Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: SÁBADO, 30 DE MARZO DE 2013 abc. es opinion ABC LA TRAGEDIA POLÍTICA ITALIANA CATALINA LUCA DE TENA Director Bieito Rubido Ramonde Director adjunto Luis Ventoso Subdirectores José Ramón Alonso Manuel Erice Mayte Alcaraz Montserrat Lluis Adjuntos al Director Ramón Pérez- Maura Alfonso Armada Ana Isabel Sánchez ABC Cultural Fernando R. Lafuente Áreas Sergio Guijarro (Información) Jaime González (Opinión) Manuel Marín (España) Alberto Sotillo (Internacional) Yolanda Gómez (Economía) Adolfo Garrido (Madrid) Nuria Ramírez (Sociedad) Jesús G. Calero (Cultura y Espect. David Álvarez (Deportes) Sebastián Basco (Cierre) Jesús Aycart (Diseño e Infografía) Matías Nieto König (Fotografía) Alexis Rodríguez (Suplementos) Laura Revuelta (ABC Cultural) María Jesús Pérez (Empresa) Fernando Rojo (Fin de semana) Isabel Gutiérrez (Gentestilo) Julián de Velasco (Infografía) Archivo Federico Ayala Delegaciones Isaac Blasco (C. Valenciana) María Jesús Cañizares (Cataluña) Antonio González (C. -La Mancha) José Luis Martín (Castilla y León) Roberto Pérez (Aragón) Bernardo Sagastume (Canarias) Pablo Alcalá (Galicia) Italia necesita reformas, que solo puede llevar a cabo un Ejecutivo sólido. El drama es que ahora no pueden optar siquiera por un Gobierno de circunstancias N país con más de dos billones de deuda pública, al borde de una nueva devaluación del crédito por parte de las agencias de calificación, que lleva un año en recesión y con el desempleo creciendo a una velocidad extraordinaria no debería permitirse el lujo de hundirse en querellas políticas sin sentido. Si lo que sucede en Italia fuera un caso aislado y exótico, tal vez sería comprensible, pero ni dentro ni fuera del país hay nadie que ignore lo que está pasando en el resto de la Unión Europea y adonde conduce el camino que han emprendido los políticos italianos. Lamentablemente, el tamaño de Italia tampoco permite ignorar que lo que pudiera suceder en aquel país tendría consecuencias terribles para sus principales socios, entre los que se cuenta España. El dirigente del centro- izquierda Pier Luigi Bersani no ha sido capaz de formar una mayoría con el resultado de las últimas elecciones. La posibilidad de que el presidente de la República Giorgio Napolitano pudiera tener que optar por un nuevo experimento- -encargando otra vez el Gobierno a una personalidad por encima de los partidos- -se presenta como U la opción más rechazada por toda la clase política, que se decanta por unas nuevas elecciones en noviembre. De hecho, significaría que el país habría perdido un año entero, dejando crecer los problemas en lugar de intentar resolverlos. El gesto anómalo de la entrada en política del cómico Beppe Grillo ha sido seguramente la peor decisión política de los italianos- ¡y han tomado muchas malas! -en los últimos cincuenta años. Un partido que no es un partido y cuya única propuesta es la expresión del malestar general es, en términos políticos, una infección dañina que bloquea el funcionamiento de las instituciones. La segunda extravagancia es la contumacia de Silvio Berlusconi, que en más de dos décadas de vida política ha corroído los fundamentos morales de buena parte del sistema político y que ha de entender que su tiempo y el de sus recetas ha terminado. Su último servicio debería ser una retirada incondicional, pero las encuestas indican que en unas nuevas elecciones obtendría aún más apoyos y los de Grillo no descenderían dramáticamente. Durante décadas de bonanza, Italia ha estado coqueteando alegremente con las sucesivas crisis políticas, hasta llegar a la convicción de que el país funcionaba mejor sin Gobierno. Aquel espejismo se refleja ahora en la gigantesca deuda pública y en la maraña de rémoras particularistas que tienen atrapado su potencial productivo. Italia necesita reformas, que solo puede llevar a cabo un Ejecutivo sólido. El drama es que ahora no pueden optar siquiera por un Gobierno de circunstancias. CONTRA EL DELITO, EN DEFENSA DEL COMERCIO Directora General Ana Delgado Galán Gerente Javier Caballero Control de Gestión José Antonio Ansede Recursos Humanos Raquel Herrera Marketing José María de la Guía Comercial Juana Estévez Distribución Maite Corral ABC en Kioskoymás Pilar Sainz Negocio Abc. es Beatriz Lizarraga C Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena, 7 28027 Madrid. uando la Policía detiene a los integrantes de dos bandas de butroneros y aluniceros, el Fiscal pide para ellos prisión provisional y el juez de instrucción los deja en libertad- -como sucedió esta pasada semana en Madrid- alguno de los eslabones de esta cadena ha tenido que fallar para dar lugar a este desconcertante resultado. Tampoco se trataba de unos ladrones advenedizos. Contaban con antecedentes policiales por múltiples asaltos y los indicios iniciales, al menos para imponerles la prisión preventiva, parecían suficientes, tanto por los concretos delitos que hubieran podido cometer, como por constituir un grupo criminal. En este caso no puede decirse que las leyes sean defectuosas. Tanto el Código Penal como la Ley de Enjuiciamiento Criminal ofrecen medidas suficientes para frenar en seco las andanzas delictivas de estos grupos de delincuentes. Lo cierto es que un banda de presuntos asaltantes está en la calle, con el consiguiente riesgo de reiteración delictiva. Es comprensible la indignación que este tipo de decisiones provoca en los sectores comerciales, que confían en que la reforma del Código Penal, pendiente de ser aprobada por el Gobierno, modifique los delitos de hurto y robo para proteger debidamente el comercio. Los delitos contra este sector causan anualmente cientos de millones de euros en pérdidas, obligan a imponer costosas medidas de seguridad- -no bien cubiertas por la ley, como sucede con las cámaras de videovigilancia- -y se alimentan de la falta de respuesta penal, lo que, a su vez, produce un efecto llamado a nuevos grupos criminales. Las empresas sólo denuncian una pequeña parte de los delitos que sufren ante la nimiedad de las sanciones, muchas veces por que los hechos se califican como faltas. Hay que tomarse muy en serio la defensa del comercio frente al robo y el hurto porque representa un problema que trasciende de las empresas afectadas. Publicidad 902 334 556 Suscripciones 901 334 554 Att. al cliente 902 334 555 Protagonistas Mercedes Alaya Juez del caso de los ERE Íñigo Urkullu Lendakari del Gobierno vasco Pedro Morenés Ministro de Defensa La frase del día Nikos Anastasiadis Presidente de Chipre Precio ABC 1,30 euros Con Mujer hoy 1,80 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.522 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid No tenemos ninguna intención de salirnos del euro Más que indignarse por las insinuaciones de que su país podría saltar del euro, lo que las autoridades chipriotas y con ellas todo el país deberían hacer es aplicarse en el cumplimiento ordenado de las medidas que les ha impuesto la troika. Lo malo de un rescate es que se produce cuando el accidentado no tiene posibilidad alguna para escapar de la trampa por sus propios medios. Y en ese escenario, hay poco que exigir. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 14 Cartas 16 España 18 Internacional 30 Economía 36 Sociedad 40 Cultura 44 Toros 47 Agenda 48 Esquelas 49 Cartelera 51 Deportes 52 El Tiempo 65 Gente 66 TV 67 La solidez de la instrucción que está realizando la magistrada está permitiendo conocer todos los ángulos oscuros y delincuenciales que rodean al caso de los ERA fraudulentos gestionados por la Junta andaluza Sin apoyos suficientes para sacar adelante los presupuestos, el ejecutivo que preside el PNV ya sabe que no puede echarse en manos de Bildu pues está en las antípodas de su modelo socioeconómico El Gobierno ya tiene dispuesto el despliegue para la operación en Malí. Ha decidido doblar su contribución a la misión militar de la UE en ese país, que persigue formar a tropas locales para frenar a los elementos Al Qaida