Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL DE LEJOS MARTES, 4 DE JUNIO DE 2013 abc. es internacional ABC PEDRO RODRÍGUEZ EL FANTASMA OTOMANO La explosión de resentimiento en Turquía va mucho más allá de un pelotazo inmobiliario en en el centro de Estambul P ara los convencidos de que el imperio otomano es un fantasma obsesionado con perseguir al mundo contemporáneo, lo que está sucediendo en Turquía muy poco tiene que ver ya con el meritorio empeño cívico de salvar unas cuantas higueras amenazadas por un pelotazo inmobiliario en el centro de Estambul. Tras protagonizar durante la última semana una contagiosa explosión de resentimiento y protestas callejeras, Turquía vuelve a exhibir otra vez ante el resto del mundo sus más profundas contradicciones. No hace falta pasearse por el Bósforo para apreciar las tensiones turcas entre el autoritarismo de Oriente y la democracia de Occidente. Y las enormes dificultades a la hora de conciliar el islam con las aspiraciones de modernidad de un país con más de 73 millones de habitantes a medio camino entre Asia y Europa. Sin olvidar tampoco, una posición geoestratégica decisiva y todo su grandilocuente legado histórico. El epicentro de los disturbios es la plaza Taksim, el equivalente en Estambul a la plaza Tahrir en la capital de Egipto, pero el primer ministro Recep Tayyip Erdogan no quiere ni oír hablar de posibles comparaciones con ninguna primavera árabe. Tras diez años de gobierno, tres victorias electorales y una prosperidad sin precedentes, Erdogan ya no puede presumir de que la calle sea suya. Ahora, la tiene que compartir con la mitad del electorado que no votó en las parlamentarias de hace dos años al islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP) El movimiento inspirado por los árboles de la plaza Taksim no es un monolito político, religioso, económico o social. El elemento vertebrador de esta improvisada pluralidad de opositores no es otro que su compartido rechazo a las imposiciones de un Erdogan cada vez más autocrático y con mayores ambiciones políticas. Y lo último que quieren todos estos turcos indignados es sufrir otro sultán. Por mucho que el mismísimo Napoleón conjeturase que si la Tierra fuera una sola nación, Constantinopla (Estambul) sería su capital Nicolás Maduro y Raúl Castro, ayer en La Habana REUTERS Maduro instaura la cartilla de racionamiento en Venezuela El sistema, inspirado en el cubano, se aplicará por ahora a veinte productos escasos LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL EN CARACAS Manuel de uso Despegue en Zulia El Estado de Zulia será el primero de Venezuela en poner en marcha la cartilla en sus supermercados, según un sistema desarrollado desde su gobierno mientos estén adecuados al procedimiento. Se trata de un sistema que se ha diseñado en la Gobernación, para monitorear la compra de los veinte productos regulados dijo. Barrios piloto Es decir, el sistema va a registrar la adquisición del producto en un establecimiento y evitará que el mismo usuario adquiera el mismo producto, el mismo día, en otro supermercado. Habrá productos que podrán adquirirse al siguiente día, pero el mismo sistema determinará el período de tiempo para que se pueda comprar de nuevo. Sabemos que hay productos que duran más de un día advirtió Labrador. El procedimiento se instalará en 65 supermercados de los municipios Maracaibo y San Francisco, localidades que servirán como pilotos para establecer el sistema y que hoy se iniciarán con las pruebas para la aplicación del servicio automatizado. Entre los productos que se van a monitorear se encuentran: leche, arroz, aceite, harina, azúcar, papel higiénico, crema dental, entre otros que figuran entre los más buscados y a la vez más escasos. Labrador explicó que desde el inicio del Plan Antibachaqueo se han decomisado un total de 3.500 toneladas de alimentos. El secretario general de Gobierno aseveró, además, que los mecanismos ideados para contrarrestar el delito del contrabando y acaparamiento de alimentos continúan aplicándose con el despliegue de funcionarios en la vigilancia de la comercialización de los productos. El Gobierno venezolano aplicará un sistema de racionamiento para la compra de 20 productos regulados y escasos, que aunque no funcione como la tristemente célebre cartilla de racionamiento cubana, sí está inspirada por la limitación de cantidad de alimentos, tiempo y persona. Hasta ahora los comercios ponían carteles limitando la compra a dos o tres paquetes por persona pero lo que sorprende de una noticia que publicó ayer el diario regional Panorama es que el racionamiento se va a institucionalizar y sistematizar de forma organizada, lo que indica que el desabastecimiento ha venido para quedarse en Venezuela. Según Panorama el gobierno regional del estado de Zulia establecerá el nuevo sistema automatizado que busca evitar la compra de un mismo producto, el mismo día, aunque sea en supermercados diferentes. La iniciativa se realizará con el propósito de garantizar la seguridad alimentaria en la entidad y evitar el contrabando de alimentos fuera de las fronteras venezolanas Este sería el primer paso para el establecimiento de una especie de cartilla o sistema de racionamiento electrónico ante la es- Por persona y día El sistema automatizado impedirá que una persona compre el mismo producto escaso en el mismo día, aunque sea en supermercados distintos Veinte productos Entre los artículos que se van a racionar figuran básicos como la leche, el arroz, el aceite, la harina, el azúcar o el papel higiénico casez y empezará a aplicarse el próximo 10 de junio. El procedimiento se instalará en sesenta y cinco supermercados de los municipios Maracaibo y San Francisco, según el secretario general de Gobierno, Blagdimir Labrador, quien anunció una reunión con las cadenas de supermercados para darles a conocer el sistema. El plan entrará en vigencia, según sus estimaciones, el 10 de junio, cuando todos los estableci-