Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 DEPORTES MIÉRCOLES, 5 DE JUNIO DE 2013 abc. es deportes ABC LIGA ENDESA SEMIFINALES El Madrid remonta y se planta en la final 63 CAI ZARAGOZA 1 C 14- 15 (14- 15) 2 C 23- 20 (37- 35) 77 REAL MADRID 3 C 13- 18 (50- 53) 4 C 13- 24 (63- 77) CAI ZARAGOZA Van Rossom (5) Roll (12) Rúdez (8) Jones (11) Aguilar (10) cinco inicial Stefansson (5) Llompart (7) Golubovic (5) Toppert (0) Fontet (0) Marín (0) y García (0) REAL MADRID Llull (10) Rudy Fernández (5) Suárez (2) Mirotic (18) Begic (4) cinco inicial Sergio Rodríguez (3) Carroll (13) Darden (13) Hettsheimeir (0) Draper (0) Reyes (7) y Slaughter (2) ÁRBITROS Hierrezuelo, García González y Guirao. Sin eliminados. INCIDENCIAS Partido disputado en el pabellón Príncipe Felipe. E. V. E. El Real Madrid es el primer finalista de la Liga Endesa tras ganar en Zaragoza el tercer partido de semifinales en un encuentro muy igualado en el que los blancos tuvieron que recuperar una desventaja de trece puntos. Darden reenganchó al Madrid al partido, y Llull y Carroll terminaron por decantarlo del lado madridista. Los nervios de uno y otro equipo se notaron en el inicio, con ambos conjuntos muy erráticos durante todo el primer cuarto. La primera racha la cogió el CAI, con un parcial de 19- 2 apoyado en el acierto exterior. Cinco triples que pusieron contra las cuer- das al Real Madrid (35- 22, min. 18) al que los problemas de faltas en sus interiores habían obligado a jugar con Hettsheimeir como único hombre alto. Esta vez, la reacción no llegó de la mano de Sergio Rodríguez ni de Llull. Lo hizo de la manera más inesperada, con once puntos consecutivos de Tremmel Darden, quizá el jugador menos dotado ofensivamente del Real Madrid, que dejaron el marcador apretado al descanso (37- 35) El fondo de armario del conjunto blanco no impresionó al CAI, que siguió aplicando la misma receta en el tercer periodo. Rúdez y Roll, enchufadísimos, se valían para mantener al conjunto maño en la pelea, mientras Llull y Mirotic calentaban la muñeca. El intercambio de canastas elevó la intensidad de ambos equipos y contagió a todos los jugadores. Carroll se apuntó a la fiesta, mientras el Zaragoza echaba de menos a alguno de sus motores ofensivos, como Van Rossom o Llompart. Fue el inicio del fin. La renta blanca de seis puntos (55- 61, min. 34) obligó al CAI a jugar al límite. Lo intentó por medio de Aguilar y Roll, sus hombres más inspirados, pero terminó cediendo ante el poderío del Madrid, que se mete en su segunda final consecutiva y luchará por el título contra el ganador de la eliminatoria entre el Herbalife y el Barcelona Regal, que podría decidirse esta noche (21.00 horas, Teledeporte) en el Insular de las Palmas, donde los azulgranas llegan con un 2- 0 a favor. Un acierto de 4,5 millones. Floyd Mayweather, uno de los deportistas más ricos del mundo, apostó esa cantidad por el triunfo de Miami y se embolsó casi el doble por haber confiado en los Heat. ABC NBA PLAYOFFS LeBron James y la sombra de Jordan Tras clasificar a Miami para su tercera final consecutiva, aspira a su segundo anillo EMILIO V. ESCUDERO Miami cumplió en el séptimo partido ante los Pacers (99- 76) a los que no dio opción de luchar por la victoria en ningún momento. El gran culpable del triunfo de los Heat fue LeBron James (32 puntos y 8 rebotes) que clasificó a la franquicia de Florida para su tercera final consecutiva y puso los cimientos para lograr su segundo anillo de campeón, lo que le pondría en la senda de la leyenda de Michael Jordan. Comparar mitos no es tarea sencilla. Aunque compartan deporte, suelen coincidir en épocas diferentes y eso dificulta las comparaciones. Es lo que ocurre con LeBron James, el rey sin corona hasta el año pasado, que desde entones amenaza el trono de Michael Jordan como mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Desde que aterrizó en la NBA, James se convirtió en una trituradora de récords. Acumula cuatro galardones de mejor jugador de la liga- -sólo uno menos de los que consiguió Jordan en toda su carrera- -y, además, es el más joven en llegar a la barrera de los 20.000 puntos. Un tipo precoz en todas las estadísticas menos en la de ganar títulos. Esa fue la que más le costó, ya que para lograr su primer anillo de campeón tuvo que esperar nueve temporadas, dos más que el mito de los Bulls. Ahora, a sus 28 años, aspira a lograr su segun- do título de campeón, algo que Jordan no logró hasta los 29, lo que le situaría por delante del mítico 23 de Chicago, en su anhelo por ser algún día el mejor de la historia de la NBA. No somos jóvenes, no somos inexpertos y entendemos la oportunidad que tenemos delante apuntó LeBron en referencia al reto que los Heat tienen por delante, que no es otro que convertirse en un equipo de leyenda, como aquellos Bulls de los 90 que consiguieron dos tripletes. Para ello, tendrán que hacer frente a partir del jueves a los San Antonio Spurs. Los Spurs, último escollo La experiencia de LeBron contra el equipo dirigido por Gregg Popovich no es agradable. Al contrario. Su primera decepción en una final de la NBA llegó de la mano de los Spurs en 2007, en una serie que los texanos dominaron de principio a fin ante un impotente LeBron. Soy 20, 40, 50 veces mejor de lo que lo era en la final de 2007. Era muy joven reconoce ahora el alero de los Heat, para el que las cosas han cambiado mucho desde entonces. Poco o nada queda de aquel jugador insolente, que pretendía ganar el anillo sólo con su calidad. Nuestro equipo tiene mucha más experiencia. La plantilla de Cleveland era muy joven y nos enfrentamos a un equipo muy experimentado y muy bien entrenado afirma. Un extremo, este último, que no ha cambiado mucho en San Antonio. Los Spurs siguen siendo los mismos, con seis años más, y están ante la última oportunidad de ser campeones con esta generación de jugadores.