Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
114 TELEVISIÓN Y RADIO Profesionales del premio DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es tv ABC Pasapalabra El bote millonario de este programa alcanza ya la friolera de 1.410.000 euros, por lo que cada vez más personas se plantean probar suerte en el concurso de moda de la televisión 50 por 15: ¿Quién quiere ser millonario? El concurso estuvo en televisión de forma intermitente desde 1999 a 2012. Célebre es la anécdota del concursante Enrique Chicote, quien utilizó el comodín de la llamada para decirle a su esposa que se iba a llevar el premio. La trastienda de los concursos ¿Qué se necesita para ir a un programa de televisión? Varios concursantes veteranos desvelan las entrañas de la pequeña pantalla PATRICIA BIOSCA MADRID Paz Herrera ha ocupado titulares en prensa por superar el récord de Carlos Adán de 39 programas de permanencia en Pasapalabra. Con un bote que roza el millón y medio de euros, cada tarde mantiene en vilo al público que Los concursantes enchufa el televisor para ser testigo del Laura González, una profesora madrimomento. No pensaba que iba a du- leña de barrio que va a garitos de merar tanto dice con una sonrisa. Pero tal según se define ella misma, ya sinPaz no es novata en los concursos te- tió lo que es ganar un bote en ese mislevisivos. Saber y ganar fue su bau- mo programa hace dos años. Me quedé tismo de fuego hace 16 años y concur- en paro, me cambié de piso... Eché la losó en Quién quiere ser millonatería a ver si tocaba y tocó Su jurio una década después. Pero ventud y sus gustos. un perfil atíLos el caso de esta cántabra no pico en este tipo de concursos, futuros es especial: muchos de los le granjearon multitud de concursantes apoyos: un club de fans y vaconcursantes que han hepasan por cho vibrar al público con rios perfiles de apoyo en resus victorias y derrotas han des sociales. No descarta volvarias repetido en alguna ocasión, ver a participar en otro propruebas quizá porque les haya picado grama, aunque ha repetido en el gusanillo de los concursos. varios especiales de PasapalaPara concursar en un programa no bra ¿Por qué no? Si encuentro otro basta con enviar un correo con tus da- que me guste, igual vuelve a sonar la tos personales, sobre todo en el caso de flauta los culturales. Rafael Guardiola, direcAntonio Sempere, en cambio, se cortor de Pasapalabra resume los per- tó la coleta como concursante hace files que buscan: No nos vale que sea varios años. Este periodista participó solo gente muy divertida, pero tampo- en diferentes concursos entre los ochenco una enciclopedia y que no dé en cá- ta y los noventa. Desde Silencio, se juemara. No solo tienen que saber, sino, ga a Quatro Cuando empecé, la además, transmitir algo Los aspiran- única posibilidad de ver la tele por dentes pasan un rosco telefónico o un cas- tro para un teleadicto de provincias ting donde se les hacen varias pruebas era concursar o ir a aplaudir, pero en el de este tipo. Si lo superan, se les convoca para que completen otro rosco delante de la cámara. Durante el programa, hasta los concursantes que parecen más tímidos se acaban soltando en las últimas pruebas con los famosos dice Guardiola. último caso, el viaje corría de tu cargo Antonio participó siempre en concursos culturales o de preguntas y respuestas, aunque asegura que hoy no lo haría: Te juegas mucho en los platós Es cierto que en programas como Pasapalabra con tanta audiencia, quedas expuesto al público apostilla Alberto Izquierdo, otro concursante veterano que ha pasado por programas como 50 x 15 o Alta tensión Alguna vez sí que me he planteado dedicarme en exclusiva a ir a concursos. Sin embargo, hay programas a los que no iría. ¡Ojalá pudiera hacerlo! Señal de que habría más concursos culturales Pero si alguien sabe de concursos, es Fernando Cerezo. Más de cuarenta programas llenan su currículum televisivo: Participo en dos al año, aunque ha habido otros de cinco De hecho, Fernando ha escrito una guía, Cómo participar con éxito en los concursos de la tele en la que da las claves para ganar en este tipo de programas. Pero su fama a veces ha sido un inconveniente. En general, a las productoras no les gusta que seas conoci- El truco principal es entrenar y entrenar P. BIOSCA. MADRID Javier Ajo se llevó el rosco de Pasapalabra en 2010. Desde que se apuntó al concurso hasta que le llamaron pasó un año, tiempo que aprovechó para prepararse para ese momento. Este madrileño afrontó todo ese tiempo como una oposición ya que su condición de prejubilado se lo permitía. Tiempo después compartió su experiencia con Lilit Manukyan, otra concursante armenia que sorprendió por su dominio del español aún sin tener nuestro idioma de lengua materna. Tiempo después, se enfrentaron en un reto que Lilit, su estudiante consiguió ganar. ¿Cómo se entrenó para participar en Pasapalabra -Veía todos los programas y, con ayuda de Google, encontraba en los dic- cionarios o en la Wikipedia las respuestas que no conocía, y con esas palabras hacía una lista que después repasaba. ¿Cómo contactaron Lilit y usted? -La conocí en un foro de internet. Me quedé alucinado con su domino de nuestro idioma, teniendo en cuenta su corta estancia en España y, dado que yo tenía un material y una experiencia que ya no me iban a servir para