Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 CULTURA SÁBADO, 30 DE MARZO DE 2013 abc. es cultura ABC Arriba, Carmen espectacular lámpara con pendientes multicolores de gitana. Abajo y a la derecha, dos piezas realizadas para esta muestra: A todo vapor y War Games Tras el éxito de su exposición en Versalles, la artista portuguesa exhibe en el Palacio de Ajuda de Lisboa 38 obras que repasan toda su ca rrera Joana Vasconcelos El kitsch inunda los palacios BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL EN LISBOA D urante los algo más de tres meses en los que 15 obras de Joana Vasconcelos estuvieron expuestas en el Palacio de Versalles pasaron cerca de 1,7 millones de visitantes. De esta forma la muestra de la artista plástica portuguesa se convirtió en la más vista en Francia durante el último medio siglo, destronando una exposición de Tutankamon. El éxito fue tal que su país natal no se ha querido quedar atrás y ha ofrecido a la artista la oportunidad de exponer en uno de los más nobles palacios del país la que se ha convertido en su mayor exposición individual. Exponer en tu país es siempre diferente, es importante formar parte de la cultura de Portugal afirma la artista pocas horas antes de la inauguración oficial. Construido durante la primera mitad del siglo XIX, el Palacio Nacional de Ayuda fue residencia oficial de la monarquía desde el reinado de D. Luis (18611889) hasta 1910, año de la reinstauración de la República. Abierto como museo en 1968, conserva los aposentos fieles a la época después de trabajos de restauración y reconstituciones históricas. Esta exposición es resultado de 30 años de trabajos de restauración en el palacio explica su directora, Isabel Godinho. Las obras de la artista encajan a la perfección en un espacio clásico, como si todas ellas hubiesen sido concebidas para tal muestra. Esta exposición va a dar un impulso importante al palacio, muy poco conocido por los portugueses avanza la artista. Hay un doble objetivo: por un lado, que se conozca el palacio y, a la vez, descubrir mi obra en este entorno añade. dores de Lisboa) pero su dimensión iba a poner muchos límites para la muestra. El día 22 de octubre recibí la llamada del secretario de Estado de Cultura para saber si quería recibir las obras de Joana. Se pueden imaginar la respuesta explica una orgullosa directora, que, tras más de tres décadas al frente del proyecto, abandona el próximo mes la dirección del palacio. Joana lo visitó poco después: Lo conocía de haber estado de pequeña Pero lejos estaba de imaginar lo que allí iba a encontrar: Hubo un entendimiento total desde un primer momento, una complicidad La artista supo asimilar la historia de este palacio contada por quien mejor lo conoce, Isabel Godinho, y fue a buscar las obras que mejor encajaban allí e incluso ha realizado otras ex profeso para la exposición. De las 15 obras que se expusieron en los salones y jardines de Versalles se encuentran en Lisboa siete, pero la muestra incluye un total de 38. No falta su obra icónica La Novia una lámpara Complicidad con el espacio En un primer momento el Estado portugués pensó en realizar la exposición en el Palacio de Queluz (en los alrede- Obra icónica De las 15 obras que se expusieron en Versalles, siete están en Lisboa, entre ellas La Novia