Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 5 DE JUNIO DE 2013 abc. es ENFOQUE 5 José Antonio Griñán (ayer, en Córdoba) trata de distanciarse de la trama de los ERE y se niega a asumir responsabilidades políticas EFE Griñán insiste en su inocencia ERE que ERE JAIME GONZÁLEZ Las responsabilidades políticas de José Antonio Griñán son tan grandes que por acción u omisión su permanencia en la Presidencia de la Junta de Andalucía es un imposible metafísico, ese principio que, según Aristóteles, impide que una cosa sea y no sea al mismo tiempo. ¿Se puede ser presidente de la Junta de Andalucía y, a la vez, no asumir las consecuencias del mayor escándalo de corrupción de la historia de España? Por mucho que Griñán desconociera está por ver los movimientos de esa legión de abrecapas que delinquió con la perseverancia de los bandidos de Sierra Morena, su permanencia en el cargo remite al viejo aforismo de Rafael Guerra Bejarano, más conocido como Guerrita insigne torero español que recurrió a la lógica para tratar de defender que lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible No puede ser que Griñán siga siendo presidente de la Junta de Andalucía, por mucho que el propio Guerrita asumiera que cada uno es ca uno y que hay gente pa tó En el auto de la juez Mercedes Alaya hay camellos un chófer vacilón sin escrúpulos, un sindicalista trincón que robaba a jornada completa, consejeros en el punto de mira, un director general golferas y una cuadrilla de subalternos que iban como Gigi el amoroso repartiendo caricias y billetes, pero no son más que los actores secundarios de una superproducción en la que el director, el guionista y los actores principales no aparecen en los créditos de la película. Es como si Francis Ford Coppola, Mario Puzo o Robert De Niro no tuvieran nada que ver con El padrino Si la madre de un extra como Juan Lanzas recibía de su hijo entre 20.000 y 25.000 euros a la semana, sobrecoge pensar cuánto dinero se destinó en realidad a una película en la que lo de menos es que los actores secundarios de la trama guardaran en casa un montante suficiente para asar una vaca diaria. En realidad, podrían haber asado cien reses al día, pero la madre de Lanzas perdió el sentido de la proporción a medida que Juanito le entregaba esos 100.000 euros al mes que sirvieron para llenar la casa de jamones de pata negra. Entre los jamones de pata negra y la negra mala pata de los parados andaluces media un mundo de mentiras que habrá que descubrir, porque si el filme más caro- -mil millones de euros- -y gore de la historia de la corrupción en España no tiene director, guionista ni actores principales, José Antonio Griñán pasará a la gloria del séptimo arte por ser el único magnate de la industria cinematográfica que durante los largos años que duró el rodaje no se enteró de qué iba la película.