Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Fracasa el asedio al Congreso Normalidad en el Parlamento VIERNES, 26 DE ABRIL DE 2013 abc. es españa ABC Una condena casi unánime JOSÉ LUIS AYLLÓN SECRETARIO ESTADO CORTES Nos preocupa que haya personas que intenten vulnerar la democracia y la decisión de los ciudadanos en las últimas elecciones CAYO LARA COORDINADOR DE IU El Gobierno no caerá por esto, sino por la movilización masiva y pacífica Posada y miembros de su gabinete frente a la puerta principal del Congreso, a la hora del asedio ÁNGEL DE ANTONIO ÁLVARO ANCHUELO DIPUTADO UPYD Preocupación entre los diputados por el aumento de los radicales La actividad parlamentaria prevista se desarrolló con normalidad ANA I. SÁNCHEZ MADRID Comprendemos el descontento, pero no justifica reacciones violentas ni coacciones ALFRED BOSCH PORTAVOZ ERC Media luz en el hemiciclo. Apenas bullicio en los pasillos. Ninguna conversación discreta en el Salón de los Pasos Perdidos. Sin Pleno convocado, las primeras horas de la mañana transcurrieron en el Congreso silenciosas como pocos jueves, entre el esfuerzo de unos diputados por mantener la normalidad y la preocupación de otros ante el incremento de la violencia en las protesta callejeras. Muchas personas lucharon y murieron durante años para que nosotros, hoy, podamos disfrutar de la democracia que tenemos. Si perdemos los límites, lo perdemos todo. Y hay quien está empezando a pederlos Con esta contundente reflexión, un diputado expresaba la trascendencia política y social que conlleva un asedio violento al Parlamento. Un límite que, al fin, parecieron entender todos los grupos. Si quieren derrocar al Gobierno tendrán que protestar a La Moncloa, no aquí acabó señalando el coordinador de IU, Cayo Lara. Pese a lo que habían pronosticado la mayoría de parlamentarios un día antes, las comisiones previstas contaron con el aforo habitual. Alrededor de una veintena de diputados en la Co- misión de Industria que arrancó a las nueve de la mañana durante la que el exministro socialista José Blanco dejó ver un evidente cansancio físico y algo más, una treintena, en la Comisión de Educación que arrancó hora y media después. Eran, junto a una ponencia judicial, las dos únicas actividades parlamentarias previstas ayer en la Cámara. Según el Congreso, por la ausencia de contenido legislativo. Según varios diputados, por la preocupación ante posibles actos violentos. Los líderes, ausentes La única alteración de la actividad la protagonizaron los datos de la EPA que forzaron varias comparecencias y el ciberataque que impidió el acceso a la página web del Congreso durante el día. La jornada en el interior del Parlamento transcurrió así con una especial calma y con la llamativa ausencia de los principales líderes parlamentarios solo Cayo Lara apareció En cambio, en su despacho se apostó desde la mañana el presidente del Congreso, Jesús Posada, que solo abandonó el edificio para pasear frente a la entrada principal del edificio a la hora de la convocatoria demostrando el fracaso de la misma. También acudió a la Cámara la vicepresidenta, Celia Villalobos, mientras el Gobierno se dejó ver en la figura del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. La dirección del grupo Popular, visible a través de Beatriz Rodríguez- Salmones y Rafel Merino, se mantuvo apostada en su despacho. Fueron los únicos diputados que a la hora del asedio permanecían dentro del Congreso, aunque hasta sus oídos ni siquiera llegó una consigna de la protesta. Respetamos todas las manifestaciones que se celebren siempre que sean pacíficas CARLOS FLORIANO VICESECRETARIO PP Hoy más que nunca todos tenemos que defender cada escaño del Congreso, sea del partido político que sea Ataque a la Democracia JESÚS POSADA PRESIDENTE DEL CONGRESO E scribo este artículo a media tarde del jueves desde mi despacho en el Congreso antes de atender por segunda vez a los periodistas que cubren la información de la Cámara para opinar sobre la convocatoria de asedio de grupos radicales. La idea principal que quiero trasladar a la sociedad, a través de ABC, es que asaltar el Congreso o intentarlo es dar un paso muy grave contra la democracia. Una cosa es el respeto a la libertad de expresión o de manifestación, que yo defiendo como político y demócrata, y otra muy diferente es la de alentar o ejercer la violencia contra el centro de la soberanía popular. Cualquier cosa es defendible con la palabra, pero nunca con la violencia, por lo que quienes la ejerciten deben saber que la Justicia y las Fuerzas de Seguridad actuarán en consecuencia. Durante la jornada hablé con el ministro del Interior y le felicité por las medidas preventivas adoptadas, dados los indicios de actos violentos contra el Congreso y los diputados que nos encontrábamos trabajando en su interior. Reitero que el Congreso lo forman diputados de distintos grupos elegidos en unas elecciones democráticas, por lo que intentar asaltarlo es algo muy grave que deslegitima a quien lo intenta.