Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 DEPORTES SÁBADO, 30 DE MARZO DE 2013 abc. es deportes ABC La burbuja del fútbol televisado El caché de los partidos de la selección española llegó a alcanzar los cuatro millones, pero ahora las cadenas no pueden pagar ni la mitad N YOLANDA VEIGA o nos habíamos quedado sin ver un partido de la selección española de fútbol desde aquel contra Malta de 1983. No el del glorioso 12 a 1, sino otro que jugaron Santillana, Maceda, Poli Rincón y compañía unos meses antes, en mayo. Por problemas técnicos, TVE no lo pudo emitir en directo y lo dio en diferido cuatro horas después. Tuvo su público a pesar de todo, porque España había ganado 32 y lograba así el billete para la Eurocopa del año siguiente. El pasado 12 de octubre nos enteramos del 0 a 4 ante Bielorrusia por las crónicas que contaron los aficionados españoles que tiñeron de rojo el graderío del estadio de Minsk (38.000 personas) Mientras los de Vicente del Bos- que avanzaban en su periplo hacia el Mundial de 2014 de Brasil, los espectadores españoles seguían el partido por Twitter, porque ni las radios pudieron entrar al estadio: se negaron a pagar los 25.000 euros que les pedía la empresa dueña de los derechos, la productora alemana Sportfive, que se comió el partido porque no pudo venderlo a nadie. Empezó reclamando 3 millones de euros, y acabó casi regalándolo por 1,1 millones de euros. Pero ni por esas. Aviso a navegantes... y serio. ¿Podríamos quedarnos sin ver el fútbol en televisión? En aquel momento se le trasladó la pregunta a los expertos del sector y la respuesta fue rotunda: Los precios del deporte están absolutamente desorbitados, sobrevalorados. O bajan drásticamente o no se emitirá deporte en televisión coin- cidieron varios especialistas. Pero en meses la cosa ha cambiado. Mediaset ha comprado 16 partidos de la selección española (4 clasificatorios y 12 amistosos) por 17 millones, menos de la mitad de lo que había pagado TVE anteriormente por estos mismos partidos. Los precios estaban inflados y la burbuja tenía que reventar. Era de esperar advierte José María Gay de Liébana, profesor de Economía Financiera de la Universidad de Barcelona. Rentabilizar un partido Desde 2008 los partidos de la selección venían costando 3 millones de euros y algunos se han vendido por 3,8 millones asegura Romeo Cotorruelo Menta, vicepresidente Ejecutivo de Grupo Santa Mónica Sports, la empresa que tenía los derechos de la selección hasta que el pasado febrero rompió con la Federación Española de Fútbol, precisamente a raíz de la venta del paquete de 16 partidos a Mediaset. Al parecer, Santa Mónica no consultó el acuerdo con la Federación, lo que originó el desencuentro entre ambas. ¿Cómo se rentabiliza un partido que cuesta 3 millones? No hay un solo derecho deportivo rentable, pero te pro- porciona audiencia de muchos kilates 15,6 millones de espectadores vieron el triunfo de Sudáfrica Un Mundial, por ejemplo, genera imagen y fidelización de audiencia, pero no se puede amortizar. Cuando nosotros dábamos la Champions pagábamos dos millones por partido y perdíamos uno. Y eso que era una época buena, con publicidad más cara. No como ahora, que el precio de los anuncios ha caído a los niveles de 1997. Hemos pasado de ingresar 3.500 millones hace cinco años a los 1.800 de este último reconoce un alto responsable de una cadena privada española. Poniendo el asunto en números: Antes podías sacar millón y medio de euros en publicidad con un encuentro de la selección, pero ahora tienes que estar contento si ganas 500.000 Y eso que los spots del fútbol son los más caros y se han llegado a pagar en plena crisis hasta 100.000 euros por el primer anuncio del descanso. En España no se permite la interrupción de un partido de fútbol para meter publicidad, en otros países se introducen banners, subtítulos publicitarios y se mancha más la pantalla, como en la Fórmula 1, que pones publicidad