Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es internacional ABC Bono: Margallo ha sido escrupuloso con la legalidad venezolana El expresidente del Congreso actuó como observador en las polémicas elecciones LAURA L. CARO MADRID Me consta de modo fehaciente que el señor ministro ha sido escrupulosamente respetuoso con la legalidad y con el proceso electoral, hasta tal punto que el comunicado hubiese sido imposible en su unanimidad sin su intervención Con estas palabras, el expresidente del Congreso José Bono defendía ayer al titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, señalándole como artífice del consenso alcanzado por los siete observadores españoles invitados por Caracas a los comicios de este domingo, que en un informe reconocen como fiables los resultados que dieron la victoria a Nicolás Maduro. Bono, que ha formado parte de esa delegación invitado individualmente por el Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano, considera que no es justo que se quieran atribuir críticas que cuestionen la posición respetuosa de Margallo, al que eximió de toda duda recordando que esa defensa es especialmente valiosa puesto que ambos pertenecen a partidos distintos. El senador norteamericano Marco Rubio REUTERS EE. UU. ultima la ley de inmigración JOSÉ RAMÓN LADRA Observador en Caracas El Centro Nacional Electoral debe responder con máxima celeridad a las denuncias de irregularidades consenso y en especial a lo que se refiere al modo en que se deberían despejar esas sombras de irregularidad. En todo me remito al informe insistió el expresidente del Congreso, que corroboró el contenido de ese documento detallando que visitaron un total de doce mesas electorales, cuyo funcionamiento nos pareció correcto y en las que los testigos electorales, como llaman a los interventores, no nos manifestaron incidencia digna de ser reseñada Sinceramente, nos ha parecido que el sistema en cuanto a ejercicio de voto es fiable ratificó. El escrito firmado por los observadores que Venezuela cataloga en realidad como acompañantes puesto que la observación electoral está reservada a organismos electorales subraya también que en el interior de los colegios se detectó un clima pacífico entre miembros de mesa y representantes de candidaturas Al peguntarle por la atmósfera que presidió la jornada electoral de Caracas, José Bono sí explicó que había visto una sociedad extremadamente politizada, en la que me atrevería a decir que hay un encono político entre las dos principales opciones muy considerable, aunque también un sentimiento nacional de pertenencia y de identidad venezolana por encima de esas diferencias. Las fuerzas están muy igualadas, como demuestra el ajustado resultado En el país viven un total de 11 millones de indocumentados que esperan sus papeles EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL EN WASHINGTON Datos del proyecto Once millones En Estados Unidos viven once millones de extranjeros, la mayoría latinoamericanos, pendientes de regularizar su situación. Posibles irregularidades El comunicado que habría sido propiciado por el ministro de Exteriores está firmado, además de por José Bono, por el exembajador en Venezuela Carlos Morodo, el diputado del PP Daniel Serrano, el del PSOE Antonio Trevín, el de CiU Antoni Picó, el de IU Enrique López y el del PNV Aitor Esteban. En el texto, fechado el lunes, sostienen en favor de la limpieza de los comicios que el ejercicio del voto y el secreto del mismo, en lo que hemos podido ver, ha estado garantizado y la constatación de que el sistema permite un doble contraste de resultados, con el voto electrónico y el recuento de papeletas, por lo que consideramos que ofrece una adecuada fiabilidad No obstante, también se pide al máximo órgano electoral, el CNE, que como autoridad competente, debe dar respuestas con la máxima celeridad y transparencia posibles a las denuncias de irregularidades hechas por las organizaciones políticas, tanto las realizadas durante el periodo de campaña electoral, como en la jornada de votación En declaraciones a ABC, Bono rehusó hacer añadidos particulares a un comunicado que ha sido objeto de Estados Unidos finalmente ha desencallado la negociación política para la reforma inmigratoria, con el acuerdo alcanzado entre un grupo de senadores, que será presentado hoy en Washington. La propuesta, que aún tiene que ser debatida en las dos cámaras del Congreso, pretende abrir la vía para la legalización de los once millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país. La iniciativa establece un plazo de diez años para que esos inmigrantes, llegados antes del 1 de enero de 2012, reciban la residencia permanente, tras lo que tendrán que esperar otros tres para lograr la ciudadanía. Deberán pagar una multa de mil dólares, así como los impuestos atrasados y demostrar conocimiento del inglés. Se trata de los principales puntos de la propuesta, consensuada por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos. Aunque su aprobación no está asegurada, el liderazgo en la negociación del senador republicano Marco Rubio puede dar el empujón final al cambio de posición que está adoptando su partido. Además de abrir un camino a la ciudadanía a los inmigrantes ilegales, la propuesta también aborda otros asuntos, como el aumento de cupos para trabajadores especializados y jornaleros del campo, y la mejora de la seguridad en la frontera con México. En relación con este último objetivo el Gobierno deberá dedicar 3.000 millones de dólares para mejorar la Plazos En diez años podrán recibir la residencia permanente y en tres más la nacionalidad, pero deberán pagar una multa de 1.000 dólares e impuestos atrasados. Acuerdo Cuatro senadores republicanos y cuatro demócratas han alcanzado el acuerdo, que afectará a los extranjeros llegados a EE. UU. antes del 1 de enero de 2012. vigilancia fronteriza, con la adquisición de más aviones no tripulados y el empleo de 3.500 nuevos agentes. También deberá invertir 1.500 millones de dólares para reforzar la valla de la frontera o levantarla en tramos donde no exista. En cinco años debería cumplirse la meta de poder vigilar toda la frontera con México, con la detención del 90 por ciento de quienes intentan atravesarla ilegalmente en los puntos más conflictivos. El cupo para la admisión de ingenieros e informáticos será doblado, hasta las 110.000 personas, cifra que podría llegar a 180.000 en siguientes años. Para empleados no cualificados, el tope se situará en 75.000. Para los trabajadores del campo será de 337.000 en los próximos tres años.