Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO Examen a la oposición Las alternativas DOMINGO, 12 DE MAYO DE 2013 abc. es ABC Cayo Lara Coordinador general de Izquierda Unida Rosa Díez Portavoz de Unión, Progreso y Democracia La vía populista a la española Sólida a nivel interno y con peligro en las urnas S i hay un verso suelto entre los líderes de los partidos mayoritarios, es el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara. Sin conocimientos de economía, no duda en presentar propuestas de fuerte perfil populista que buscan dar respuesta a lo que quiere oír la ciudadanía más que en construir una alternativa seria de Gobierno capaz de reflotar al país de la difícil situación en la que se encuentra. Entre sus propuestas, famosa es la de dejar de pagar la deuda contraída por el Estado sin pensar en las consecuencias. En el mismo discurso es capaz, además, de defender una cosa y la contraria. Ya sea la necesidad de continuar con las minas del carbón al tiempo que el ecologismo, o la bajada de impuestos al tiempo que un mayor gasto social. Este doble discurso le pasó factura hace varias semanas cuando, después de abanderar la crítica contra la amnistía fiscal y las fortunas que no pagan impuestos, se conoció que una de sus federaciones no estaba al tanto del pago de tributos. Al igual que en otros países europeos, la dureza de la crisis económica, unida en España a la falta de credibilidad del PSOE, puede entregarle un fuerte crecimiento de votantes. N Incoherencia ingún otro líder de la oposición dispone de tanto respaldo interno como la líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) En su haber, cuenta con haber levantado estas siglas de la nada y haber conseguido un grupo parlamentario en relativamente poco tiempo teniendo en cuenta la madurez de la democracia española y la solidez con la que, hasta ahora, Partido Popular y Partido Socialista se han venido repartiendo el poder, ya fuera en solitario o en compañía de los nacionalistas. En su debe, destacan la falta de un programa electoral completo y la indefinición en la que procura navegar mientras puede para sumar (o no perder) adhesiones. Su objetivo son los votantes que en estos momentos difíciles se sienten desencantados con las fuerzas mayoritarias. De uno y otro lado, si bien su principal caladero se encuentra entre los electores populares. Encuesta tras encuesta, los votantes del Partido Popular revelan que se identifican más con el discurso de Rosa Díez que con el del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con lo que no es difícil prever que su formación dará un nuevo salto en las próximas elecciones generales. La duda es si la líder de UPyD contará también con la estructura necesaria para soportar un crecimiento fuerte y rápido en las urnas. En el mismo discurso es capaz de defender una cosa y la contraria: carbón y ecologismo La tercera vía No es difícil prever que dará un salto en las elecciones. La duda es si tendrá estructura para asimilarlo JOSÉ MARÍA CARRASCAL Su comunismo es lo que Lenin llamaba anarquismo: la enfermedad infantil de la izquierda E infantiles son la mayoría de sus propuestas MANUEL MARTÍN FERRAND JOSÉ MARÍA CARRASCAL Goza de lo que los alemanes llaman la libertad de los locos puede decir lo que quiera porque todo el mundo sabe que no va a conseguirlo MANUEL MARTÍN FERRAND Tiene la misma procedencia ideológica que Giorgio Napolitano; pero, lejos de evolucionar con el tiempo y la sociedad, se ha quedado en el pleistoceno comunista Aunque persiguió a Mingote por uno de sus dibujos, tiene talento, tesón, capacidad de convocatoria y, verdaderamente, está instalada en el centro ¿Existe Cayo Lara? GABRIEL ALBIAC Magnífica tertuliana CURRI VALENZUELA ¿E xiste Cayo Lara? Es un enigma. Más allá de la condición parasitaria. Bajo ese nombre, alguien ejerce y cobra su funcionariado político; bajo ese nombre, alguien aguarda recoger despojos del desmoronamiento socialista. ¿Detrás de eso? Silencio. Inviste Lara un territorio que antaño fue solemne. Y hay un tono muy triste en esa paradoja. Hubo un tiempo en el cual el comunismo era algo serio. Trágico, hoy lo sabemos. Pero serio. Una apuesta tan desmedida cuanto errada. Pero era apuesta de riesgo en un país sin otro culto que el de las seguridades perezosas. El partido comunista al margen de acuerdos y desacuerdos queda en la memoria de los que tenemos cierta edad como la epopeya de gentes de empecinado coraje, librando una batalla mastodónticamente desigual contra la dictadura. Batalla en la cual los comunistas estuvieron casi siempre solos. Cuando aún no existían los Cayos Laras. Ni la financiación pública. Y ahora que no es ya nada el PCE, Cayo Lara aspira a hacer de él triste contenedor de los votos a los cuales asqueó Rubalcaba. Muy pragmático. Puede que hasta funcione. Pero, en fin, yo sigo amando mi recuerdo de aquel otro partido, el clandestino: pobre y empecinado. Pese a todo. L a presidenta de UPyD es una de las mejores tertulianas de este país. Cuando acude a una emisora de radio o un plató de televisión para comentar la actualidad política expresa muy claramente lo que piensa de cada cuestión, habla con voz agradable y firme y subraya sus opiniones con gestos muy coordinados. Si detrás de las cámaras o delante de los micrófonos hay público, le aplauden calurosamente. Es seguro que las audiencias suben en ese programa. Tiene el don de decir lo que la mayor parte de la gente quiere escuchar. Y lo dice alto y claro. Lo que no sabemos es si Rosa Díez está capacitada para ser tan buena política como comentarista. Entre lo que declara y lo que tendría que hacer si gobernara en alguna parte media un abismo. Cuando no tienes que dedicar tu tiempo a que te cuadren las cuentas, a que tus colaboradores se pongan de acuerdo, a que lo que se te ha ocurrido por la mañana sea viable por la tarde, te puedes permitir el lujo de subir a la tribuna del Congreso y lanzar dardos al Gobierno y a la oposición. Unos llaman a eso política de salón. Otros, demagogia.