Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 12 DE JUNIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 Ajax medalla al valor Rex ha vuelto JAIME GONZÁLEZ Nunca he llorado más que cuando Rex al tratar de proteger al comisario Fabbri, resultó mortalmente herido. Inmóvil sobre el suelo, la cabeza tendida del perro policía se fundía con los créditos del final de aquel capítulo siniestro. Aparentemente, Rex todavía jadeaba, pero mi hermana expidió el definitivo certificado de defunción con un rotundo el perro ha muerto lacónica y gélida despedida que me pareció de una cruel brutalidad, tanto que estuve una semana sin hablarle. La perruna humanidad de Rex no era una contradicción en sus términos, sino la manera más certera de subrayar su principal cualidad, porque su instinto animal era parejo en tamaño a su corazón de buen perro y tenía el alma grande, por mucho que mi hermana repitiera que Rex no podía tener alma, dada su condición de can. Que hay perros con alma es tan verdad como que hay hombres desalmados: Ajax es un ejemplo de que llamar perro a un terrorista es un insulto equivocado, porque el pastor alemán condecorado ayer encarna los valores humanos que no tienen quienes pretendieron cometer un atentado en Palma de Mallorca en julio de 2009. Ajax que se parece tanto a Rex que se diría que es el mismo perro que se quedó inmóvil sobre el suelo en aquel capítulo siniestro recibió la medalla que concede una organización benéfica británica en reconocimiento a los servicios prestados en la lucha antiterrorista. Al verle, me han brotado los recuerdos: la cabeza tendida de Rex y el levísimo latido que creí ver en su vientre vencido antes de que mi hermana lo diera definitivamente por muerto. Estaba equivocada, porque Rex resucitó primero en mis sueños y luego en la realidad de aquella serie que marcó mi adolescencia para que pudiera decirle a mi hermana que la perruna humanidad de Rex era un escudo invencible, el cielo protector de los animales buenos. Si no es Rex Ajax se le parece tanto que tal vez todos los perros de corazón grande tengan la misma cara. EFE Ajax con su medalla, en compañía de su guía, el sargento Juan Carlos Alabarces