Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA MIÉRCOLES, 12 DE JUNIO DE 2013 abc. es economia ABC PARA ADMIRAR A Un país abierto por ESPAÑA vacaciones Casi 60 millones de turistas visitan cada año España, que ya ha dejado de ser sólo un destino de sol y playa FERNANDO PÉREZ MADRID 110 MOTIVOS 108 Turismo, calor para la economía De todo el mundo L 57,7 MILLONES Fueron los turistas extranjeros que España recibió en 2012. Nuestro país es la cuarta potencia mundial en recepción de visitantes. Fuente de ingresos 55.594 MILLONES El gasto turístico alcanzó el año pasado esta cifra récord, la segunda más alta a nivel mundial, y un 20 por encima del nivel previo a la crisis. Peso económico 11,8 El sector turístico suma casi un 12 del total de los ocupados de la economía española y supone alrededor de un 11 del PIB. Superávit comercial 31.609 MILLONES La rúbrica de turismo y viajes de la balanza de pagos en 2012 registró este superávit, con un incremento interanual del 3 (933 millones de euros) lanuras infinitas dibujadas bajo un deslumbrante cielo azul, majestuosas montañas apenas perfiladas en la lejanía, crepúsculos radiantes grabados a fuego en el horizonte, noches estrelladas para volver a creer que quizás aún merece la pena soñar, amaneceres tibios en los que encontrar sentido a las promesas... Olor a azahar y hierbabuena, a romero y jazmines, ciudades encantadas y gentes encantadoras, incluso en tiempos de feroz desencanto, vestigios medievales y exposiciones temporales, un pedazo de infancia correteando por la orilla de una playa que entonces parece infinita, como el tiempo, verdes veredas en las que recobrar al menos un pedazo de misterio, calles de Madrid, barrios de Barcelona, la Alhambra vista desde el Albaicín, Santiago y el sentido del Camino... Se respira en el ambiente de España una fuerza, un ímpetu, una claridad que hacen inconfundible su paisaje con paisaje alguno escribió Azorín. Un paisaje que forja una cultura y forma y define un carácter, una tierra que tiene alma y es hermosa en su fulgor o en su sobriedad, con sus golpes de luz y sus zonas de sombra. Así es España, y por eso resulta algo simplista asegurar que casi 60 millones de personas de todo el mundo nos visitan cada año sólo por la infalible ecuación de sol y playa Sí, el turismo en nuestro país aún es eso, muy seria sería la insolacion para negarlo, pero también es mucho más. Es fútbol en la plaza del pueblo y golf en el exclusivo complejo vacacional, cerveza en el chiringuito y cena en un restaurante de fama mundial, fiesta mayor y una visita al Prado, la ventura del vuelta y vuelta en la toalla y un lugar para encender la aventura, macrodiscoteca o Johnny Marr en el FIB, excursión a ese pueblito de la sierra o día de compras en la ciudad, reunión de trabajo o lanzarse Sierra Nevada abajo... Atendiendo al viejo axioma de renovarse o morir, el sector turístico ha sabido adaptarse a la nueva realidad de un mercado que exige más y mejor oferta. El sol sale para todos, inclui- Además del valor seguro del sol y playa el sector ha apostado por el turismo cultural y de interior Mercados clásicos y nuevos objetivos Reino Unido, Francia y Alemania suman el 55 de las llegadas, aunque el objetivo es atraer nuevos mercados, en especial de los BRIC. 1,2 millones de turistas rusos ya visitaron España en 2012. dos muchos destinos similares, pero en España todavía brilla más. A pesar de que la crisis mundial se resiste a sacar el billete de vuelta, el año pasado visitaron nuestro país 57,7 millones de viajeros, un millón y medio más que el ejercicio anterior +2,7 y muy cerca del máximo histórico alcanzado en 2007 (58,7 millones de llegadas) España, que ha mantenido el trasvase de turistas provocado por la primavera árabe en 2011, acumula tres años consecutivos de subidas y se ha consolidado como la cuarta potencia mundial en recepción de visitantes, sólo superada por Francia, Estados Unidos y China, a la que pisa los talo- nes. Y no sólo vienen, los turistas también repiten. El 80 de los viajeros vuelven al menos una vez a España, y un 40 regresa en diez o más ocasiones. La historia del turismo en España es una historia de éxitos aseguraba recientemente el ministro de Industria, José Manuel Soria. Es innegable que el sector, que representa en torno al 10 del PIB español, ha sido uno de los principales alimentos de la sala de máquinas de nuestra economía desde hace más de medio siglo. El primer capítulo de esa historia comenzó a escribirse en 1959. Además de dictar el punto y final de la autarquía, el Plan de Estabilización Económica fue el ki-