Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE MAYO DE 2013 abc. es tv TELEVISIÓN Y RADIO 77 SHARE O NO SHARE David Janer Los espectadores no notarán los recortes El protagonista de Águila Roja ha sentido incertidumbre por la serie, que hoy vuelve a La 1 CARMEN ANIORTE MADRID BEATRIZ MANJÓN PARA COMÉRSELA La de Lorraine Pascale es una cocina de portada, sabrosa en contenido y apariencia T ras casi un año de espera, Águila Roja vuelve a sobrevolar la parrilla de La 1. Esta noche, a las 22.30 horas, los incondicionales de las aventuras y desventuras de Gonzalo de Montalvo están de enhorabuena, ya que la serie producida por Globomedia para TVE estrena su quinta temporada. Acción, humor, misterio, secretos y muchas intrigas son sus ingredientes. David Janer es su principal protagonista. ¿Será una temporada movida? -Desde luego. Mi personaje, Gonzalo de Montalvo, sigue investigando sus orígenes. Entre otras cosas, descubrirá que su madre, Laura de Montignac, está viva. Además, tendré un montón de aventuras, siempre acompañado por mi fiel Sátur. El niño continuará metiéndose en líos y, por fin, parece que me voy a decidir a pedirle a Margarita que se case conmigo... -Esperemos que lo acepte, porque lo suyo ha sido un sinvivir. -Espero que sí, pero no puedo adelantar más. Hay que ver la serie. -Sobre su doble vida, Águila Roja Gonzalo de Montalvo, ¿se atreverá a desvelar el secreto a su hijo? -Mantenerlo me está haciendo tener serios problemas con Alonso, mi hijo. Su ídolo y su ejemplo es Águila Roja. Esta temporada habrá un momento en que mi identidad correrá peligro. -Además, llegan nuevos personajes. -Sí, los interpretados por Loles León y Carlos Areces. Van a revolucionar el palacio de Santillana y la tranquila vida de la villa. -Por lo visto en la promoción, esta temporada hay más acción. -Hay momentos de gran intensidad. Se van a ver incluso torneos medievales, peleas de gladiadores, animales exóticos. Ha sido muy dura de rodar, ya que a la acción se une el trabajo en exteriores. Todo este esfuerzo da una gran vistosidad a la serie. Esta temporada lo hemos dado todo. ¿Se notarán los recortes? Los espectadores no van a notar nada, pero el equipo técnico y artístico hemos tenido que hacer un sobre esfuerzo. Lo que antes hacíamos en dos tomas, en algunos momentos había que resolverlo en una. Pero el producto resultante es espectacular. TVE sigue apostando por la calidad y esta serie la tiene de sobra. Larga ausencia de la serie Todo este tiempo me ha permitido terminar la carrera de Filosofía. Me llena y me ayuda a desconectar ¿Cómo ha vivido la espera para su emisión? -Con incertidumbre. El medio es así. Espero y deseo que este tiempo de espera al espectador no le haya hecho mal y gocemos de su audiencia. ¿A qué se dedicaba? -A esperar. El mercado tampoco se mueve mucho. Me ha permitido terminar la carrera de Filosofía. He tardado ocho años, pero ya soy Licenciado. ¿Por qué Filosofía? -Lo necesitaba. Es algo que me llena. Me ayuda a desconectar y a conocerme a mí mismo. Me relaja. ¿Algún filósofo entre sus favoritos? -Sartre y los existencialistas. ¿Cuál es la clave del éxito? -Es una serie que puede disfrutarse en familia. ¿Cómo lleva las escenas de acción? -Una cosa es verlo como espectador y otra bien diferente rodarlo, haga frío, calor, llueva e incluso nieve... Eso y las consabidas repeticiones hasta que la coreografía queda perfecta. Lo más complicado del rodaje son las escenas a caballo. Son unos animales imprevisibles. No son una moto. ¿Está contento trabajando tanto tiempo en la misma serie? -Estoy muy a gusto trabajando en ella. Las listas del paro te hacen tener los pies en la tierra. Me siento muy feliz con este proyecto y en él estoy aprendiendo mucho. L TVE David Janer, un actor con doble identidad as comidas se han cocinado, los platos y las tazas lavado Nada queda de todo ello, ninguna biografía ni historia Como Virginia Woolf, las mujeres fuimos reclamando una habitación propia lo más alejada posible de los fogones, pues la cocina doméstica siempre se ha premiado con michelines y rara vez con estrellas. En un panorama culinario televisivo copado prácticamente por hombres, agrada ver en el Canal Cocina, el del huevo frito, hito saritísimo convertido en mosca, a la exmodelo Lorraine Pascale preparando comida rápida pero sin el vicio de la prisa, puntualizaría Marañón sana y fresca, entre otras cosas porque lo hace sonriendo, que era el toque de Samantha VallejoNágera hasta que entró en Masterchef el absolutismo de la restauración y a ratos también la restauración del absolutismo. Lorraine es feminidad y finura gastronómica, pero una finura distinta de la detestada por el Sabina rezongón de Santonja, que era alérgico a los platos finos, como Chicote, pero cuando la cocina televisada no parecía un espacio paramilitar. Pascale elabora platos prácticos y cuquis que diría Anna Simón, y lo hace desprovista de gorro o delantal, con su larguísima melena negra recogida en una coleta, dientes a juego con su camiseta impoluta no como Jamie Oliver en Jamie at Home uñas nacaradas y esas pestañas infinitas como brochetas, creando una cocina de portada, sabrosa en contenido pero también en apariencia, algo que aquí podría hacer Martina Klein, pero que nadie hace. En media hora, sirviéndose de un montaje ágil, el formato de la BBC nos ofrece una pasarela de cinco o seis recetas y, en el tiempo en el que Arguiñano contaría un chiste, la británica visita puestos de cocina sana en la calle o se da una vuelta por el mercado. Siendo una de esas mujeres a las que cualquiera querría visitar para que le salpimiente la jornada, no extraña que conciba sus recetas pensando en invitados imprevistos, que es lo que debería haber hecho el impaciente Vatel. Visto lo visto, Lorraine solo podría envidiarnos algún latiguillo, como el catapum chin chin del cocinero de Rota y, por supuesto, nuestro amplísimo catálogo de chorizos.