Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA SÁBADO, 30 DE MARZO DE 2013 abc. es españa ABC La juez sostiene que los ERE fueron un verdadero negocio para la Junta Las ganancias crecían de forma proporcional al número de ayudas concedidas Guerrero, Lanzas y sus esposas viajaron a China y Egipto con dinero público CRUZ MORCILLO MADRID E staríamos ante un sistema perfectamente establecido, en el que la concesión de ayudas se convierte en el verdadero negocio, premisa absolutamente contradictoria con el grandilocuente principio de la paz social Este argumento se repite con contundencia en los últimos autos de prisión dictados por la juez Mercedes Alaya, instructora de los ERE fraudulentos. La magistrada pone en solfa el papel de la Junta de Andalucía y su pretendido desconocimiento y deja entrever que no solo los conseguidores y algún alto cargo de Empleo (como el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero) obtuvieron réditos, sino también la propia administración. El negocio aumentaría proporcionalmente al número de ayudas concedidas sostiene Alaya de modo que presuntamente comienza a tener explicación el defase presupuestario, es decir, la concesión de ayudas por encima del límite legalmente establecido Pero, ¿por qué se produjo ese desfase durante más de una década? Según la juez porque había que repartir entre múltiples intervinientes en el proceso que detalla en uno de sus autos. Juan Lanzas, el conseguidor a la puerta de los Juzgados de Guardia el pasado 22 de marzo JUAN FLORES Entramado societario Ocultar su Distribuir entre identidad y cobrar cargos públicos Juan Lanzas creó un entramado para ocultar su identidad y cobrar su parte de las sobrecomisiones de Vitalia, así como las comisiones que le pagaban las beneficiarias por las que medió ante la Junta. Lanzas se quedaba la mayor parte de esos beneficios, pero en ocasiones distribuía parte de ese dinero entre otros intervinientes cargos públicos incluidos, según la juez Alaya. procedimiento legal de subvenciones Hasta ahora, el Ejecutivo Griñán no se ha dado por aludido. Ni por la contundencia de los investigadores de la UCO de la Guardia Civil, plasmada en las resoluciones judiciales, en cuanto al papel de la Consejería de Empleo y los distintos responsables que han pasado por ella en esta década, ni por el uso obsceno del dinero público. Premió la colaboración Ese uso se personalizó primero en la figura del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, que recibía dádivas y dinero en sobres a cambio de entregar la gestión de las pólizas a Uniter y Vitalia con comisiones de más del 15 por ciento, y después en la de Juan Lanzas. Lanzas, el conseguidor, el amigo de la Administración como lo denomina Alaya, ganó unos 13 millones con los ERE y amasó un patrimonio de 16 inmuebles, uno de ellos a nombre de sus padres en Torremolinos (Málaga) Constituyó un entramado societario para ocultar su identidad y cobrar su parte de las comisiones que le pagaban las empresas a las que él había conseguido financiación de la Junta de Andalucía. Su generosidad le llevó a premiar y compartir ocio con su amigo y alto cargo de la Junta, como detallan los autos. Premió la colaboración de Guerrero en esta trama organizada para apropiarse de dinero público con viajes y estancias en hoteles En agosto de 2006 se alojaron juntos en el Hotel Marina del Mar de Mojácar (Almería) Su amigo y su cuñado El objetivo era aflorar esas sobrecomisiones al circuito financiero. Tenía el control sobre sus sociedades al frente de las cuales colocó a su amigo Eduardo Leal y luego a su cuñado Ismael Sierra. Entramado Atrado Eduardo Leal, el amigo, controlaba por orden de Lanzas cuatro sociedades inicialmente. En una, la administradora era una limpiadora, hija de una antigua pareja de Leal. Una década de complicidad Por un lado, dice Alaya, estaría la Consejería de Empleo concediendo las subvenciones, y por otro, las consultoras, los intermediarios como podrían ser los sindicatos y los despachos de abogados. Este engranaje incluido al atribuir la juez un delito de organización criminal a la mayoría de nuevos imputados es el que ha manejado el sobrecoste de las pólizas de las ayudas sociolaborales que durante más de una década han estado soportando las arcas andaluzas Alaya vuelve una y otra vez al papel del Gobierno andaluz y reitera que ese sobrecoste ofrece un mayor sentido al presunto empecinamiento de la Junta de disponer de esos fondos públicos al margen de las garantías que ofrece el La misión: emitir facturas falsas Las sociedades emitían facturas falsas para simular una relación comercial que era inexistente entre el holding y las sociedades. El dinero acababa en Lanzas. Abrir cuentas con drogodependientes A partir de 2006, el núcleo duro de sus testaferros lo capitaneó su cuñado con otras empresas. Además utilizaba a personas con adicciones al alcohol o a la cocaína.