Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN MIÉRCOLES, 17 DE ABRIL DE 2013 abc. es opinion ABC A LOS CUATRO VIENTOS Gao Ping vuelve a su lugar natural Nuevos indicios incriminatorios han llevado a Gao Ping, el jefe de la mafia china en España, a prisión, después de que un error formal motivara su excarcelación el pasado noviembre. Su mujer también ha sido encarcelada, tras prestar ambos declaración en la Audiencia Nacional. Retorna por tanto el sentido común, después del fallo judicial que motivó su puesta en libertad y que sumió a la opinión pública en el desconcierto. El riesgo de fuga y su papel preponderante en la organización criminal hacen que Gao Ping regrese al lugar del que no debió salir. Cuando el Estado español sí vale Una semana después de que Íñigo Urkullu anunciase que se lanza a por la autodeterminación, el Grupo Vasco en el Congreso, que dirige Aitor Esteban, ha propuesto que la garantía del Estado cubra las exposiciones que organice el Guggenheim. Es decir, que ante cualquier eventualidad, el dinero salga de la caja de todos y no de la comunidad autónoma. De vez en cuando, los nacionalistas tienen conciencia de Estado. Bienvenidos a la racionalidad. Cuestión de supervivencia No es nuevo el fenómeno del progresivo envejecimiento de la población occidental, especialmente notable en España, donde a medida que pasa el tiempo se agrava una situación demográfica que las fuerzas políticas siguen ignorando y que, a la larga, representa un suicidio asistido para la sociedad. La hondura y el recorrido de la crisis económica, con una inversión del saldo migratorio, no ha hecho sino acelerar un proceso que la clase política ha de combatir con todos los medios. No se trata de mejorar, sino de sobrevivir. POSTALES JOSÉ MARÍA CARRASCAL TERROR EN BOSTON El terrorismo, la matanza de inocentes, es mal químicamente puro D EBERÍAMOS estar acostumbrados al terrorismo, como al cáncer o a los huracanes. Pero no lo estamos porque el cáncer y los huracanes son trastornos de la naturaleza, mientras el terrorismo es un trastorno de la mente humana. Se trata del mal químicamente puro, que busca hacer el mayor daño posible, al mayor número de personas, sin relación con el terrorista. ¿Puede haber mayor aberración? Pues no estamos hablando de matar por lucro, pasión, venganza, ni siquiera de eliminar a una determinada personalidad, como los viejos anarquistas, no. Se trata de una carnicería de inocentes, cuidadosamente planeada y cobardemente ejecutada por algo tan frágil y barato como una idea, convertida en ideal por el terrorista. Por eso, lo primero que hace es deshumanizar a las víctimas, convirtiéndolas en comparsas de sus planes e incluso culpándolas de estar donde no debían. ¿No les suena? Estados Unidos, que ya sufrió el mayor ataque terrorista hasta la fecha, ha vuelto a sentir el zarpazo de la fiera. Ocurrió en Boston, el lunes, día festivo en Massachussets, con las escuelas cerradas y montones de gente en la calle, dispuestas a celebrar la maratón, con atletas de 92 países. Y fue justo en el punto clave de la carrera, la meta, donde se agolpaba más público, donde estallaron las bombas. Que fueran dos y estuvieran dispuestas en secuencia calculada para que la oleada de gente que huía despavorida de la primera explosión fuera a coincidir con el estallido de la segunda- -mucho más potente- -lo que lleva la firma de esos mensajeros de la muerte, que igual actúan en Belfast, en Bagdad o en Beirut. Han pasado veinticuatro horas y sólo sabemos que la magnitud de la tragedia ha aumentado, con ya 150 heridos, junto a los tres muertos iniciales. La entera Policía norteamericana, federal, regional y local, como la de aeropuertos y fronteras, se ha movilizado. El trabajo que tiene ante sí es ingente. Hay montones de testigos, cientos de cámaras, miles de fotografías y mensajes telefónicos del lugar y del hecho. El problema es que los ojos y los objetivos miraban a los corredores, no al público, donde se produjo el atentado. Se está analizando todo ese material, sin que sepamos haya conducido a algo concreto. Por no saber, ni siquiera sabemos si se trata de un acto individual o de equipo, doméstico o extranjero. El 15 de abril es el día límite para la declaración de la renta en Estados Unidos, que muchos norteamericanos consideran abusiva y llevó a uno de ellos a atentar contra la Delegación de Hacienda de Oklahoma City, causando 170 muertos. Es también el Día de los Patriotas en Massachussets, organización de armas tomar, literalmente hablando. O sea que hay más de un potencial sospechoso en el país. En el exterior, ¿qué voy a contarles? Mundo adelante hay montones de individuos cuyo sueño es matar norteamericanos y una maratón ofrece la ocasión ideal para hacerlo. También fuera hay, pues, montones de potenciales sospechosos. Concretos, de momento, ninguno. Pero se está en ello. Obama lo resumió en los responsables sentirán el pleno peso de la justicia En labios de quien encontró a Bin Laden en su madriguera, hay que tomarlo en serio. Sólo me queda añadir que si alguien se atreviera aquí a jalear o disculpar a esos terroristas sería considerado automáticamente uno de ellos. Es la diferencia entre una democracia sana y una enferma. CARTAS AL DIRECTOR Hay que leer más La señora Valenciano no aprueba que se ejerza violencia física ni acoso intelectual, pero considera mucho peor la actitud del PP, quejándose de los escraches que a ellos, y solo a ellos, miembros del PP, les montan los numeritos callejeros en las puertas de sus domicilios particulares, frente a sus hijos y familiares, incitando a la violencia y echando gasolina al fuego de la justa indignación de los desahuciados, que, claro, lo son solamente por culpa del Partido Popular. Llega incluso a aconsejar a la señora De Cospedal que pregunte a los judíos que sobrevivieron al holocausto nacional- socialista (sí, sí, socialista, ni conservador, ni liberal ni neocon: socialista) lo que fue el Nacionalsocialismo. Me permito sugerirle a la señora Valenciano, a la que, por cierto, no me extraña que le vayan recortando su aparición en los medios, que pregunte a estos mismos supervivientes cómo comenzó la cosa, cómo se señalaba y acosaba a familias judías, y cómo la actitud contradictoria y permisiva de qué partidos permitieron que esos barros terminaran en los lodos de Auschwitz. Para dar lecciones de historia y consejos de democracia hay que, primero, haber leído, y luego haber mamado de fuentes inequívocamente democráticas, no aquellas en las que lo hicieron Hitler y Musolini, por no citar a Stalin, Mao, Pol Pot, Castro, Kim Il sung, ejemplos de filántropos luchadores por la libertad y el respeto a los Derechos Humanos. ARTURO FERNÁNDEZ- MAQUIEIRA NÍJAR (ALMERÍA)