Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 11 DE MAYO DE 2013 abc. es madrid MADRID 61 Un comando militar albanés reventó la urbanización El Bosque La Guardia Civil les acusa además del robo en casa del delantero del Valencia Valdez CARLOS HIDALGO MADRID La UCO y la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid han desmantelado a una banda compuesta por tres albaneses y un español a la que se imputan 32 asaltos a domicilios (que podrían ser más de cien) en Madrid, Valencia y Alicante; entre ellos, en la lujosa urbanización El Bosque (Villaviciosa de Odón) y en el domicilio del delantero del club ché Nelson Valdez. Los cuatro están en prisión. La operación Siniestro comenzó hace ahora justo un año. También estaban operando en La Moraleja (Alcobendas) Montepríncipe (Pozuelo de Alarcón) y Paracuellos del Jarama. Entraban siempre en casas de alto nivel, de domingos a jueves y de noche, para asegurarse de que sus moradores estaban dentro y evitar así tener que destrozar los sistemas de alarma y levantar sospechas. Es lo que en el argot se denomina murcigleros o ladrones silenciosos. Encapuchados y con ropa oscura, buscaban joyas, objetos de valor y dinero en efectivo, aunque nunca reventaban cajas fuertes. Cometían entre tres y cinco asaltos en una jornada, para lo que llegaban a recorrer hasta 600 kilómetros en una sola noche. Arriba, uno de los detenidos. En la imagen inferior, dos ladrones, en pleno asalto, el pasado marzo ABC Técnicas propias de ETA Se han apoderado de piezas de relojería y joyería valoradas cada una en unos 50.000 euros, incluido un Cartier de señora con diamantes y anillos de oro blanco. También buscaban las llaves de los coches de alta gama de las víctimas, de los que se han recuperado una veintena. Pero el rasgo más distintivo de este grupo criminal era el catálogo de medidas de autoprotección del que hacían gala, sólo visto en comandos de ETA: plazas de garaje y viviendas alquiladas a 3.000 euros; pisos francos; coches con matrículas falsas; tomaban cinco taxis distintos para un solo recorrido; varios alias... Tenían un tren de vida vertiginoso, con juergas diarias con prostitutas de 6.000 euros. El clan, dirigido por un albanés conocido como Lek, contaba además con formación militar.