Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 26 DE ABRIL DE 2013 abc. es ABCdelOCIO 53 Pierre Schoeller Un buen político sabe el límite de su poder LAURA MARTA EL EJERCICIO DEL PODER Dirección: Pierre Schoeller. Con: Olivier Gourmet y Michel Blanc. os hemos escandalizado con tantos retratos del poder, sobre todo por culpa de la tele, que sorprende y a la vez entusiasma el ángulo desde el que ataca Schoeller. Su político, encarnado con una humanidad desarmante por Olivier Gourmet, es un ministro con buena voluntad esto ya es nuevo superado por la mecánica cuántica por los engranajes de lo que los franceses llaman con pompa l État y nosotros no sabemos ni lo que es. Si el protagonista de Jo, que noche era una marioneta de Scorsese y su guionista, un recurso insuperable para escribir comedia, Bertrand Saint- Jean es un pelele de la realidad, lo que siempre resulta mucho más duro y cercano. Es un hombre, como nuestros políticos de verdad, que siempre debe elegir entre una decisión difícil y otra peor. Duro, sí, pero si uno se concentra en el soberbio trabajo de Gourmet y Blanc, la lealtad personificada, saldrá del cine un poco menos enemistado con el género humano. F. MARÍN BELLÓN L a política come y cena a diario en todas las cosas españolas, y a pesar de su familiaridad, se presenta todavía ajena, lejana, abstracta. ¿Sueñan los políticos alguna vez? Pierre Schoeller estrena El ejercicio del poder un acercamiento sincero y sin filtros a ese otro lado infame, deshumanizador, un tanto irreal, peligroso y también espectacular. De todo, menos agua tibia ¿Necesita la sociedad más política en la pantalla? -Todo lo que pueda servir para volver a dar algo de crédito a la política me parece cada día más vital. No nos engañemos: la crisis principal es la de la acción política en sí, que es mucho más peligrosa que la de los individuos. ¿Hay lugar para los hombres bellos y nobles sin que terminen devorados? -Un buen político hoy en día es el que sepa explicar el límite de su poder, y al mismo tiempo que sea capaz de manifestar un enorme empeño, determinación y valentía para imponer el tipo de acción necesaria para que se refuerce la justicia y la democracia. ¿Hay algún modelo real en el que se fijara el actor Olivier Gourmet? Olivier Gourmet y Zabou Breitman, la política en busca de crédito- -Ninguno. Cada actor ha hecho como si como si fuese ministro como si fuese presidente Es más interesante porque los actores forman y llegan a ser parte de su propio personaje, de lo que les inspira su personaje. -La película es muy respetuosa con las ideologías. ¿Quería evitar rechazos por algún sector del público? -No habría sido capaz ni de escribir ni de filmar a un personaje al que no tuviese un mínimo de respeto. No se trataba de añadir otro episodio más al juego de masacre que ya conocemos. Saint- Jean, el protagonista, es, en el fondo, un hombre de buena voluntad, ambicioso (forzosamente ambicioso, como todo político) Y se da de bruces con esta crisis económica que se lo lleva todo por delante, acentuando los vicios del sistema. -Con otros ejemplos, como El ala oeste o House of cards su cinta parece más verosímil. -Sólo he querido ponerme en la piel de un ministro, mirar desde cerca y sin ningún tipo de juicio a priori, la intimidad de algo que nadie quiere ver a la cara: la realidad del poder hoy. Un poder no desde sus peores defectos, sino desde donde puede hacer daño. ¿Qué puede hacer hoy, razonablemente, un ministro ante cuestiones que nos traen tensiones, ante nuestras incoherencias? Lo peor sería seguir permitiendo que la ley económica pese tanto sobre nuestras vidas, seguir imponiendo sus algoritmos destructivos sobre nuestras existencias. Nos toca a cada uno retomar la iniciativa. N