Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es españa ABC Afganistán El repliegue español por el temido paso de Sabzak 157 kilómetros de pedregal, baches, montañas, desfiladeros y amenaza insurgente separan la base de Qala i Nao de Herat. Una ruta que se recorre en 17 horas Un blindado español RG- 31 avanza por el sinuoso paso de Sabzak al tiempo que una pareja afgana se traslada a pie y en burro con burka ESTEBAN VILLAREJO FOTOS: JAIME GARCÍA EMPOTRADOS CON LAS TROPAS EN AFGANISTÁN E ncaje de bolillos con guantes de boxeo Así nos define el subteniente Veira el reto que tienen ante sí las Fuerzas Armadas en Afganistán: el repliegue de los 960 militares que aún permanecen en Qala i Nao (provincia de Badghis) y de todo el material militar y de campaña de la base Ruy González de Clavijo Junto con el teniente coronel Viñas, estos dos militares supervisan en la base de Herat el momento culminante del mayor reto logístico al que se ha enfrentado el Ejército en los últimos decenios. La extrema orografía afgana, la insidiosa insurgencia de Badghis y Herat y el transporte del material vía terrestre hacia Pakistán o por avión hacia Emiratos Árabes Unidos y Azerbayán para zarpar en barco hacia España desde Karachi, Jebel Ali y Poti (Georgia) son los tres grandes retos de lo que resta de misión tras once años de presencia española en Afganistán. En total, en apenas siete meses serán replegados 960 militares y transportados 500 contenedores y unos 250 vehículos militares. Por ahora el sinuoso paso del Sabzak, que une la base de Qala i Nao con Herat, ha sido recorrido por cuatro convoyes españoles. Aún resta otra decena. Una tarea que le corresponderá al legendario Regimiento de Infantería Ligera Soria N 9 con base en Fuerteventura cuyos hombres liderarán el último contingente de la Fuerza Española en Afganistán (Aspfor) el XXXIII. He aquí las particularidades de los tres retos del mayor desafío logístico al que nunca nos hemos enfrentado en palabras del teniente coronel Viñas. Uno de sus comandantes apostilla: Y encima los vehículos tienen que ir limpios una broma antes del destajo. El embudo de Sabzak Una ruta de 157 kilómetros... ¡en 17 horas! La orografía en Afganistán es el temido general Invierno de tantos otros conflictos. El paisaje afgano es extremo y cambiante. Calor y frío se combinan como el día y la noche. Y en verano las temperaturas alcanzarán fácilmente los 45 grados centígrados. El polvo es el otro fenómeno dominante, que condiciona, por ejemplo, los aterrizajes de helicópteros. La arisca, zigzagueante y bacheada ruta Lapis, que une la base española de Qala i Nao con la italo- española de Herat (desde donde parten los vuelos hacia EAU y Georgia) es ejemplo de lo inhóspito del camino que tienen que recorrer los diez convoyes españoles de 30- 50 vehículos que portarán los contenedores con material militar. Se trata de un camino de cabras literal, y eso que es una parte de la gran carretera que circunvala Afganistán que tiene su apogeo extremo en el temido paso del Sabzak: las curvas empinadas, los desfiladeros y los motores de los vehículos son tres vértices para un difícil equilibrio en un ascenso desde los 900 metros de altura a los 2.500. ABC acompañó a los militares españoles en el cuarto convoy del repliegue que recorrió esta ruta de 157 kilómetros, un camino que se pudo realizar en 17 horas. Partiendo a las 07.30 horas desde Qala i Nao y llegando a las 00.30 a Herat. En el camino: vehículos averiados, desminado en la vanguardia del