Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 SOCIEDAD MARTES, 4 DE JUNIO DE 2013 abc. es sociedad ABC El cáncer ya no tiene dónde esconderse Un nuevo fármaco destruye, por primera vez, la guarida en la que se refugiaban las células tumorales para no ser atacadas por el sistema inmune Cómo actúa el fármaco ESTHER ARMORA BARCELONA C 1 Linfocitos T 2 PD- 1 Célula tumoral PD- L 1 Cuando detecta las células tumorales en el organismo, el sistema inmunitario se activa de manera natural y procede a destruirlas a través de los linfocitos T, células responsables de coordinar la respuesta inmune celular contra la enfermedad Algunas células tumorales se blindan de su ataque a través de una proteína de su membrana exterior (PD- L 1) y que actúa como un escudo. Los receptores de esta proteína, en la parte exterior de los linfocitos (PD- 1) topan con ella e interpretan que no pueden atacarla 3 iencia y cáncer dejarán al fin de jugar al escondite. Una nueva familia de fármacos ha logrado, por primera vez, sacar al cáncer de la guarida en la que se refugiaba y exponerlo definitivamente a la acción del sistema inmunitario, de manera que sean las propias defensas del paciente las que acaben con él. Tras uno de los estudios que suscriben tal esperanzador avance, presentado en el marco de la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) celebrado en Chicago, hay un equipo de científicos de la Universidad de California- Los Ángeles (UCLA) liderado por el investigador español Antoni Ribas, profesor de Medicina en la división de Hematología- Oncología de la citada universidad. El fármaco que ha logrado noquear al cáncer, en concreto al melanoma mestastásico- -cáncer más grave de piel- es el lambrolizumab (desarrollado por Merck) que se encuentra aún en una fase temprana de investigación pero que en menos de dos años, podría estar aprobado en EE. UU. según explicó ayer a ABC el doctor Ribas. Las conclusiones de las primeras pruebas con este medicamento, publicadas en el New England Journal of Medicine demuestran que con él se ha conseguido la mayor tasa de respuestas duradera al melanoma de cualquier droga que se haya probado hasta la fecha subrayó Ribas, que se formó en el Hospital Vall d Hebron de Barcelona. Otro dato importante, reseñado por el oncólogo, es que además, los efectos se- cundarios son leves, en comparación con otros fármacos anteriores El lambrolizumab, perteneciente a esta nueva familia de medicamentos conocidos como inhibidores del PD- 1 (proteína denominada acertadamente Muerte Programada por sus siglas en inglés) bloquea las proteínas que el cáncer utiliza para esconderse (tanto la PD- 1 como el PD- L 1, su receptor en la célula tumoral) y lo arroja, desprotegido, al ataque del sistema inmutario, que actúa implacablemente contra él. Efecto duradero Habrá un antes y un después de estos fármacos explica el oncólogo, quien destaca también que el otro gran logro de la investigación es que el efecto del tratamiento perdura en el 90 de los pacientes que han demostrado una buena respuesta más de la mitad de los tratados. La investigación se basa en una muestra de 135 pacientes con melanoma metastásico a los que se administró el citado inhibidor, que fueron divididos en tres grupos con diferentes Un cambio profundo El oncólogo español Josep Baselga reconoce que validar esta estrategia era el sueño de todos Efectos secundarios leves Los efectos del lambrolizumab son leves en comparación con tratamientos anteriores Al estar protegidas, las células tumorales siguen actuando, proliferan y se extienden por el organismo causando metástasis Estos fármacos abren un futuro muy esperanzador 5 Antoni Ribas Oncólogo de la U. de California- LosÁngeles (UCLA) E. ARMORA BARCELONA 4 Una nueva generación de fármacos han permitido bloquear la acción de la PD- 1 y de su ligando en el tumor y evitar así el blindaje de la célula tumoral, por lo que queda expuesta a la acción del sistema inmunitario, que la capta como una amenaza Las células tumorales pierden su capacidad de esconderse y los linfocitos recuperan su capacidad de ataque y las combaten eficazmente ABC Desde que aterrizó en la Universidad de California- Los Ángeles (UCLA) procedente del Hospital de Vall d Hebron de Barcelona (en 1996) Antoni Ribas ha centrado su potencial investigador en encontrar un arma terapéutica efectiva contra el melanoma, el más grave de los cánceres de piel. Ahora, un estudio liderado por él ha dado un golpe certero a la enfermedad con un giro total en la estrategia- ¿Qué supone desde el punto de vista clínico su investigación? -Es un paso importante porque supone que después de años de lucha hemos conseguido quitarle el freno al sistema inmunitario para que pueda desplegar todo su potencial destructor contra el cáncer. Este tipo de fármacos que dan al sistema inmunitario la capacidad de destruir células abren un futuro muy esperanzador para combatir la enfermedad y otros cánceres como el de colon o pulmón. Hasta ahora el enfoque era diferente. ¿Cuándo podrán beneficiarse los pacientes de cáncer de este tratamiento?