Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES, 26 DE ABRIL DE 2013 abc. es españa 18 ESPAÑA Fracasa el asedio al Congreso Los radicales, también en la Complutense ABC Los estudiantes colocaron montañas de sillas y mesas como barricadas para evitar la entrada al edificio universitario VÍCTOR LERENA Los antidisturbios hallaron cadenas y palos entre los objetos que guardaban los radicales en la Facultad V. LERENA Una veintena de encapuchados armados secuestra la Facultad de Políticas El Tedax halló la noche anterior en un aula una granada falsa. Detenidos 11 radicales CARLOS HIDALGO MADRID Cerca de una treintena de estudiantes tomaron ayer por la fuerza la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense, en el campus madrileño de Somosaguas. Lo hicieron encapuchados, armados con palos y cadenas y después de que la noche anterior el Tedax de la Policía Nacional hallara objetos pirotécnicos en un aula del edificio. Finalmente, los antidisturbios lograron detener a 11 de estos radicales dentro y fuera de la facultad. Los amotinados habían intentado pasar la noche encerrados en Ciencias Políticas y Sociología, un lugar especialmente plagado de antisistema y anarquistas. La idea era prepararse allí con esa acción de cara a la manifestación ilegal de ayer por la tarde junto al Congreso de los Diputados. Pero se encontraron que la facultad estaba precintada, por lo que mudaron el encierro a Psicología. Sobre las siete de la mañana, aprovechando la entrada de los encargados de la limpieza, se hicieron con el edificio. Algunos trabajadores cavilaban ayer con que personal del centro les hubiera podido franquear la entrada después del apoyo estudiantil a la huelga de limpieza que acabó esta semana con un acuerdo. Dentro se quedaron, además, varios bedeles, que fueron abandonando la Facultad conforme pasaba la mañana. Fuera, decenas empleados de administración aguardaba con paciencia a que el secuestro de Políticas finalizara, para poder incorporarse a sus puestos de trabajo. También había algunos estudiantes. Uno, especialmente indignado, se encaró con los vándalos cuando éstos, encapuchados, se asomaron por una de las ventanas. Ante las quejas del alumno, le amenazaron: ¡Te vas a llevar una curra La peor parte se la llevaron el vice- El rector: Ha sido un bloqueo El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) José Carrillo, no se movió ayer en medias tintas para hablar de lo sucedido en el campus de Somosaguas: No ha sido sólo un encierro, sino un bloqueo a la Facultad impidiendo el acceso de estudiantes, profesores y PAS (personal de administración y servicios) situación que hemos puesto en conocimiento de las autoridades para que actuasen en consideración para garantizar la libertad de todos La asociación cultural de Somosaguas Atlántida emitió un comunicado en el que criticaba frontalmente lo ocurrido ayer en Políticas. Además, recordaba en otras ocasiones también hubo barricadas y que esta misma semana un grupo llegó a agredir a un profesor. decano de Doctorado y un vigilante de seguridad, que al intentar dejar la puerta abierta para que se celebraran las clases, fueron pateados. Ambos acudieron al hospital, para que les redactaran los oportunos partes de lesiones. Esto se llama fascismo Mientras, la tensión crecía en Somosaguas. Hemos llamado a la Policía, pero tardan. Estos son los 60 de siempre, que intentan imponer su voluntad por la fuerza sobre el total de 6.000. Eso, en cualquier manual de política, lo llaman de una manera: fascismo se quejaba un profesor en el parking exterior. Los antidisturbios llegaron sobre las once de la mañana. Cuatro horas más tarde del inicio de la protesta, pero por una razón. El territorio universitario tiene autonomía propia y necesitaban una denuncia expresa del rector, José Carrillo, quien tardó en remitir el escrito a la Delegación del Gobierno. Unos 60 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) se dividieron hacia los distintos accesos de edificio. Un grupo de alborotadores echó a correr por una pradera exterior y fueron cazados. Otros huyeron. Gran violencia Los vándalos patearon a un vicedecano y a un vigilante, que terminaron en el hospital