estuvieran presentes sus hijas Malia y Sasha: Lo último que ellas quieren es escuchar otro discurso mío dijo entre risas y mientras se quitaba la americana: Entre amigos podemos ser informales. Tras lo que abordó su mejor retórica para la historia. Una noche en el Ritz Carlton Aquí en Berlín se ha ganado la libertad enfatizó, recordando a las víctimas de la sublevación del 17 de junio de 1953: Pero la lucha por la libertad, la seguridad y los derechos humanos continúa Obama quería contar a sus aliados europeos que la lucha por la democracia es hoy una lucha global. No somos ciudadanos de Estados Unidos o Europa. Somos ciudadanos del mundo y nuestros destinos están unidos... Mientras haya muros en nuestros corazones, debemos esforzarnos para derribarlos Obama pasó sólo una noche en el Ritz Carlton de la Potsdamer Platz y concentró toda su actividad en un solo día, tal y como lo hizo hace cincuenta años John F. Kennedy. A las diez de la mañana fue recibido con honores militares por el presidente alemán Joa-