Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 5 DE JUNIO DE 2013 abc. es internacional ABC Opositores y consumidores, durante la protesta realizada ayer en Caracas junto al supermercado Plaza s Protestas y altercados en comercios de Venezuela contra el racionamiento En Caracas, se limita al consumidor la cantidad de productos que puede comprar; mientras el régimen asegura: Solo garantizamos que haya comida LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL EN CARACAS a oposición venezolana ha decidido protestar con contundencia contra los planes del Gobierno de Nicolás Maduro de instaurar un sistema de racionamiento de alimentos, inspirado en la cartilla cubana. El programa piloto comenzará a aplicarse el próximo 10 de junio en Maracaibo, la capital del estado de Zulia (noroeste de Venezuela) con la intención de extenderlo al resto del país sudamericano. La primera protesta se desarrolló ayer en el supermercado Plaza s, en el centro comercial caraqueño de Los Cedros, convocada por Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López. El responsable en Caracas de esta forma- L ción integrada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Ismael León, denunció en la entrada del Plaza s que, de hecho a los caraqueños ya se les impone una libreta de racionamiento, al limitarles las cantidades de productos de primera necesidad que pueden llevarse a casa. Junto a otros activistas que llevaban caretas con los rostros fundidos de Raúl Castro y Nicolás Maduro, Ismael León advirtió: Allí dentro, como en todos los supermercados y comercios del país, incluidos los del Gobierno, les dicen que solo pueden comprar un paquete de harina de maíz, uno de papel higiénico, un litro de aceite, en fin, se nos está imponiendo una libreta de racionamiento como ocurre en Cuba, porque precisamente son los cubanos quienes mandan e imponen la política alimentaria en Venezuela El dirigente del partido progresista también mostró fotografías de las largas colas que se generan a la hora para comprar artículos que escasean. También se refirió a la propuesta de la gobernación del estado de Zulia de poner en funcionamiento un sistema automatizado que impedirá la compra de un mismo producto en establecimientos diferentes. Bien sea con mecanismos electrónicos de racionamiento o en papel, este es el rostro de la miseria a la que terminan sometiendo a los ciudadanos regímenes como este Gobierno, que destruyen la producción nacional, la iniciativa privada, volviéndose adictos a las importaciones expresó. Largas colas y peleas León puntualizó, además, que algunos productos, cuando se consiguen, están al doble o al triple de su precio regulado. Los venezolanos deben hacer largas colas para comprar alimentos básicos o recorrer varios supermercados para conseguir azúcar, leche o pollo debido al desabastecimiento que desde hace meses se ha vuelto ya crónico; pese a las promesas del Gobierno de Nicolás Maduro de importar unos 50 millones de rollos de papel higiénico para atajar la escasez. Cuando los alimentos escasos aparecen en las estanterías de los comericios, desaparecen en un abrir y cerrar de ojos. La mayoría se queda frustrada si no llega a tiempo para adquirir un producto. Entonces vienen las peleas para hacerse con el último paquete de arroz o de harina de maíz. Por si fuera poco el esfuerzo dedicado a la compra diaria, los consumidores se topan con carteles que limitan la adquisición a dos o tres paquetes por persona. El exgobernador de Zulia, el opositor Pablo Pérez, consideró que la inminente aplicación del sistema automatizado de racionamiento en los supermercados de Maracaibo y San Francisco, es una prueba piloto de la libreta de racionamiento que la dictadura cubana aplica desde hace décadas. Como dicen los especialistas en mercadotecnia, lo que pega en Zulia pega en el país. Así pretenden hacer con el sistema automatizado de racionamiento para la compra de los veinte productos de la cesta básica en 65 comercios Pérez indicó asimismo que preten-