Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es internacional INTERNACIONAL 39 HORRORES DE CLEVELAND De izquierda a derecha: Amanda Berry, Gina Dejesús y Michelle Knight En el aniversario de sus secuestros les ofrecía una tarta para celebrar el día en el que habían empezado una nueva vida AFP Vivienda en la que Ariel Castro mantuvo encerradas a las tres jóvenes Les prometía que serían recompensadas con autorización para tomar una ducha o ir al lavabo si seguían sus órdenes. Su instrucción más estricta era que no hicieran ningún ruido bajo ninguna circunstancia Nunca salían de casa, pero en una ocasión alguien las vio gateando desnudas por el patio interior de la casa Ariel Castro El sádico de Cleveland ya era violento con su esposa, a la que golpeaba brutalmente incluso tras su separación. A una de sus cautivas la hizo abortar a patadas cinco veces Casi todas las ventanas de la casa estaban cegadas mitía entre sus vecinos sus paseos en una ruidosa moto por el vecindario, su actividad en grupos de música caribeña a Castro no le satisfacía la vida que llevaba. A comienzos de 2004 llegó a pensar en el suicidio y escribió una nota, ahora encontrada por el FBI, en la que decía: Soy un depredador sexual. Necesito ayuda En ella aseguraba haber sido sometido a maltratos de sus padres y a abusos de un tío. Pero sus palabras no traslucían arrepentimiento. Están aquí contra su voluntad porque cometieron el error de subirse a un coche con un completo desconocido escribió sobre sus víctimas. Además, ya estaba pensando en un tercer rapto. No sé para qué sigo buscando otra. Ya tengo a dos en mi poder Gina, una amiga de sus hijas Este ocurrió el 2 de abril de 2004. Castro buscó esta vez a una conocida de sus hijas, Gina DeJesus, de 13 años, especialmente amiga de una de ellas, Arlene. Se le acercó y propuso llevarla a reencontrarse con Arlene. Las tres fechas de los secuestros eran festejados por Castro, que a lo largo de los años obligó a sus víctimas a celebrar su nuevo nacimiento con cena especial y pastel de cumpleaños. Era parte de un estudiado sistema de castigos y premios para quitar toda esperanza de fuga de sus víctimas y anularlas psicológicamente. Tras un primer tiempo encadenadas en el sótano, en habitáculos separados, a medida que las educaba las permitía subir a la primera planta, donde podían tener relación entre ellas. Los Michelle nig Michel Knight Mi he le Knight se qued cinc n uedó cinc nco v vec s emb razad veces em araza a, pero Castro mbara mb a o ast la hizo abortar las cinco vec a hiz abo r las nc eces z o or c a golpes y patadas en el vi tre olp p ata ata s en vient S a guna e ell e esobede Si alguna de ellas le deso dec a las decía o hacía ruido, la volví a llevar hacía d la olv vía e al sótan y a la enc denab tano la enc nca naba c Las jóvenes se uestr das viviero los pri eros jóve es sec stra s i ron e t rimero rime mes meses en el sótano, la may parte de tiempo atadas s n el no no ayo yor iempo atadas con erd con cuerdas y cad nas. Abu aba sexualmente de ade s busab xualmente a ell el a y les pegaba cuando no l obedecían llas e gab and o le nd ecían jos del matrimonio, tres niñas y un niño, Castro había creado una mazmorra en el sótano. Mi padre había puesto candados en las puertas del sótano, el ático y el garaje, y no nos dejaba pasar a nadie cuando íbamos a verle ha explicado su hijo Anthony. Ya violento con su esposa, a la que siguió pegando tras su separación en 2005 ella presentó una denuncia por nariz rota, fractura de costillas, hombros dislocados y coágulo en el cerebro; murió en 2012 Castro empleó también la fuerza contra sus detenidas, de las que inmediatamente comenzó a abusar sexualmente. A pesar de la seguridad que trans-