Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es madrid MADRID 65 El Hospital público Gregorio Marañón es el primero de Europa que robotiza la dispensación de medicamentos SUCESOS Pastillas de cajero automático MARÍA ISABEL SERRANO MADRID Cazado el robapendientes de ancianas que actuaba en Tetuán M. J. ÁLVAREZ MADRID l Hospital público Gregorio Marañón es el primero de Europa en dispensar medicamentos a través de un cajero automático Esta especie de robot distribuye el fármaco solo los de uso hospitalario al paciente en menos de 40 segundos. El nuevo sistema está pensado para pacientes externos del hospital que mantienen tratamientos crónicos y que requieren una medicación que no se despacha en las oficinas de farmacia habituales. Se receta tratamiento es para un mes. Si al paciente se le ocurre acudir antes a la maquinita, ésta, simplemente, le dice que no le atiende El proceso es fácil. El cajero automático se encuentra en el Servicio de Farmacia del Gregorio Marañón. Ahí también hay profesionales que atienden, personalmente, a los pacientes. Pero quienes tienen una receta electrónica expedida por el médico y validad por el farmacéutico del hospital se van con ella hasta el cajero muy parecido, por cierto, a los de las entidades bancarias. E Arriba, la paciente mete la receta en la máquina. El fármaco (i) le llega en 40 segundos COMUNIDAD El boli digital Hay una ranura para introducir la receta. Así se pone en marcha el dispositivo. La máquina lee el código de barras de la receta, como cuando un cajero bancario comprueba lo tarjeta de crédito o de débito. Todo ok En la pantalla aparecen las características del medicamento y la pauta para su administración. Si la operación se ha hecho correctamente, al paciente se le pide su firma, que escribe con un bolígrafo digital. Da a aceptar y en 40 segundos escasos la má- de Farmacia, y Ana Herranz, coordinadora de Logística. Ambas coinciden en que la máquina no sustituye al ser humano. En este caso, da más tiempo a los profesionales para que nos dediquemos a otras actividades en el hospital Supervisión El seguimiento farmacoterapéutico de estos pacientes está garantizado ya que el robot está integrado en el sistema de información clínica del hospital y supervisado en todo momento por farmacéuticos especialistas. Asimismo, el paciente es atendido personalmente en la consulta de atención farmacéutica cuando lo requiera o cuando se produzca algún cambio en su tratamiento o situación clínica. quina le da el fármaco. Esta iniciativa ya está operativa para casos de hepatitis B, esclerosis lateral amiotrófica y, también, inmunosupresión en trasplantes. Muy pendientes del nuevo cajero automático para medicamentos están María Sanjurjo, jefa del Servicio La Policía ha cazado al robapendientes de ancianas que había causado la alarma en el distrito de Tetuán. Ahí, siempre por la espalda, y en las inmediaciones de un centro de la Tercera Edad, elegía a sus víctimas: siempre personas de edad avanzada y cuanto más deterioradas, mejor. Arrancaba a tirones y por la espalda las alhajas a las víctimas, que sufrían desgarros. Se le imputan diez asaltos ocurridos en las inmediaciones de un centro de la tercera edad. Se le imputan un total de diez robos con violencia. La primeras denuncias se produjeron el mes pasado. En ellas se describía el modus operandi del delincuente. Siempre actuaba por la espalda en la calle de Pamplona, arrebatando, bruscamente, y por el procedimiento del tirón, los pendientes que llevaban puestos. De ahí que ocasionara en diversas ocasiones, lesiones a las víctimas a las que, además, su actuación las cogía totalmente desprevenidas y por sorpresa. Las pesquisas realizadas por los agentes y las declaraciones de las ancianas permitieron a los agentes identificar al presunto autor de los hechos: un vecino de la zona quien, tras apoderarse de las alhajas, se refugiaba en su domicilio, dificultando así su localización. Tras desplegar el preceptivo dispositivo de vigilancia entorno a su vivienda, lograron arrestarle. Llevaba la misma ropa con la que cometía los asaltos y los agentes pudieron recuperar un pendiente sustraído días antes a una mujer. Del resto no había ni rastro: los vendía. Cuenta con varios antecedentes.