Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 12 DE JUNIO DE 2013 abc. es economia ECONOMÍA 33 La CAM ha perdido 124 millones de euros en créditos a Díaz Ferrán La caja nacionalizada dio a Marsans 98 millones para comprar un hotel que valía 27 y sin tener que devolver nada en cuatro años JAVIER CHICOTE MADRID Un préstamo más que ventajoso L a Caja de Ahorros del Mediterráneo ha dilapidado 124 millones de euros en créditos fallidos a Gerardo Díaz Ferrán y al grupo Marsans. La mayor parte, 115 millones, corresponde a la financiación que concedió al expresidente de la patronal entre 2007 y 2009 para la compra de un hotel en México. Según la documentación a la que ha tenido acceso ABC, la operación ha sido un completo desastre para las arcas de la caja alicantina ahora englobada en el Banco Sabadell y para el contribuyente, ya que no se ha recuperado ni un sólo euro de lo prestado. El crédito principal data del 13 de abril de 2007. La CAM dio 126 millones de dólares (95 millones de euros) a Teinver S. A. la sociedad patrimonial del grupo Marsans, a través de la que Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual controlaban su holding turístico. Esos fondos sirvieron para que unas de sus filiales, Hotesand Inmobiliaria, comprara el hotel Bluebay Grand Esmeralda, en la Riviera Maya, aunque la diferencia de las cifras es llamativa: la escritura de compraventa del resort cifra la operación en 27,5 millones de euros, poco más de una cuarta parte del capital concedido. El hotel, de 979 habitaciones en un terreno de 180 hectáreas, fue ampliado, pero, aun así, no deja de ser llamativa la enorme confianza que depositaron los directivos de la CAM en Díaz Ferrán. Tanto es así que, dos años después de la concesión del crédito, el 30 de julio de 2009, la CAM amplió el préstamos en 4,5 millones de dólares adicionales (unos tres millones de euros) Gerardo Díaz Ferrán sigue en prisión provisional por la quiebra de Marsans Roberto López Abad, ex director general de la CAM, está imputado por varios delitos Documentos reveladores El liquidador Ángel de Cabo, encarcelado por el vaciamiento patrimonial de Marsans, guardaba en su ordenador la documentación relativa al crédito que concedió la CAM a Díaz Ferrán. Cuatro años de cadencia El documento superior es un extracto del contrato de préstamo, que asciende a 130,5 millones de dólares (unos 98 millones de euros) Junto a estas líneas reproducimos el cuadro de amortizaciones del crédito, en el que el expresidente de la patronal gozó de un periodo de gracia de cuatro años: la operación se firmó en abril de 2007, pero las cuotas hasta abril de 2011 eran de cero euros. La caja no cobró nada, porque en esa fecha Marsans ya había quebrado. Confianza ciega Esta línea de crédito fue incrementada pese a que Díaz Ferrán no había pagado ni un euro de los 95 millones de euros concedidos dos años antes. De hecho, el crédito inicial refleja que la empresa del expresidente de la patronal no tenía que empezar a devolver el crédito hasta el 13 de abril de 2011. Justo un año antes de esa fecha, el grupo Marsans dejó de pagar a sus proveedores, por lo que la CAM no ha recuperado nada de lo prestado. Los 98 millones de euros de la operación de México se han convertido, con el paso del tiempo, en una deuda de 115 millones de euros. Ésa es la cifra que la CAM reclama en el concurso de acreedores de Teinver S. A. Las perspectivas de cobro no son halagüeñas: con un pasivo de 600 millones de euros, el liquidador Ángel de Cabo, encarcelado junto a Díaz Ferrán, se encargó de vaciar la mayor parte de los activos que conservaba Marsans. Para llegar a los 124 millones de euros que la caja ha dilapidado hay que Rescate a la caja El Estado ya ha aportado 5.249 millones para sanear la CAM y asumirá el 80 de sus pérdidas futuras sumar a los 115 de México nueve más en otros préstamos concedidos a Díaz Ferrán o sus empresas. Los máximos dirigentes de la CAM Modesto Crespo, Dolores Amorós, Roberto López, Vicente Soriano y Teófilo Sogorb están imputados en el proceso que instruye el juez de la Audiciencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, que los acusa de apropiación indebida, administración desleal, falsificación de cuentas y falsedad documental. La operación que hoy desvela ABC está, que se sepa, en la vía mercantil. En julio de 2011, el Banco de España intervino la Caja del Mediterráneo, y la vendió el 1 de junio de 2012 el Sabadell por un euro, tras inyectarle 5.249 millones de euros y garantizar que asumirá el 80 de las pérdidas futuras. Díaz Ferrán también dispuso de créditos ventajosos en Caja Madrid, aunque en este caso el agujero es muy inferior: 15 millones impagados. Entre los préstamos concedidos hay uno de 26 millones que investiga el juez Elpidio Silva, quien envió a la cárcel sin fianza al expresidente de la caja madrileña, Miguel Blesa. El magistrado también instruye la compra del City National Bank de Florida. Videoanálisis sobre los créditos fallidos de la CAM a Díaz Ferrán