Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 AGENDA MARTES, 4 DE JUNIO DE 2013 abc. es ABC NECROLÓGICAS RAMÓN ARMENGOD (1929- 2013) UN EMBAJADOR DEL CIELO E Ramón Armengod López nació el 15 de marzo de 1929 en Valencia y murió en Madrid el pasado 25 de mayo. Embajador de España, fue director de la Escuela Diplomática como cierre a una carrera con destinos estratégicos como Kuwait, Jordania, Estrasburgo, Cuba o Jerusalén. l maestro de la columna periodística diaria, el poeta Manuel Alcántara, dice que las personas no se mueren, sino que se nos mueren. Y a su mujer, a su familia y a sus amigos, se nos ha muerto el bueno, en el buen sentido machadiano de la palabra, de Ramón Armengod. La Providencia te regala la compañía, el afecto y el magisterio de personas muy contadas, y una de ellas fue el embajador Armengod. Con tan sólo treinta años, accedí a la dirección del Colegio Mayor de San Pablo de Madrid. El Cielo me puso al lado un ángel custodio en la persona de Ramón, entonces presidente de la Asociación de sus prestigiosos Antiguos Colegiales. Siempre encontré en su sentencioso y acertado consejo, la brújula para acertar y no embarrancar. Su primera luz fue valenciana y ello le marcó para siempre. El corazón, como su cielo levantino, estuvo despejado, sereno y azul. La generosidad de Ramón no tuvo límites. Su extraordinaria lucidez, así la definió el número uno de su promoción, Marcelino Oreja, la volcó con los más débiles, los pobres, los desvalidos y los jóvenes; siempre la juventud estuvo presente en su tarea evangelizadora. Fue profundamente religioso, sin fanatismo. Propagandista católico, cursillos de cristiandad, vida ascendente y colaborador de la revista Vida Nueva Pero desde su oficio y destino diplomático, levantó puentes entre nuestra ribera del catolicismo y la orilla del judaísmo o lo musulmán. La edad le concedió calma y descanso junto a la mujer de su vida, Rocío de Travesedo. Los dos levantaron su Ítaca en su residencia veraniega de Ávila, al mismo pie de la cerca militar románica de su muralla. Allí tejió los recuerdos de su servicio por España, la patria siempre presente, en destinos diplomáticos tan estratégicos como la dirección de la Escuela Diplomática, Kuwait, Jerusalén, La Habana, Estrasburgo o Ammán, donde le estalló la Guerra del Golfo. El día de su entierro recordaba compungido el presentador albacetense Pedro Piqueras, enviado especial entonces por TVE a ese conflicto, cómo Ramón le había acogido filialmente en la embajada española. Así era Armengod, generoso, valiente y entregado. Nada de lo humano le era ajeno. En su funeral, un familiar recordó que si algún día hubiera un conflicto en el Cielo, el Señor encargaría a Ramón Armengod su solución. Y sin quitarle la razón, uno más bien cree que el oficio de nuncio celestial ya lo cumplió sobradamente en la tierra. Decía Azorín que había que morir de pie; es decir sosteniendo las ideas éticas que se habían sostenido siempre. Como lo hizo Ramón Armengod, un embajador del Cielo con el encargo de mejorar la humanidad. JAVIER LÓPEZ- GALIACHO PERONA PROFESOR TITULAR DE DERECHO CIVIL DE LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS DE MADRID S. A. R. EL LANDGRAVE DE HESSE (1926- 2013) TRANSMISOR DE LA SÁBANA SANTA AL PAPA L Maurizio de Hesse- Cassel nació en Racconigi, Italia, el 6 de agosto de 1926 y ha muerto en Fráncfort el 23 de mayo de 2013. Sucedió a su padre como Landgrave de Hesse el 25 de octubre de 1980. Como tataranieto de la Reina Victoria de Inglaterra, estaba emparentado con la mayoría de las Familias Reales europeas. a Casa Real de Hesse tiene dos líneas y la primera de éstas tiene a su vez dos ramas. La primera de estas ramas es la de HesseCassel y el títular de ésta fue, hasta el pasado 23 de mayo, el Príncipe Maurizio de Hesse. El padre de éste, Felipe de Hesse, fue adoptado como hijo por Luis de Hesse, jefe de esa rama de la Casa de Hesse que murió sin descendencia. Su madre era la Princesa Mafalda de Saboya, hermana del Rey Humberto II de Italia. Al morir el Rey Humberto dispuso en su testamentaría que la Sábana Santa de Turín, que pertenecía a los Saboya desde 1453, debía ser cedida al Papa. Y nombró albaceas testamentarios a dos sobrinos suyos: el Rey Simeón de los Búlgaros, hijo de su hermana Juana, y el Landgrave Maurizio, hijo de su hermana Mafalda. Así que ninguno de los dos albaceas encargados de negociar con el Vaticano era católico: Simeón es ortodoxo y Maurizio era luterano. Pero como bien explicó Simeón II en una Tercera de ABC el 13 de junio de 1998 la cesión se hizo con la mejor disposición por parte de ambos albaceas que hicieron caso omiso de algunos ajustes no pactados que el cardenal Casaroli introdujo en la última voluntad del Rey Humberto. La Princesa Mafalda de Saboya, madre del Landgrave Maurizio, había nacido en Roma en 1902. Cuando su cuñado el Rey Boris III de los Búl- garos murió repentinamente en agosto de 1943, Mafalda fue la representante de la Familia Real italiana en el sepelio. Mientras estaba en Bulgaria su marido fue arrestado en Baviera y a su regreso a Roma Mafalda fue deportada al campo de concentración de Buchenwald donde murió en agosto de 1944. El Príncipe Maurizio y sus tres hermanos pasaron el resto de la guerra refugiados en el Vaticano. Maurizio se casó en Kronberg el 3 de junio de 1964 con la Princesa Tatiana zu Sayn- Wittgenstein- Berleburg, hija del jefe de esa Casa, el Príncipe Gustavo Alberto. El matriminio acabó en divorcio el 16 de octubre de 1974 tras tener cuatro hijos: Mafalda, Enrique nuevo Landrgave de Hesse Elena y Felipe. Su Majestad la Reina Sofía asistió ayer en Kronberg al funeral del Landgrave. Doña Sofía participó en las honras fúnebres acompañada de su hermano, el Rey de los Helenos, ambos tataranietos como Mauruzio de Hesse de la Reina Victoria de Inglaterra. En representación de Holanda aisitió el Príncipe Constantino, hermano del Rey Guillermo Alejandro. El Landrave de Hesse era un renombrado coleccionista de arte clásico. RAMÓN PÉREZ- MAURA