Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 CULTURA SÁBADO, 11 DE MAYO DE 2013 abc. es cultura ABC La viuda de Alfredo Landa y varios familiares, ayer en el cementerio de Santa Ana en Colmenar Viejo GTRES Garci y Torres- Dulce EFE El cine español despide al actor Alfredo Landa Según su gran amigo José Luis Garci, era un todoterreno con motor Rolls- Royce ELENA JORRETO MADRID construyó con más de 150 películas permanece. Su dominio del teatro, el doblaje, la comedia y el drama se condensó ayer en una frase: Era un todoterreno con motor Rolls- Royce Amigos y autoridades Pero Garci no fue el único presente. Le acompañó Fernando Méndez- Leite, que definió al actor como absolutamente fantástico, un tipo muy divertido y con muy mala leche, con perdón, y con una sorna increíble Los eternos secundarios Jesús Guzmán, Pepe Carabias y Manolo Zarzo y el empresario y productor de cine Enrique Enrique Cerezo acudió a despedir al actor Cerezo tampoco quisieron perderse la despedida a Landa. Las autoridades estuvieron representadas por el fiscal general del Estado, Eduardo TorresDulce amigo de Alfredo Landa en su EFE José Luis Garci ha perdido a un familiar José Sacristán, a su hermano Los demás hablan de un actor inolvidable o, sencillamente, callan. Demasiado dolor para pronunciarse. El cine español, en cambio, no necesita palabras para decirnos que ha perdido a un crack Alfredo Landa, el criado, bandido, emigrante... más célebre de la Transición. Como sus personajes, la retirada del actor navarro ha sido humilde. En 2008 se alejó de los focos para impedir que sus amigos le vieran sucumbir a una larga enfermedad. Ayer, vencido, se reunió de nuevo con ellos en el cementerio de Santa Ana, en Colmenar Viejo (Madrid) Las cámaras, como de costumbre, no podían faltar. Pero esta vez el objetivo era mostrarle sus respetos. En medio del campo, rodeado de coronas de flores, Alfredo, Idoia y Ainhoa tomaban a su madre de la mano. Junto a ellos, un hombre se confundía con la familia. Es posible que el escenario remitiese a José Luis Garci Las verdes praderas el filme en el que Landa era un señorito de la Sierra madrileña. Tras dirigirle en siete películas, Garci quiso acompañar a su amigo hasta el final. Su cuerpo se convirtió en cenizas, pero el landismo el género que pasado como guionista quien hizo hincapié en el hito que supone el landismo y la capacidad del actor para incorporar su personalidad a todo tipo de personajes El hijo del capitán ANÁLISIS JOSÉ SACRISTÁN A lfredo era para mí como un hermano. Nos conocimos en el año 60 en el Teatro Infanta Isabel. Yo era el meritorio y él hacía un papelito. Se portó muy bien conmigo. Fue curioso lo amigos que nos hicimos siendo él hijo de un capitán de la Guardia Civil y yo hijo de un militante del Partido Comunista, y compartiendo ambos las ideologías de nuestros progenitores. Eso nunca fue un problema. Periódicamente celebrábamos nuestros años de amistad, y cuando cumplimos los 25 años como amigos se presentó con un llavero con una cadenita y una lengüetita de plata que ponía: 1960- 1985. Pepe- Alfredo como si fuéramos maricones. Y eso que Alfredo tenía el hombre su punto de vista respecto a los homosexuales. Era muy navarro para eso. Tenía un pensamiento y unas convicciones muy afianzadas, pero era un hombre muy claro y directo. Siempre iba por derecho, nunca por detrás. Con él no cabía confundirse, ni en el trabajo ni en la vida. Decía siempre lo que pensaba. Recuerdo aquellos paseos que nos dábamos por la calle Barquillo y los cafés que nos tomábamos. Siempre los pagaba él, porque él también hacía doblaje y por aquel entonces iba mejor de dinero que yo. Comentábamos entre función y función si merecía la pena esto de ser actor con dos funciones diarias siete días a la semana y el ensayo a mediodía. Él decía que igual nos lo teníamos que pensar, que si esto era un coñazo... Ayer salí un poco triste al escenario. Por un lado, Alfredo estaba mal. Me sentía como si me hubieran cortado un brazo. Tenía 21 años cuando lo conocí. Pero la función debe continuar. Aquí estamos, y toquemos madera, porque con la que está cayendo... Cuando le dimos el Goya fue cuando nos dimos cuenta de que su lapsus no fue la emoción, sino producto de un ictus. Lamentablemente vinieron otros más y la situación se fue complicando. Hacía ya tiempo que no hablaba con él. respetando el deseo de Maite y de su familia, debido al avance de su enfermedad. No se encontraba bien. JOSÉ SACRISTÁN ES ACTOR