Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
112 GENTESTILO LOS DOMINGOS DE... Alex y David Pastor DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es estilo ABC Deporte Soy más de caminatas para ir a algún sitio que me interesa que de salir a correr sin rumbo Papa Benedicto Su libertad personal la perdieron hace mucho tiempo, pero le queda este canto del cisne Tradición artística Nuestros antepasados no pintaban bisontes, sino almas de bisontes ISABEL B. PERMUY Autores como Zafón o yo somos parte de la marca España Es periodista, investigador, escritor de best- sellers, algo que en España tiene su mérito y los domingos se va de caza, la mayor que él conoce: a patrullar el Rastro y la Cuesta de Moyano en busca de libros mar todo eso, él que no se declara precisamente deportista, o no precisamente deportista porque sí. Soy más de caminatas para ir a algún sitio que me interesa que de salir a correr sin rumbo, hace un par de años yo escalé el Monte Ararat, entre Turquía y Armenia, son 5.165 metros, fui con César Pérez de Tudela y debo admitir que mi preparación fue mucho más mental que física, yo tengo que subir esto, y lo subo sentencia. Dadle una novela que ambientar, una leyenda que perseguir, y moverá el mundo y se moverá él. Si no es así, ¿que suden ellos? Se ríe. Exuda esa felicidad de quien no sólo tiene éxito sino que se lo pasa como un enano teniéndolo, que ha triunfado haciendo aquello que más le gusta hacer. Habrá quien considere su situación envidiable en el buen sentido... y en el no tan bueno. Los autores norteamericanos de best- sellers están orgullosísimos y son muy respetados. Los españoles, como el mismo Sierra o como Carlos Ruiz Zafón, parece que tengan que pedir perdón por existir a determinados colectivos. Se lo comento esperando oírle templar gaitas y me POR ANNA GRAU J avier Sierra nunca se cansa de exprimir hemerotecas y bibliotecas al acecho de la chispa que hará saltar la inspiración para un nuevo milagro editorial. Las mañanas de los domingos se las funde en caminatas de no menos de tres horas con la mochila cada vez más cargada- al hombro. El esfuerzo suele culminar con un bocadillo de calamares en el bar Brillante, en Atocha, y con la reagrupación familiar, sobre todo con sus pequeños de 4 y 5 años, Martín y Sofía. No madruga porque los sábados se acuesta siempre muy tarde, le dan las tantas de la madrugada haciendo un programa de radio. Pongamos que se despierta a las diez y que se pone en marcha a las once, previo desayuno de campeón: cualquier variedad de huevos, zumo de naranja, café, si hay bollería, algo de churros ...Mucho tiene que confiar en sus piernas para que- pintura decorativa para dar el salto a la mágica, a conectar con algo invisible, con el más allá con una exaltación que reaparece en los grandes lienzos 30.000 años después: del Bosco en adelante, incluido Picasso, utilizan la pintura con el mismo propósito que en Altamira sorprende entrando educada pero firEstá claro que donde pone la plumemente al trapo: yo creo que supe- ma, Javier Sierra pone la pasión. No raremos esa mentalidad y se acabará descarta, por ejemplo, encontrar insreconociendo que autores como Car- piración para una nueva obra en la los y como yo formamos parte de la renuncia de Benedicto XVI, una nomarca España, aunque la marca Espa- ticia que le impactó enormemente ña no nos haya dado nunca las gracias, porque la vio con los ojos de un perno nos haya saludado siquiera, noso- sonaje de su libro, el del emperador tros contribuimos a la marca España Carlos V, que también era alemán y y a la marca del idioma muy culto, y que al final de Sin ir más lejos su último sus días también decilibro para Planeta, El dió abdicar, renunBenedicto maestro del Prado ciar al imperio y XVI es un thriller tan retirarse a un Ha hecho igual que erudito como monasterio de Carlos V, que decidió trepidante esclausura para abdicar, renunciar al imperio y crito a mayor hacer lo que retirarse a un monasterio de gloria de la él llamó la primera pinameditatio clausura para hacer lo que él coteca espamortis, la llamó la meditatio mortis, la ñola. Sierra meditameditación para prepararse para ha urdido una ción para morir, para irse al otro lado. trama donde prepararse ¿Qué hay más importante que ciertas obras para morir, eso? Nada. Ese es su último maestras son para irse al reducto de libertad puertas literales, otro lado; ¿qué no ya simbólicas, a hay más imporotra realidad. Y hasta tante que eso? Nada aquí puedo leer... sin revePero un emperador, un lar unos misterios que el autor Santo Padre, ¿no se deben hassostiene que no son fruto de su ima- ta su último aliento al imperio y a la ginación calenturienta sino de toda Iglesia? Es su último reducto de liuna tradición artística que se remon- bertad afirma el escritor, convencita al Paleolítico superior, cuando nues- do, su libertad personal la perdietros antepasados no pintaban en las ron hace mucho tiempo, pero les quecuevas de Altamira bisontes, sino al- da esta última bocanada, este canto mas de bisontes Trascendiendo la del cisne