Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL El terror golpea de nuevo a EE. UU. MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es internacional ABC El centro sigue tomado por los servicios de seguridad, mientras la población intenta superar la psicosis Boston no despierta aún de la pesadilla MARÍA G. PICATOSTE ENVIADA ESPECIAL A BOSTON C uando faltaban diez minutos para las tres de la tarde, el caos se apoderó del último tramo del maratón de Boston. Acababa de registrarse una explosión unos metros antes de la línea de meta. Unos 15 segundos después, una segunda deflagración convirtió la calle Boylston en el centro de un sofisticado ataque. En un instante, uno de los eventos deportivos más importantes del año, el más relevante e histórico de la ciudad de Boston, pasó de ser un cúmulo de alegrías e historias de superación a una tragedia sin sentido. Estábamos disfrutando, hablando sobre nuestros tiempos y celebrando que habíamos terminado. De repente, todo eso, la alegría, desapareció explica Todd, un atleta llegado de Texas que había terminado la carrera poco antes de las explosiones. En cuanto la confusión inicial se disipó, los alrededores de la plaza Copley quedaron desiertos. Salvo por la presencia de policías y militares, ese sector de Boston daba una impresión apocalíptica. Las cercanías de la meta del maratón estaban intactas. Pieles de plátano en el suelo, botellas de bebidas energéticas medio llenas, barritas de cereales a medio comer, y centenares de bolsas y mochilas con las pertenencias de los corredores espe- rando a ser recogidas. Esta imagen de la ciudad se mantuvo durante toda la noche del lunes. Las autoridades habían pedido a los ciudadanos que no salieran de casa, y todos cumplieron. Al amanecer, Boston pareció dividirse en dos ciudades antagónicas. Por un lado estaba la ciudad sitiada, un área de doce bloques donde la vida parecía haberse detenido. En esa ciudad, treinta expertos en explosivos proseguían su investigación y descubrían que las bombas habían sido depositadas en ollas a presión de seis litros de capacidad junto con clavos y perdigones que actuaron como metralla. Por otro lado estaba la ciudad que recuperaba la tranquilidad, tras la tensión y el nerviosismo del día anterior. Los aeropuertos habían reabierto y el sistema de metro, salvo por una estación, volvía a funcionar con normalidad. En la calle, decenas de personas paseaban vestidas con sus chaquetas conmemorativas del maratón y luciendo sus medallas. Algo que olvidar Fue un día horrible, podías ver a gente llorando y hablando por teléfono rememoró Silvia Kirkegaard, una estudiante barcelonesa que se encuentra haciendo un intercambio de estudios en el Babson College. Ahora mismo el sentimiento que hay es de rabia y tristeza, la gente quiere saber quién fue el culpable y se está especulando mucho añadió Kirkegaard. Expertos en explosivos analizaban ayer el área del atentado Bomberos, militares, sirenas... Parecía de película recuerda Mario Marín, un corredor asturiano que competía en Boston por primera vez. Para Mario, como para muchos bostonianos, lo peor de haber vivido de cerca un atentado terrorista es que ahora es REUTERS difícil dejar de pensar en que puede volver a pasar en cualquier lugar, en cualquier momento. Esa psicosis hizo que varios vuelos fueran bloqueados ayer temporalmente en el aeropuerto Logan de Boston para revisar equipajes que parecían sospechosos. ESPAÑA Margallo destituye al cónsul en Boston por no cumplir su tarea L. AYLLÓN MADRID che del lunes en declaraciones a Marca TV que había cerrado el Consulado porque era la hora pero no facilitó ningún teléfono al que pudieran llamar los españoles interesados por sus familiares. El cónsul de España en Boston, Pablo Sánchez- Terán, fue destituido ayer por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García- Margallo, por su comportamiento tras el atentado perpetrado el lunes durante el maratón. El diplomático cerró el Consulado a la hora habitual, tan sólo dos horas después de que se produjera el atentado y a pesar de que en el maratón participaban 91 españoles, muchos de los cuales estaban en Boston acompañados por sus familias. Ayer García- Margallo afirmó que el comportamiento del cónsul fue inadmisible Cuando hay necesidades humanas en juego de compatriotas nuestros no ha llegado ninguna hora, ha llegado la hora de ponerse a trabajar sentenció en declaraciones a los periodistas. El ministro se ocupó de precisar que la actuación de Sánchez- Terán es la excepción que confirma el comportamiento ejemplar de la mayoría de los cónsules de España y señaló que, tras una rápida investigación sobre lo sucedido, cuando se vio que no estuvo a la altura de lo que necesitan los ciudadanos fue destituido. El propio cónsul confirmó en la no- Orden de regreso Según supo ABC de fuentes solventes, el diplomático alegó ante sus superiores del ministerio, cuando le fueron pedidas explicaciones, que se llevó a su casa el teléfono de emergencias, y cuando se le ordenó que volviera al Consulado, indicó que no podía hacerlo porque las calles estaban bloqueadas. Sánchez- Terán, de 66 años, y diplomático desde hace 41, llevaba en el cargo desde agosto de 2010. Su actitud generó ayer numerosas críticas en las redes sociales, donde también se alabó la decisión del ministro de proceder a su destitución. Pablo Sánchez- Terán ABC