Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE MAYO DE 2013 abc. es madrid MADRID 63 tizan el empleo a todos los trabajadores sanitarios, sea cual sea su situación laboral. ¿Y si al poco de obtener la gestión, una empresa empieza a despedir a gran parte de la plantilla del hospital? -Sabíamos que esto era algo de la máxima preocupación. Tanto para profesionales como para pacientes. Así, hemos establecido, como medida de garantía, de continuidad y de calidad, que los mismos profesionales sanitarios que trabajan ahora mismo en estos seis hospitales que se van a externalizar, sigan allí. Y establecemos la obligación de contratar. Si se diera el caso de que la empresa que ganara el concurso, pasado un poquito de tiempo, pretendiera prescindir de una parte importante de empleados, eso yo lo consideraría un fraude de ley o un incumplimiento del contrato porque se ha establecido esa garantía para que se cumpla. ¿Y será lo mismo para los que no sean funcionarios fijos? -En efecto, hay personal que no es funcionario fijo, que no ha pasado una oposición y está con un contrato de determinada duración. O como interino. No van a estar más desprotegidos con la nueva empresa. Es más, son hospitales públicos jóvenes que van a ir a más y a un número mayor de profesionales que trabajen en ellos porque tienen que dar la misma o mejor calidad que ofrecen ahora. -Y si se da ese fraude, ¿qué se puede hacer legalmente desde el Gobierno regional? -Estoy seguro de que eso no se va a producir. Iría contra los propios intereses y el prestigio de las empresas. Hay que ser realistas. Ya están funcionando. Los pacientes y los profesionales ya se conocen. Existe una confianza entre ambos, que es la base de la atención sanitaria. Si el paciente viera que su especialista no está, perdería la confianza en el hospital y podría cambiarse a otro. -El paciente cambia y la empresa concesionaria pierde su asignación además de tener que pagar el tratamiento que ese paciente recibe en otro hospital... ¿Es esto lo que se garantiza con la zona única sanitaria en Madrid? -Claro, claro. Hacemos este cambio en los seis hospitales públicos madrileños (Infanta Leonor, Infanta Sofía, Infanta Cristina, Henares, Tajo y Suroeste) porque, precisamente, hay li- Hay que trabajar de otra manera Con los pliegos de condiciones para privatizar la gestión de los 6 hospitales, ocho organizaciones (sindicales, políticas y plataformas sanitarias) han puesto el grito en el cielo. Ocurre así siempre que, hablando de calidad, se adopta una medida que afecta a las condiciones de trabajo. Habrá que trabajar de otra manera, con mayor rendimiento. Tenemos un sistema sanitario con muy buenos equipos y hay que sacar el mayor rendimiento con menos dinero. Los sindicatos defienden los intereses corporativos de sus afiliados. Lo que perjudica la calidad es que no tomar ninguna medida dice el consejero Lasquetty. Javier Fernández Lasquetty toma un café en su despacho oficial bre elección. Si no la hubiera, yo no privatizaría la gestión porque, en ese caso, sería trampa. Es decir, si encargas la atención sanitaria de 150.000 personas a una empresa y a esas mismas personas les prohibes ir a otro hospital, entonces no se podría ejercer el derecho a la libre elección de una sanidad que siempre será pública, de calidad, gratuita y universal. -Si la empresa les va a cobrar a ustedes una capita (coste por habitan- te) un 20 menor de la vigente ahora ¿cómo es posible no tener números rojos? -Esto no lo hacemos para que ganen dinero. Se hace porque queremos un método de funcionamiento de estos seis hospitales, y solo estos 6, más ligero. Nadie dice que no obtengan ganancias, pero nunca será a costa de la calidad asistencial. ¿Se sabe cuál es el gasto público sanitario por madrileño? ¿Está lejos, o cerca, de esa capita media de 490 euros por habitante que cobrarán las empresas según consta en los pliegos de condiciones? -El coste por habitante, ahora mismo, en esos seis hospitales es 605 euros. Lo que pedimos a las empresas que opten a gestionarlos es que, como mínimo, lo haga por un 20 más barato; es decir, en torno a los 484 euros. Es verdad que en otros hospitales públicos de la comunidad madrileña más grandes y de gestión directa, el coste mayor pero sin olvidar que tienen un nivel de complejidad más alto. -Sindicatos, organizaciones profesionales y el Partido Socialista Madrileño (PSM) ya han avisado que recurrirán los pliegos de condiciones de la privatización. ¿Frenaría un recurso el proceso que ustedes quieren tener listo en septiembre? -Creo que no. Vamos a ver. Los pliegos se han hecho aquí, en la Consejería de Sanidad, después de mucho trabajo con los servicios jurídicos y después de escuchar a los profesionales. Los pliegos son irreprochables. -Pues tiene usted huelgas y movilizaciones a la vuelta de la esquina... -Si los dos principales temores (calidad asistencial y mantenimiento del empleo) que nos planteaban han desaparecido, lo único queda pensar es que por parte de algunos existe el deseo de hacer agitación política y agitación sindical. La estrategia conjunta entre algunos sindicatos y PSM está a la vista; trabajan al unísono. -Es que cala en el ciudadano eso de que se va a desmantelar la sanidad pública... -No. No cala tanto. Lo venden tan mal que cada vez sacan peores resultados electorales y peor intención de voto en cada encuesta. El ciudadano tiene de frente la realidad. Oye que se va a desmantelar la sanidad pública pero cuando pasan semanas, meses y años, comprueba que lo que tiene es de mejor calidad y gratuito. Como siempre.