Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es deportes DEPORTES 77 que no sea Mourinho pero, puestos a las bravas, podría echar un vistazo a Ancelotti, un entrenador que siempre le ha gustado, o a Jurgen Klopp, que es muy bueno tácticamente y con una gran personalidad. Villas Boas también estaría bien visto, pero todos tienen sus pros y sus contras. Ancelotti tiene contrato con el PSG y a Florentino siempre le ha gustado. Con todo, apenas tiene carisma entre el aficionado, como bien demuestran las encuestas. Klopp es apreciado por los aficionados, pero tiene un carácter fuerte y no conoce el fútbol español. A su favor, que es bueno tácticamente y maneja bien el vestuario. Lo bueno de Villas Boas es que se parece a Mou, pero su perfil es más cortés, sin el riesgo de que se meta en todos los charcos. Laudrup era el favorito de la afición, pero sus declaraciones no es un sueño ir al Madrid si te echan a los nueve meses no gustaron. En suma, que el mejor es Mourinho, pero decide él. Los expertos temen el efecto a largo plazo de los golpes en la cabeza de los menores CASILLAS Situación compleja la suya. Ni juega ni parece que lo vaya a hacer. Podría buscar otros aires, pero nadie lo ve con otros colores que no sean los blancos. Sería romper la historia del Madrid. ERNESTO AGUDO Los niños no deberían rematar de cabeza hasta los 18 años Varios neurólogos intentan limitar los riesgos de sufrir una conmoción cerebral VÍCTOR PÉREZ una situación tan arisca. El del técnico lo mismo, pero al revés. En las últimas fechas se ha venido coqueteando con un acercamiento entre Ramos y Mou, si bien el globo sonda viene más dado por el técnico que por parte del futbolista que, de cualquier forma, siempre está dispuesto a hacer las paces (aunque ahora se hable de repescar a Garay) Casillas vive momentos precarios. Parece que la intención del técnico de que no volvería a jugar esta temporada se va a hacer realidad. Alrededor del portero se empieza a decir que si Mou sigue él se iría, pero eso habrá que verlo porque Íker es muy blanco y sería bueno ver cuánto de eso es un farol. Lo mejor sería que se acercaran posturas entre todos y pelillos a la mar, pero no parece fácil. Un inocente salto de cabeza para rematar un balón de fútbol supone un riesgo demasiado elevado para el cerebro de un niño. Así lo estiman varios neurólogos que llevan años estudiando las consecuencias a largo plazo que implican las conmociones cerebrales, un problema que ya ha obligado a cambiar las reglas del fútbol americano al descubrir el rastro del traumatismo craneoencefálico crónico (CTE) en varios jugadores muertos después de retirarse, víctimas a menudo de la depresión, ansiedad, o de problemas cognitivos y de memoria. El debate en Estados Unidos, donde se estudia el rastro del CTE en todo tipo de deportes de contacto, gira desde hace varios meses sobre los posibles riesgos que asumen los más pequeños. La exposición a los golpes en la cabeza es un riesgo demasiado elevado, ¿cómo afectarán los golpes que sufra un niño de 9 años cuando llegue a los 50? se preguntaba Robert Cantu, uno de los grandes expertos en la materia, neurocirujano y codirector del centro para el estudio de la Encefalopatía Traumática de la Universidad de Boston, en una tribuna en The New York Times. El cráneo de un niño a los cuatro años tiene ya el 90 por ciento del tamaño definiti- vo argumenta Cantu, que ha desarrollado una guía para limitar los golpes que puedan sufrir los más pequeños en el deporte base. Para el fútbol, uno de los deportes con una tasa más alta de conmociones cerebrales, la mayoría provocada por colisiones en balones aéreos, el médico propone prohibir los cabezazos hasta los 14 años. Una medida radical que apoya sin tapujos Bennet Omalu, el primer neurólogo en descubrir el rastro del CTE en los gladiadores del fútbol americano. La prohibición debería subir hasta los 18 años. A esa edad es cuando el cerebro termina de desarrollarse para la mayoría de la gente, a los catorce años aún sería demasiado pronto explica a ABC. En los últimos años las investigaciones sobre los posibles riesgos del fútbol para el cerebro se han multiplicado. Durante el pasado invierno un pequeño estudio de la Universidad de Harvard descubrió que los futbolistas sufrían cambios en la materia blanca del cerebro incluso sin haber sufrido una conmoción. Los niños parecen especialmente vulnerables alerta la doctora Inga Koerte, una de las responsables de la investigación, que pide abrir un debate sobre si sería adecuado limitar los cabezazos entre los jóvenes. Igual que Cindy Parlow, doble campeona olímpica con la selección de Estados Unidos, que colgó las botas a los 26 años. Los médicos me dijeron que no me podían garantizar cuánto empeoraría con otra conmoción, debemos seguir investigando para que nuestros hijos jueguen seguros sentencia. Negativa de la FIFA La cuestión, sin embargo, no preocupa en el estamento que rige el fútbol. No tenemos evidencias claras de los efectos negativos de los remates de cabeza o de los pequeños golpes en la cabeza a largo plazo replica Jiri Dvorak, también neurólogo de profesión, jefe de la oficina médica de la FIFA. Si anulas la posibilidad de tener un traumatismo anulas la patología, pero si piensas así te quedas en casa argumenta igual de escéptico Tomás Calero, médico del Betis. Hace falta más literatura científica concluye el doctor Mario Riverol, neurólogo de la Universidad de Navarra. Quizás ayude el examen de los más de 300 deportistas que donarán su cerebro al centro especializado de Boston. Entre ellos estará el de Cindy Parlow para arrojar algo de luz a un complicado conflicto. Proteger a los menores A los catorce años todavía sería pronto, el cerebro no está desarrollado Más investigación Se deben impulsar nuevos estudios, las medidas de seguridad deben ponerse encima de la mesa