Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO, 11 DE MAYO DE 2013 abc. es internacional ABC Miembros de los equipos de rescate conducen en camilla a la costurera Reshma tras ser rescatada del edificio Rana Plaza Tras 17 días enterrada: Creí que nunca volvería a ver la luz del día La costurera Reshma es rescatada viva de entre los escombros de la planta textil que se derrumbó en Bangladesh JAIME LEÓN CORRESPONSAL EN NUEVA DELHI or favor, ayúdame Una voz surgía de entre las ruinas del edificio, tras 17 días desde que este se derrumbara en Bangladesh y 12 después de que los equipos de rescate perdiesen la esperanza de encontrar supervivientes. Una mano que P emergía confirmaba lo imposible. Una mujer se encontraba con vida bajo los escombros. Todavía estoy aquí murmuró. Corrieron a auxiliarla con agua, galletas y oxígeno. Se pararon los trabajos de desescombro. Una multitud de cientos de personas guardó silencio. Rezaron. Una hora después bomberos y militares sacaban a la mujer ilesa de entre los escombros. El gentío gritó de alegría por primera vez en semanas. La costurera Reshma Begum, de 19 años, sobrevivió a una de las peo- res catástrofes de la historia de la industria textil, con 1.043 muertos de momento. Un milagro. Creí que nunca más vería la luz del sol contó Reshma después, en el hospital, a un canal privado de televisión. La costurera relató cómo, bajo los escombros, intentaba llamar la atención de los equipos de rescate que trabajaban sobre las ruinas del edificio. Golpeaba los escombros con palos y barras, pero nadie me oía. Era desesperante Reshma quedó atrapada en un sótano cerca de la sala de rezo del edificio de nueve plantas con cinco talleres textiles que se derrumbó el pasado 24 de abril en la localidad de Savar, cercana a Dacca. La joven respiró durante 408 horas a través de una tube- ría entre las ruinas de metal y cemento. Podía caminar y se alimentó de galletas que encontró en las mochilas de compañeros de trabajo muertos. Hace dos días me quedé solo con agua explicó. Bebía cantidades limitadas para ahorrar La rescataron deshidratada y con pérdida de pelo. Pero en buen estado. La familia, que ya esperaba un cadáver, no podía creer que estuviese viva. Es un milagro. Dios la ha salvado afirmó su hermana Asma. Cinco días después del colapso, los equipos de rescate comenzaron a usar maquinaria pesada ante la nula esperanza de encontrar supervivientes. Los expertos estiman que tres días es el tiempo máximo que una persona puede sobrevivir en una catástrofe de ta- Precios desde por apartamento y noche en solo alojamiento, para determinadas fechas de los meses indicados. Estancias mínimas de 7 noches con entrada y salida obligatoria en sábado o domingo. Descuento ya aplicado. Gastos de gestión (6 por reserva) no incluidos. Consulta condiciones.