Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MIÉRCOLES, 5 DE JUNIO DE 2013 abc. es españa ABC Golpe al corazón de la Camorra Anticorrupción y la Fiscalía napolitana acaban con el clan Polverino en España CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID La estructura española del clan Polverino, uno de los pilares clave de la Camorra napolitana, ha quedado desmantelada. La Fiscalía Anticorrupción con la Fiscalía Antimafia de Nápoles concretaron hace dos semanas una lista de objetivos (treinta en España y 71 en Italia) cuyas detenciones llevaron ayer a cabo la Guardia Civil (el Grupo de Drogas de la UCO) y los Carabinieri. Extorsiones, homicidios, proxenetismo, usura, corrupción de administraciones públicas, tráfico de drogas a gran escala y blanqueo de dinero son las actividades habituales del clan en su país desde los años noventa mientras que en el nuestro se habían hecho con el monopolio de las rutas del hachís con destino a Italia. El dinero obtenido con esas partidas de droga volvía a España donde se blanqueaba en negocios inmobiliarios. En marzo de 2012, el capo del clan Giuseppe Polverino fue arrestado junto a su lugarteniente Raffaele Vallefuoco en Jerez de la Frontera y extraditado a Italia donde permanece en prisión, acusado de varios asesinatos y de envíos masivos de hachís. Buscó refugio en Tarragona, luego se trasladó a Alicante, más tarde a Málaga y finalmente a Cádiz donde acabó su huida criminal. En todos esos viajes y cambios contó con ayuda de españoles, miembros de la organización, algunos de los cuales también han sido detenidos. Entre los arrestados españoles están el abogado Juan García Ballester; el asesor y contable Rafael Lon- El abogado Juan García Ballester poco después de ser detenido en San Pedro de Alcántara gas Marco (socio en algunos de los negocios inmobiliarios de los mafiosos) y Carlos Ariza Recio, director de una sucursal del Banco Sabadell de Marbella. El resto de arrestados españoles proporcionaban la infraestructura de pisos y coches a los mafiosos, así como la de blanqueo de capitales. FRANCIS SILVA Hachís y blanqueo El centenar de detenidos monopolizaba el tráfico de hachís con Italia y el blanqueo en nuestro país les y suramericanos para la logística y tenía activa la red criminal y la de blanqueo. Ambos mantenían los contactos con los grupos criminales del hachís y organizaban los envíos a Italia, contando con una red de camioneros con sede en Almería de donde partía la droga (entre 1.000 y 2.000 kilos de hachís por envío) camuflada en fruta. Por cada viaje les pagaban 6.000 euros y una vez en Italia el conductor recibía un maletín sellado que entre- 6.000 euros por camionero Polverino, desde prisión, ha seguido al frente del negocio a través de sus hombres de confianza tanto en Italia como en España donde llegaron a contar con tres paranzas o células del grupo criminal: en Tarragona, Alicante y Málaga. La de Málaga se había hecho con el control con dos hombres clave: Massimo D Aria y Doménico Panella. Este último reclutaba a españo- gaban a Panella para seguir con el narcotráfico. Se ha detenido a seis camioneros. Esta paranza había constituido una red de sociedades para lavar los fondos, al frente de las cuales figuran sus amantes y españoles de su confianza como el gestor mencionado. Los envíos de droga se financiaban con aportaciones de los socios, cuya cuantía dependía del papel que cada uno tenía en la organización criminal. D Aria y Panella fueron detenidos a media mañana junto al abogado Juan García Ballester. Ninguno estaba en su vivienda: los tres habían acudido a casa de unas prostitutas en San Pedro de Alcántara para acabar la noche. Pero la Guardia Civil acabó bruscamente con la fiesta. Los jefes del grupo MASSIMO D ARIA CAPO EN ESPAÑA JUAN GARCÍA BALLESTER ABOGADO DEL CLAN DOMÉNICO PANELLA LUGARTENIENTE El hombre duro que solo se fiaba de su vidente No figura ni una sola propiedad a su nombre, pero utiliza testaferros para comprarlas. Hombre de la máxima confianza de Fabio Allegro, lugarteniente del capo Polverino y preso en Italia, le sucede en la misión de entrar en contacto con las organizaciones suministradoras de hachís para su posterior traslado a Italia, previa parada en nuestro país. D Aria es un tipo duro, curtido, pero sin embargo algunos de sus comportamientos sorprenden. En especial su afición a consultar con un vidente para que le explicase cuál era su situación real dentro del clan y otras cuestiones de sus actividades. La vidente, sin embargo, no pudo avisarle de que acabaría detenido. El letrado que traspasó todos los límites Juan García Ballester no parece un letrado al uso. Sí ejerce en ocasiones como tal- -fue quien representó a varios de los camorristas detenidos en la operación Pozzaro- pero en otras, al menos según las investigaciones de la Guardia Civil, traspasa los límites y llega a formar parte del entramado criminal del clan de los Polverino. En un principio colaboró con Fabio Allegro en la organización del tráfico de hachís, pero luego incluso invirtió fondos propios en el lucrativo negocio. Fue condenado por falsificación de documento público, por violencia en el ámbito familiar y amenazas y por violencia doméstica y de género, lesiones y maltrato familiar. El elegido por el capo para hacer llegar sus órdenes Doménico Panella era el encargado de organizar los transportes de hachís hacia Italia, por vía terrestre, según las directrices que le hacía llegar Giuseppe Polverino a través de otro de sus hombres, Giuseppe Di Maro. Esa valiosa información llegó a España a través de las autoridades italianas y permitió atribuir a este individuo un papel relevante dentro del clan atacado. Además, Panella se encargaba de reivertir en España el dinero obtenido del narcotráfico, principalmente en el sector inmobiliario y en vehículos. Le ayudaban en este trabajo de blanqueo Francisco Javier Picatoste y Rafael Longas, que actuaba como gestor.