Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es españa ABC Un juez investiga si Verstrynge coaccionó a Sáenz de Santamaría La Policía identificó a 27 personas en el acoso al domicilio de la vicepresidenta J. FERNÁNDEZ MIRANDA M. CALLEJA MADRID El Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid ha abierto diligencias para averiguar si las 27 personas identificadas por la Policía en el acto de acoso que tuvo lugar frente al domicilio de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el pasado viernes 5 de abril incurrieron en los delitos de amenazas, coacciones y manifestación ilegal. Entre las personas identificadas, que la Policía considera los promotores del acoso, destaca la figura de Jorge Vestrynge, el que fuera secretario general de Alianza Popular. El origen de estas diligencias está en la denuncia que al día siguiente interpuso el marido de la vicepresidenta, José Iván Rosa Vallejo, contra las personas identificadas por la Policía. Sin embargo, en el auto, el juez lamenta la poca información facilitada por los agentes sobre lo sucedido aquella tarde. Debe determinarse si el llamado escrache concreto en el domicilio de la vicepresidenta del Gobierno puede ser considerado delito de coacciones explica el juez, que cifra en unas 300 las personas asistentes a las protestas. la razón por la que se considera a las 27 personas identificadas promotores, cabecillas, incitadores o instigadores de los hechos. También quiere saber cuáles de las personas identificadas mencionaron que el destino era el domicilio de la vicepresidenta o si sólo es una presunción por la cercanía del mismo En el auto, el juez ofrece a la vicepresidenta del Gobierno y a su marido personarse en la causa. Además, cita como testigo a uno de los agentes de la Policía presente en el escrache El día que sucedieron los hechos, Jorge Vestrynge dijo que la política está para servir al pueblo y advirtió que cuando no lo hace tiene que atenerse a las consecuencias Además, aseguró que si él hubiera sufrido un acoso de este tipo en los tiempos en los que tenía responsabilidades políticas lo habría entendido y culpó a la Delegación del Gobierno de los incidentes: Cuando una manifestación se disuelve no te puede poner a identificar porque encrespas los ánimos dijo. Medidas preventivas Precisamente, ayer la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ha puesto en contacto con todos los miembros del Gobierno de Mariano Rajoy para pedirles los datos de sus domicilios particulares, después del acoso del que fue víctima la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, frente a su vivienda particular. Los ministros han recibido en los últimos días la llamada de Cifuentes para solicitarles esos datos. Se trata de poder responder con rapidez y agilidad cuando se conozca que se prepara un acto de hostigamiento contra uno de ellos, y saber en qué puntos concretos se puede establecer la barrera policial. La Delegación del Gobierno quiere tener listo un plan de respuesta rápida en cuanto se produzca el intento de acoso contra los ministros. Por el momento, el único miembro del Ejecutivo que ha tenido el acoso de los radicales ha sido Soraya Sáenz de Santamaría, aunque también lo ha sufrido el presidente del Congreso, Jesús Posada. Se da la circunstancia de que en el momento en que los hostigadores quisieron plantarse ante el domicilio de la vicepresidenta, su hijo Iván, de año y medio, estaba dentro. Tras el Consejo de Ministros, Santamaría respondió a los radicales, encabezados por Verstrynge, con un llamamiento al respeto a su vida privada: Mi casa es el terreno de mi vida personal y, sobre todo, el de mi familia dijo. Jorge Verstrynge durante el acto de acoso a la vicepresidenta EFE Escueto y reducido Dado lo escueto y reducido del atestado, el juez pide a la Policía la siguiente información sobre lo sucedido frente a la casa de Sáenz de Santamaría: la distancia existente entre la cabecera de la concentración y la casa de la vicepresidenta del Gobierno, el modo en que se convoca la concentración, el medio que se utiliza para ello, el motivo de la protesta y la identidad de las personas o grupos convocantes. Además, el juez se pregunta cuál es CÁMARA BAJA El Congreso no publicará las nóminas de los diputados A. I. S. MADRID Determinar si hay delito El juez ha pedido más datos a la Policía después de que el marido de la vicepresidenta denunciara los hechos Delegación del Gobierno Cifuentes ha anotado las direcciones de los ministros para actuar con rapidez si se repiten los acosos Tras cuatro meses de debate, las nóminas de los diputados no se harán públicas. La Mesa del Congreso volvió a debatir ayer esta cuestión para constatar, según explicó después el presidente de la Cámara Baja, que no existe unanimidad entre los grupos presentes en este órgano, con reticencias de PP, PSOE y CiU. Un requisito indispensable, según ha mantenido Jesús Posada desde el principio, para mostrar a la población los sueldos y retenciones de sus señorías. El presidente del Congreso es partidario de arrojar luz sobre todos estos datos siempre que se cumplan dos condiciones: que no genere división entre los grupos y que no se vulnere la ley de Protección de Datos. Precisamente, las reticencias de los grupos se sustentan en el temor a una posible violación de esta legislación, ya que se darían a conocer circunstancias personales como las personas a cargo o la existencia de minusvalías. Para comprobarlo, Posada solicitó un informe jurídico a los servicios legales del Congreso que aún no ha sido remitido. Reforma del Reglamento La iniciativa original partió de la líder de UPyD, Rosa Díez, a la que Posada le instará por carta a proponer esta iniciativa dentro de la ley de Transparencia. Lo que sí avanzó ayer fue el nuevo intento de reformar el Reglamento de la Cámara Baja con la convocatoria de una ponencia para la próxima semana que comenzará a debatir las modificaciones a incluir. Posada pidió a los grupos un esfuerzo en capacidad de acuerdo.