Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍA DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es economia ABC Pescanova, un mar de dudas La banca pide más datos antes de aumentarle el crédito y Deloitte busca deuda oculta MONCHO VELOSO MADRID Presencia global del grupo Empresas localizadas en España Acuinova S. L. Bajamar Séptima S. A. Fricatamar S. L. Frigodis S. A. Frinova S. A. Frivipesca Chapela S. A. Insuiña S. L. Pescafina Bacalao S. A. Pescafina S. A. Pescafresca S. A. Pescanova Alimentación S. A. L os vecinos de Chapela hablaban con orgullo de Pescanova. Manuel Fernández de Sousa- Faro había convertido la pesquera, multinacional puntera en innovación, de referencia en su sector y con 10.000 empleados, en emblema de Galicia. Tres décadas después de tomar el mando la deja a la deriva: en suspensión de pagos, con una situación financiera desconocida y un futuro incierto. La pesquera solicitó el concurso de acreedores el pasado abril al no llegar a un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda, que cifró primero en 1.522 millones de euros y luego elevó a 2.700. Sousa ocultó las cuentas de Pescanova al consejo de administración, a la banca acreedora y a las autoridades, que se las reclamaba. Pero día a día han ido saliendo a flote los restos del naufragio. Impagos y quiebras en un entramado societario compuesto por un centenar de filiales repartidas por los cinco continentes, venta irregular de acciones y la aparición de otras cincuenta entidades acreedoras. Según los últimos datos, el grupo adeuda 3.003 millones a 109 bancos. En plazas como Londres y Fráncfort, sede de algunas de las entidades expuestas a la pesquera, nadie entendía que algo así pudiese suceder en una sociedad cotizada y se apuntaba a un fallo en las tareas de la CNMV. Agotada su paciencia, el supervisor, consciente de que Pescanova estaba poniendo en entredicho su imagen y la del país, solicitó a la Fiscalía una investigación de las posibles irregularidades cometidas por Sousa, que se enfrenta a una multa y su posible inhabilitación, y asumió la labor de desvelar el agujero real. Entonces el juzgado de lo mercantil número uno de Pontevedra aceptó el concurso, cesó al presidente y al resto del consejo y nombró a Deloitte administrador concursal. Pero su contabilidad sigue siendo una incógnita: la auditora aún no ha revelado la deuda total del grupo. El grueso se encontraría AM A M É R I CA CA DEL NORTE RT E U RO PA URO PA O Eiranova iranova Pescanova France Pescanova Polska Krustanord Pescanova Italia Pescanova Hellas Pescanova USA PESCANOVA Pescanova Portugal ASIA Pescanova Japón Abad Overseas Novaocéano NovaHonduras NovaGuatemala Serviconsa Camanica Promarisco NovaPerú AFRICA Pescanova Brasil A M É R I CA D E L S U R Pesca Chile Acuinova Chile Belnova Argenova Marnova NovaNam Novagroup Pescamar OCEANÍA Austral Fisheries Nova Austral Distribución del accionariado Manuel Fernández de Sousa 7,51 En del capital social FBA- The Icelandic Investment Bank 5 Capital Research and Nova Ardara Equities Management Company 3,41 4,22 José Antonio Pérez- Nievas 3,39 Otros 47,46 Luxempart 5,83 DAMM 6,18 AlqueireComercio 5,05 Silicon Metals Holding 5 Alfonso Paz- Andrade 3,56 Liquidambar Inversiones 3,39 Principales bancos acreedores Sabadell 222 Deuda en millones de euros Novagalicia Banco 165 Popular 161 157 Caixabank Deutsche Bank 130 130 Caixa Geral Bankia 127 Otros 1.911 ABC en filiales de todo el mundo en las que la pesquera tiene una participación no mayoritaria, por lo que no consolidan en las cuentas de la matriz, pero que controlaría al 100 con otras filiales y sociedades interpuestas. Lo que sí ha dicho ya es que la compañía necesita con urgencia al menos 50 millones para seguir operando. Algunas filiales han dejado ya de pagar a proveedores y ha tenido que amarrar parte de su flota de 100 buques. ¿Cuánto tiempo más aguantará así? Las entidades, salvo las extranjeras, Objetivo: ocultar Sousa se aferró al timón de Pescanova pese a que hasta sus más fieles le abandonaron. Su intención, según algunas fuentes, era tratar de ocultar posibles irregularidades y evitar perder el control, lo que finalmente no ha podido esquivar. siempre se han mostrado favorables a financiar a la empresa, pues consideran que es viable hasta septiembre de 2012 facturó 1.149 millones y ganó 25 millones por su negocio. Ahora bien, condicionaron ese apoyo a la salida del presidente. Con Sousa depuesto, la banca ha retomado las conversaciones, ahora con Deloitte. Desembolsarán ese dinero si se les detalla la cantidad exacta que necesita el grupo y los pagos que cubrirán y si se les da preferencia en el