Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 6 DE MAYO DE 2013 abc. es toros TOROS 59 Un aperitivo de San Isidro poco sabroso El quinto toro derribó al picador Anderson Murillo, que sufrió fractura de codo MADRID MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Domingo, 5 de mayo de 2013. Un cuarto de entrada. Toros de Carriquiri, bien presentados y manejables, mansean algunos, y un sobrero de Aurelio Hernando (6 bis) manejable también. OLIVA SOTO, de blanco y plata. Pinchazo y estocada (saludos) En el cuarto, media estocada (saludos) JOSÉ MARÍA ARENAS, de rioja y oro. Estocada trasera y descabello (silencio) En el quinto, dos pinchazos. Aviso (silencio) ESAÚ FERNÁNDEZ, de blanco y oro. Estocada (silencio) En el sexto, pinchazo y estocada tendida (palmas de despedida) El picador Anderson Murillo vivió momentos angustiosos bajo el caballo tras ser derribado ANDRÉS AMORÓS MADRID PALOMA AGUILAR n la corrida previa al comienzo de San Isidro, confirma la alternativa sin fortuna el manchego José María Arenas. Los dos sevillanos, Oliva Soto y Esaú Fernández, escuchan palmas. El momento más dramático se produce en el quinto toro: al ser derribado, el veterano picador Anderson Murillo queda aprisionado debajo del caballo largo tiempo, sufre fractura del codo. Se lidian carriquiris, de encaste Núñez: son toros serios, con morrillo, musculados. Salen fríos pero sacan buen fondo segundo y cuarto, manejables, y quinto, bueno. No tienen que ver con aquellos míticos toros navarros de don Nazario Carriquiri, chicos pero fieros, a los que aludía la jota: Dos cosas tiene Navarra difíciles de E olvidar: los toros de Carriquiri y el Gayarre del Roncal A Oliva Soto le toca el mejor lote. Lo recibe a portagayola, se luce en los derechazos firmes, un poco arrebatados; corre la mano con garbo, mata a la segunda. También es muy manejable el cuarto: no llega a Delicioso su nombre, pero sí tiene dulce embestida. Oliva Soto capotea con soltura, traza muletazos aseados, con gusto. Ha mostrado buenas maneras pero sin llegar a cuajar faena. Algo destacable: se perfila en corto para matar. El primer toro hace una salida fría, típica de los Núñez. En banderillas, acude andando: el matador no se luce. Llega reservón a la muleta de José María Arenas, que trastea aceptablemente. El quinto es el que derriba al picador, humilla, transmite. No se llega a producir el necesario acoplamiento. Hemos visto otras tardes mejor a este torero. Esaú Fernández recuerdo triunfó en la alternativa, en Sevilla. Su talla perjudica a su estética. El tercer toro mansea claramente, no se deja picar ni banderillear pero saca luego un Partes facultativos El picador Anderson Murillo sufrió luxación de codo derecho con fractura, pendiente de estudio radiológico, de pronóstico reservado José María Arenas fue atendido de una contusión con hematoma en el muslo izquierdo de pronóstico leve fondo noble. Esaú, que esta tarde muestra su decisión al ir tres veces a portagayola, liga bien derechazos, en el centro del ruedo, pero prolonga la faena con un encimismo que divide al público. Mata con decisión. El sexto flojea, es sustituido por un sobrero de Aurelio Hernando, jabonero, que no le hace ni caso en el intento de larga cambiada, es deslucido en varas pero despierta en banderillas. En la faena predomina la cantidad sobre la calidad: muchos muletazos; algunos, lentos. División ante una faena desigual. No cabe negar la voluntad. Como los menús de la nueva cocina, el aperitivo de San Isidro resulta largo (dos horas y media) y estrecho (de brillo artístico) bastante insulso. Nos quedamos con hambre de algo más sabroso y más contundente. No van a faltar ocasiones, en la Feria...