Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 17.4.2013 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7, 28027 Madrid. Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.540 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Atención al cliente 902 334 555. 13163 8 424499 000013 EL PULSO DEL PLANETA VISTO Y NO VISTO La invasión de la pedelec Es buena para el tráfico y para el medio ambiente. Pero en muchos países preocupa que la eléctrica reemplace a la más saludable bici tradicional IGNACIO RUIZ- QUINTANO ALUMBRADO En Sevilla el alumbrado coincidió con las bombas de Boston, que ha pasado de leer a Emerson a correr la maratón E El 35 por ciento de los propietarios de una e- bike han cambiado el coche por este nuevo medio de transporte mente reconfortante. Según el VCÖ, cia no sea superior a 250 W. Al resto de en los últimos cinco años la venta de las bicicletas se las considera ciclomo pedelecs se ha quintuplicado y pro- tores eléctricos, y requieren licencia de bablemente su venta seguirá en au- conducción y seguro específico de acmento los próximos años. Según el ex- cidentes. perto austriaco Markus GansOtro estudio citado por VCÖ terer (VCÖ) las bicicletas reafirma el resultado lógieléctricas son idóneas co: que las personas con para ir a la montaña o bicicletas eléctricas cual pueblo sin sudar debren un 75 por ciento masiado; también lo más de kilómetros son para realizar viaque las que usan la jes de diez o quince versión clásica. En el kilómetros Según tramo de edad de un informe citado por más de 65 años, los ciGansterer, en el Land clistas eléctricos hade Vorarlberg el 35 por cen el doble de kilómeciento de los propietarios tros que con las antiguas de una e- bike han dejado el bicis. El motor eléctrico coche para cambiarse a este permite a las personas de 70 kilómetros nuevo medio de transporte. avanzada edad ir más tiemde autonomía Las pedelecs son vehípo en bicicleta lo que mePara mover el culos eléctricos, bicicletas jora su calidad de vida, comotor eléctrico, la con motor, cuya energía es menta Gansterer, añadien pedelec cuenta con una batería que suministrada por una batedo que también hay muchos se recarga en la red ría que se carga a la red elécjóvenes que las prefieren. y que cuenta con trica. Su autonomía suele ser Comparada con otros paíuna autonomía de de entre 35 y 70 kilómetros ses de Europa central, la entre 35 y 70 y tienen un precio inferior a moda austriaca no es muy kilómetros una scooter A efectos de alta; pero hay que tener en circulación, en la Unión Eucuenta la densidad de poropea mantienen la consideblación. En Holanda, por ración de bicicleta, siempre que sólo ejemplo, hay un millón de e- bikes, en proporcionen asistencia y aceleren Alemania ya existen más de 1,3 millomientras se pedalea, que el máximo de nes y en Suiza unas 200.000 están en velocidad sea 25 km h y que su poten- funcionamiento. JOSÉ- PABLO JOFRÉ CORRESPONSAL EN BERLÍN L as bicicletas eléctricas o pedelecs se están poniendo cada vez más de moda en Austria: las e- bikes o Elektro- Fahrräder, como las llaman, arrasan desde hace años. Especialmente en 2012: una de cada diez bicicletas nuevas que se compraron en el país germanohablante fue eléctrica. El Automóbil Club austríaco (VCÖ) ha dado las cifras, y agrega que ya están en uso más de cien mil pedelecs en Austria. El debate está servido: un híbrido entre bicicleta clásica y moto, un símbolo de estatus- -por su precio- un placebo al creer que se hace deporte, pero no. Las cerca de 45.000 bicicletas eléctricas vendidas el año pasado sólo refuerzan las hipótesis de una sociedad en tensión entre la tradición y el sedentarismo contemporáneo. Poco acostumbrados estamos en Europa- -y más en la central o la nórdica- -a ver modas como estas, especialmente cuando la bicicleta (clásica) es el medio de transporte histórico que utilizan incluso ministros escandinavos. Pero ya la tenemos aquí: es rápida, segura, eficiente y agradable de usar. Casi la misma experiencia que con la clásica. La eléctrica, sin embargo, lleva batería y motor, y es psicológica- n Sevilla se llama alumbrao al acto de encender las luces de la Feria. En la medianoche, alguien le da a un interruptor, y se hace de día en el Real. Visto desde fuera, semejante alegría puede parecer una tontería, pero no lo es en una comunidad a punto de cumplir cuarenta años de socialismo, casi los que Cuba, donde el tiempo y los grandes amores (cuántas luces dejaste encendidas, yo no sé cómo voy a apagarlas) se cuentan por apagones. En Sevilla el alumbrado coincidió con los primeros rumores de las bombas de Boston, la ciudad que ha pasado de leer a Emerson a correr la maratón, y en mi caseta de acogida, en la calle de Pepe Luis Vázquez, mientras los gitanos preparaban su caja de ritmos, señoras de ésas que dan rabia de guapas preguntaban por Obama. Gonzalo Miró y Obama, atónitos tuiteó, genial, Hughes. Obama, en efecto, habló para decir que sólo sabía que no sabía nada, y esa declaración huera, chirle y hebén le valió entre los tuiteros la reputación de Sócrates de la democracia (cielos, sí, la democracia mató a Sócrates, pero tampoco se trata de eso, ahora) lo cual recordaba mucho al Zapatero de la T- 4 y al ko que producía el crochet de Tyson al mentón. Fue un momento muy Cocteau asistir en una caseta de Feria a la alocución de Obama, mitad Zapatero, que sólo sabía que no sabía nada, mitad Ibáñez Freire, el ministro del Interior que prometió buscar a los etarras en el centro de la tierra, que ya sabemos dónde están los que encontraron, y no es cosa de mentar a Bolinaga. Puesto que los progres son enemigos no de los carceleros, sino de las cárceles, podría ocurrir que Obama enviara a los bombistas bostonianos a Guantánamo, la ergástula de Bush convertida en Museo Concepción Arenal por el hombre capaz de tranquilizar al mundo (no diremos que de paralizar la Feria) sólo con declarar que todo lo que sabe es que no sabe nada. Obama es un feriante. Pero es nuestro feriante.