Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 DEPORTES MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es deportes ABC Madrid: tareas veraniegas Lograr que Mou se quede, delimitar funciones, fichar para cubrir lagunas negras y limar aristas con los iconos JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID necesario que el club remodele la plantilla con incorporaciones de jugadores (uno por línea) para tapar algunos agujeros. También quiere menos presión del entorno (se supone que de la prensa) l Madrid prepara el futuro y en el seno del club se alberga la esperanza de que el entrenador se decida cuanto antes a decir que sí, que se queda, sin tapujos ni medias verdades. Contrato tiene, pero con tantas declaraciones en Londres, agasajos a determinados rivales y tan poca firmeza en decir que no se va es normal que al socio de a pie E (y también a la directiva) le entren dudas. Y no es bueno porque, según fuentes oficiosas, el Madrid, como todos los clubes, necesita tiempo para ir organizando la próxima campaña. Lo cierto es que ahora parece que Mou está más cerca de quedarse que de irse. Según dichas fuentes, el técnico dijo a los suyos que se iba, pero a las pocas horas dijo que no. Se comenta que Abramovich no le daba todos los poderes que pedía y que para eso se quedaba en Madrid, que bien contento está aquí, si bien para ello será pero esto tampoco va a ser tarea fácil porque se ha creado más frentes que los serbios en las guerras balcánicas. De cualquier forma, con Mou nunca se sabe. El año pasado ya dio muestras de que un día quería irse y al siguiente quedarse, depende de cómo vea el ambiente a su alrededor, de si se siente más o menos querido, con más o menos poder. Hoy por hoy, está más cerca del Bernabéu que de otro sitio, sobre todo porque el club está como loco porque se quede. Mirar por si acaso De cualquier forma, el Madrid tiene la obligación de mirar otros técnicos o, al menos, de ver su disposición por si el portugués decidiese coger la puerta. La verdad es que a Florentino no le convence ninguno AGÜERO El Kun vuelve a estar en el horizonte del Madrid. También figuran en la agenda Gareth Bale y Paul Pogba, pero todo está pendiente del técnico. MOURINHO Si decide quedarse, no hay más que hablar. Si se va, El Madrid mirará un sustituto. Ancelotti, Klopp y Villas Boas están bien colocados por si fuese necesario. ALTAS UN FRENTE ABIERTO Alonso. Los blancos tienen varios nombres en la agenda, pero el mejor es Pogba, que está un escalón por encima de los otros que suenan, que son Kondogbia (más barato y fácil de conseguir) y Matuidi. El francés de la Juventus, con 20 años, es, más que una promesa, una realidad con gran futuro. Y arriba parece que Agüero gana enteros a Falcao. Del colombiano se dice incluso que Gil ya ha llegado a un acuerdo con el United por 55 millones de euros. Además, el interés del Madrid se ha enfriado un poco y quizás prefieran hacer lo mismo que con el Kun: un equipo puente para traerlo más tarde. Eso sí, a Florentino le gusta el Tigre. Un lateral, dos centrocampistas y un delantero, objetivos blancos Vaya por delante que todo esto es un boceto de lo que puede ser, entre otras cosas porque mucho va a depender de si se queda Mou o no. De cualquier forma, la idea inicial es reforzar el equipo con un jugador por líneas y, en el caso de la medular, con dos, dependiendo del dinero que se pueda sacar por las bajas, que no va a ser mucho porque los jugadores del Madrid cobran mucho y es complicado colocarlos en cualquier equipo ya que ninguno paga lo que el Real. En principio, lo que es casi seguro es que se va a repescar a Carvajal, el lateral derecho de la cantera que tan buena temporada está haciendo en el Bayer Leverkusen. Recuperarlo cuesta seis millones, pero merece la pena. En el centro del campo está la joya de la corona. Se quiere a Gareth Bale pero el Madrid tendría que soltar entre 50 y 60 kilos, aunque también merece la pena. Y lo que empieza a ser imprescindible es un repuesto para Xabi La paz de los capitanes y el entrenador Otro asunto que solucionar: lo de los capitanes con el técnico. Si hacemos caso a aquella leyenda urbana de la famosa comida, está claro que hay desavenencias entre Sergio Ramos y Casillas con Mou, más allá de lo que intenten transmitir las versiones oficiales rosa con el fueron felices y comieron perdices. Los entornos de unos y otros juegan sus bazas. El de los jugadores amenazando con irse si se mantiene