Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 SOCIEDAD Procesiones de Viernes Santo SÁBADO, 30 DE MARZO DE 2013 abc. es sociedad ABC Traslado a la catedral La lluvia obligó a celebrar el Sermón en la Catedral de Valladolid en lugar de hacerlo en la Plaza Mayor, como de costumbre ABC El Sermón de las Siete Palabras de Valladolid apeló a la cultura de la misericordia como salida a la crisis ¡Por Cristo hay que mojarse! HENAR DÍAZ VALLADOLID l Sermón de las Siete Palabras pronunciado ayer en Valladolid apeló a la cultura de la misericordia entrañable como salida de toda crisis y nueva forma de afrontar los conflictos y reivindicó la importancia de la familia en estos momentos difíciles. La actual situación económica y sus consecuencias, el paro, la corrupción y la necesidad de perdonar fueron algunos de los temas a los que se refirió el pregonero de este año, José Heras Rodríguez, párroco de la iglesia de Santiago Apostol. Tampoco se olvidó del Papa Francisco en una alocución cercana, pegada a la realidad y llena de humanidad que comenzó sobre las 12.15 de la mañana y se prolongó durante una hora. A las 8.45 de la mañana, quince minutos después de lo previsto y bajo una ligera llovizna, nueve cofrades a caballo entraron en la calle vallisoletana de San Juan de Dios para dar lectura al pregón que llamó a los fieles a escuchar a mediodía el Sermón de las Siete Palabras. Allí, frente a las puertas E del arzobispado, donde esperaba el arzobispo Ricardo Blázquez y el autor del pregón de este año, el poeta y periodista Carlos Aganzo, un cofrade encapuchado anunció la celebración del Sermón, que debido a la lluvia se trasladó a la Catedral de Valladolid en lugar de realizarlo, como es costumbre, en la Plaza Mayor. Tres años de mal tiempo La adversa climatología empañó por tercer año consecutivo uno de los actos más atractivos de la Semana Santa de Valladolid, único en España. Desde 1943, cada Semana de Pasión la Plaza Mayor ha transformado sus soportales en naves catedralicias para albergar los siete pasos que componen la escena del Sermón, que más que obras de arte: tienen alma recordó ayer el sacerdote. Su recogimiento ayer en la Catedral no restó belleza al acto. Fueron muchos los vallisoletanos, cofrades y visitantes que se acercaron hasta la seo para escuchar la alocución, que este año contó con la presencia del hispanista Hugh Thomas, el embajador de Rusia en España, Yuri Korchaguin, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, y el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, entre otras autoridades. La lluvia también estuvo presente de manera simbólica en el discurso de José Heras antes de desgranar las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz junto al paso del Cristo de las Mercedes, la única talla presente al celebrarse en el interior de la seo. ¡Por Cristo hay que mojarse! señaló a los fieles presentes en la Catedral, a quien invitó a participar en la siembra de nuevos valores. Haciendo suyo uno de los mensajes de Teresa de Calcuta, en la Primera palabra, Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen el párroco de Santiago Apostol recordó que el mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad Asimismo, invitó a los presentes a apuntarse a la cultura de la misericordia entrañable como salida a toda crisis y una nueva forma de afrontar los conflictos porque nada pesa tanto como la incapacidad de perdonar Los problemas derivados de la actual situación económica estuvieron presentes durante todo el discurso: En este tiempo de crisis económica y de rescates, con grandes intereses, Cristo nos rescata sin pedir nada a cambio dijo. También recordó al Papa Francisco, cuyo nombre dijo nos está indicando el mayor compromiso de la Iglesia con los pobres algo que no debe ser optativo, sino troncal en la vida de un cristiano La importancia de la familia El pregonero aprovechó la tercera Palabra, Mujer ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu madre para subrayar el papel que juega la familia en estas situaciones difíciles, donde hijos en paro han tenido que volver al amparo de sus padres. El reencuentro familiar corrige el camino moral pues la sociedad se corrompe cuando se rompen los vínculos familiares apuntó. En este sentido, recordó las palabras del Papa emérito Benedicto XVI cuando en Milán invitó al hermanamiento de familias así como el mensaje traslado en anteriores ocasiones por el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, para quien hacer familia es troncal en nuestra fe El Espíritu de entrega de Jesús es el que está alentando a la sociedad a escuchar los gritos de desahucios y abrir las casas para todos añadió. En la siguiente Palabra, Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado? José Heras alertó de la pérdida de la fe y recordando las quejas lacerantes en las manifestaciones contra la corrupción y el paro clamó contra la pobreza infantil, el acoso escolar, el olvido a los enfermos y mayores, el peso de la violencia, la injusticia, el hambre, la corrupción, la emigración, el mal reparto de bienes, el desamor, el paro y los desastres naturales Tras finalizar el Sermón, el arzobispo agradeció la vibrante alocución del párroco José Heras por recordar a los fieles la necesidad de tener fe en el Señor y su apelación a la vida personal, familiar y social. El Papa, en el discurso El sacerdote de Santiago Apostol citó al Pontífice para referirse a los pobres como el mayor compromiso de la Iglesia